Juez retira orden de arresto contra Puigdemont y líderes catalanes

July 19, 2018 - por

Juez retira orden de arresto contra Puigdemont y líderes catalanes

El juez del Tribunal Supremo español, Pablo Llarena, retiró las euroordenes de detención contra el ex presidente catalán, Carles Puigdemont, y otros cinco líderes independentistas que huyeron a Bélgica, Reino Unido y Suiza. La decisión es debido a la sentencia de un tribunal alemán que rechazó extraditar a Puigdemont por los delitos de rebelión y desobediencia, y sólo aceptó el de malversación. Con esta medida, en la que acusó a los jueces alemanes de extralimitarse en sus funciones, Llarena sólo podrá detener a los dirigentes separatistas cuando pisen suelo español.

Tras la negativa del Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein a extraditar a Puigdemont, tribunales belgas, británicos y suizos adoptaron medidas similares.

Llarena instruye la causa general contra los 23 líderes independentistas que impulsaron y diseñaron la declaración unilateral fallida de secesión de Cataluña del pasado 27 de octubre, que culminó con la intervención de las instituciones catalanes por el gobierno español, entonces presidido por el derechista Mariano Rajoy.

Para evitar que unos líderes sean procesados por unos delitos y el resto por otros, a pesar de haber participado en los mismo hechos, Llarena retiró la orden de extradición en un auto en que además arremetió contra los jueces alemanes por su decisión y los acusó de “falta de compromiso” con la justicia europea y con unos hechos “que podrían haber quebrantado el orden constitucional español”.

La Fiscalía del Tribunal Supremo también considera que el tribunal alemán “incumplió el marco jurídico europeo que regula la orden europea de detención y entrega”.

En un escrito dirigido a Llarena, los fiscales del caso consideran que en tribunal alemán ha asumido “funciones de enjuiciamiento legalmente atribuidas a Ia Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, produciéndose una indebida intromisión en la jurisdicción de los tribunales españoles, lo que dificulta notablemente Ia posibilidad de reconocer efectos jurídicos a semejante decisión”.

La Fiscalía añade que la decisión del tribunal alemán “no puede condicionar la mayor o menor relevancia penal de los hechos ni la concreta calificación jurídica de los mismos, cuestiones estas que son competencia exclusiva y excluyente de los tribunales españoles”.