Investigadores españoles logran que mujeres con menopausia precoz puedan quedarse embarazadas

October 29, 2018 - por

Investigadores españoles logran que mujeres con menopausia precoz puedan quedarse embarazadas

Un equipo del Hospital Clínic de Barcelona, liderado por Francesc Fàbregues y Francisco Carmona, ha logrado que una mujer con síntomas de menopausia avanzada se quede embarazada y dé a luz a un bebé sano.

Los especialistas emplearon una técnica pionera que consiste en realizar una laparoscopia para después extirpar una parte del córtex ovárico de la paciente. Posteriormente, ese tejido es fragmentado y reinsertado al ovario contralateral (del lado opuesto) de la paciente.

Después de la intervención, se estimula hormonalmente a la mujer durante unas semanas para generar ovocitos y posteriormente fecundarlos in vitro.

En el estudio participaron doce mujeres con síntomas de menopausia avanzada. De ellas, seis han conseguido a tener actividad ovárica después de la intervención.

Hay que tener en cuenta que una mujer sufre menopausia precoz cuando nace con una reserva menor de folículos ováricos o cuando, por diversas razones, los folículos se consumen más rápido que de costumbre. Se considera que una mujer sufre menopausia avanzada cuando tiene síntomas antes de los 40 años.

A lo largo de los 30 o 40 años de su vida fértil, se agotan todos sus folículos y la mujer entra a la menopausia sin reservas. Por ello, cuando los ovarios dejan de funcionar, ya no produce hormonas sexuales, como estrógeno y progesterona, y deja de ovular.

Además de sufrir los síntomas típicos de la menopausia, como sofocos, secuencias vaginales y cambios de humor, muchas mujeres que experimentan la menopausia precoz tienen pueden sufrir problemas emocionales importantes.

Una técnica mejorada

Ya en 2013, expertos japoneses aplicaron la activación del tejido ovárico en pacientes con fallo ovárico prematuro y, hasta el momento, ya se han registrado tres embarazos con su técnica. La diferencia con el método del Hospital Clínic está en la necesidad de realizar dos laparoscopias, mientras que en el caso barcelonés se emplea una.

Además, en este último éxito, el tratamiento del tejido ovárico no necesita un proceso farmacológico por lo que la nueva tecnología es mucho más barata y más ágil que su predecesora.

La laparoscopia es una técnica que permite ver dentro de la cavidad pelviabdominal gracias a unos dispositivos ópticos, que se introducen en la paciente mediante pequeñas incisiones en la pared abdominal.

A través de una de estos cortes, la fibra óptica se transmite a la luz que ilumina la cavidad y mediante la cámara conectada a la lente, es posible observar el interior.

Fuente: SINC