La campaña “Yo quiero mi green card” culmina en Los Angeles con un llamado a no votar por Trump ni los republicanos

October 12, 2020 - por

La campaña “Yo quiero mi green card” culmina en Los Angeles con un llamado a no votar por Trump ni los republicanos

Marcha de migrantes en el centro de Los Angeles. Enm la parte trasera, 131 vehículos transportando a migrantes. Fotos: Mario Villa.

Los Ángeles

La prensa de idioma español pregunta: ¿ dónde está la reforma migratoria en la agenda política del ex-vice-presidente Joe Biden?

En medio de la pandemia por el Coronavirus, redadas masivas del Departamento de Inmigración (ICE), esterilizaciones forzadas de mujeres en centros de detención, reducción de derechos de los soñadores, separación forzada de sus madres de niños inmigrantes indocumentados y tantas otras adversidades. Ante ello, el pueblo trabajador inmigrante convocó a la movilización y a la organización.

Y lanzó la campaña “Yo Quiero Mi Green Card (tarjeta verde)”. La consigna fue idea de la lideresa Gloria Saucedo, directora ejecutiva, de la organización comunitaria Grupo México. La primera fase de la campaña dio inició con una conferencia de prensa frente a la Iglesia Católica Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, el día 4 de Julio—aniversario de la proclamación de la independencia de los EU—y concluyó este 12 de octubre con una acción pública en Chicago. Dicha actividad la encabezan la Pastora Unitaria Emma Lozano y Elvira Arellano.

El día nueve del presente se celebró otra marcha en Tucson, Arizona, que contó con la participación de varios cientos de personas de esa región.

Desde el arranque de la campaña, los medios en español se hicieron presentes: Telemundo, Univisión, La Opinión, Estrella TV, Lo Nuestro y La Educación.us

El 11 del presente se realizó una marcha/caravana de automóviles en las esquinas de las calles Olympic y Broadway.

Sin embargo, aparte de las redes sociales sólo tres medios en español se hicieron presente: Estrella TV, Lo Nuestro y la Agencia de Noticias EFE (España). Quizás ahí se encuentra, una parte importante de la razón por la que todavía no estamos en la agenda política del ex-vice presidente Joseph Biden. Deberíamos de estarlo, más para lograrlo todos los sectores de nuestro pueblo debemos de estar unidos. La unidad será siempre la garantía de éxito en cualquier renglón de la vida pública de los EU donde batallamos en un sinnúmero de frentes incluyendo el de lograr la reforma migratoria con un camino a la ciudadanía.

Pero, independientemente de la ausencia de la mayoría de los medios en español,  ¿qué paso el día de ayer en Los Ángeles?

Diferentes ciudadanos afiliados y no afiliados a organizaciones comunitarias se hicieron presentes portando en todo momento camisetas o cachuchas con el color o el logo de su organización.

INICIA LA MARCHA

En punto de las 11:40 a., Aniceto “Cheto” Polanco encendió los motores y puso a andar el vehículo que remolcó la traila donde se colocaron el generador, las bocinas y los micrófonos para el evento.

En seguida, se colocó una gran manta con la consigna: “Derechos Plenos Para Los Inmigrantes”, esta fue portada por una cantidad de líderes y dirigentes de los trabajadores inmigrantes. En el costado izquierdo la manta la sostenía de forma firme Carlos Lazaritt, líder del Comité José Clemente Orozco, del Partido Morena en el Valle de San Fernando. En el otro extremo, como un poste, Raúl Murillo, presidente de La Hermanad – Centro Comunitario aseguraba que la manta se mantuviera estirada para que todos los transeúntes se pudieran enterar del propósito político de esta acción publica. Al centro se podía distinguir a las lideresas Gloria Saucedo y  Alicia Flores, directora del Centro Comunitario y para los Jóvenes Hank Lacayo,  al doctor John Fernández, activista veterano con una trayectoria en el Movimiento Chicano de más de cincuenta años y uno de los principales organizadores de la marcha/caravana. El resto de quienes avanzaron con la manta principal de la Marcha/Caravana eran trabajadores inmigrantes indocumentados que llegaron desde diferentes puntos de la región.

Detrás de la manta hubo grupos con pancartas de sus respectivas organizaciones. Se hicieron presentes la organización Hondureños Unidos de Los Ángeles. También, las organizaciones comunitarias Pueblo Y Salud, Consejo de Federaciones de México, Fraternidad Sinaloense de California y la Federación de Clubes y Organizaciones de Puebla. Aparte de las respectivas mantas en varias de estas se hizo notar la consigna “Quiero Mi Green Card”.

Juan José Gutiérrez.

Detrás de estos contingentes, la banda de guerra México, cuyos miembros viajaron desde el Condado de Orange para deleitar al público con sus tambores y trompetas, que le imprimieron una aura de seriedad y de compromiso a la lucha por hacer realidad la obtención de “Tarjetas Verdes” para los trabajadores indocumentados.

Formados tras la banda de guerra México y en todo momento guardando la sana distancia, se colocó un contingente de niñas y niños cuyos padres siguen sin poder obtener las tarjetas verdes a pesar de que sus hijas e hijos son ciudadanos de los Estados Unidos.

Después venía el público en general e inmediatamente detrás 131 automóviles que se hicieron presentes transportando familias enteras y formando una caravana que sirvió de retaguardia y de protección a la marcha.

A lo largo del trayecto que fue desde las históricas calles Broadway y Olympic hasta el sitio en que se celebró el mitin, Palacio de Gobierno de Los Ángeles (City Hall), el publico aplaudió y mostró su apoyo al esfuerzo de quienes marchaban o formaron parte de la caravana de automóviles. Motivando a los manifestantes y al público en general, se hicieron notar Francisco “Paco” Moreno, director ejecutivo de COFEM, y Juan Venancio, presidente de la Federación de Clubes y Organizaciones de Puebla, quienes no pararon en ningún momento de corear consignas y de arengar a todo aquel que los podía escuchar.

A la altura de la calle Tercera y Broadway, frente al emblemático Teatro Million Dollar, me correspondió explicar los motivos de la marcha/caravana y lo sinteticé así: “Enviamos un mensaje a quien sea que ocupe la Casa Blanca a partir del próximo día 20 de enero. No vamos a dejar de manifestarnos hasta que se legisle y se convierta en ley la reforma migratoria con un camino a la ciudadanía. Que se le entreguen las tarjetas verdes al pueblo trabajador indocumentados porque lo merecen como seres humanos y como contribuyentes que por meses se han estados jugando la vida para mantener al país a flote. No más farsas,-que nos entreguen las micas ya”.

Otros oradores declamaron poemas, casi todos urgieron a los presentes a votar desde ahora y hasta el próximo día 3 de noviembre. Todos pidieron hasta el cansancio no emitir votos a favor de los enemigos del pueblo. Ni un voto para el presidente Donald Trump ni para ningún candidato republicano.

La marcha concluyó sin ninguna novedad que reportar. No hubo incidentes de violencia de ningún tipo, ni vandalismo, ni actos de los que nadie se tenga porque avergonzar. Todo fue paz, y otra lección de participación cívica. La democracia en la práctica.

*Juan José Gutiérrez es el director ejecutivo de la Coalición Derechos Plenos para los Inmigrantes.