La Cofece investiga al futbol mexicano por prácticas monopólicas

November 8, 2018 - por

La Cofece investiga al futbol mexicano por prácticas monopólicas

Directivos del futbol mexicano investigados desde julio pasado. Foto Jam Media

Ciudad de México.

Todos los participantes del “mercado de fútbol” en México, conformado por la Federación Mexicana de Fútbol y los más de 300 clubes o equipos profesionales que agrupa, así como sus dueños, directivos, cuerpos técnicos y futbolistas con sus representantes son objeto de la investigación que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) inició de oficio por la posible comisión de “prácticas monopólicas absolutas” en el fichaje de jugadores en el territorio nacional.

“Nosotros vamos a ver a todos estos participantes del mercado y, en su caso, requerirles información. Podemos hacerles visitas domiciliarias y citarlos a comparecer para determinar si en están incurriendo en prácticas que atenten contra la competencia. Lo que buscamos es determinar si en este mercado, que tiene que ver con el reclutamiento y contratación de jugadores profesionales, los empleadores están incurriendo en conductas anticompetitivas”, dijo Sergio López Rodríguez, titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece, en entrevista con La Jornada.

Las prácticas monopólicas absolutas representan un delito que amerita multas de hasta 10 por ciento de los ingresos de una empresa y de 5 a 10 años de prisión para quienes resulten responsables. La Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) define dichas prácticas como contratos, convenios, arreglos o combinaciones entre agentes económicos competidores (empresas o personas) para manipular precios, restringir la oferta o la demanda o bien dividirse mercados.

Investigación de contrataciones

La investigación es inédita en la historia de la Cofece porque, en contraste a las que ha realizado sobre productos y servicios, se refiere a la contratación de personal o “recursos humanos” y su incidencia en los procesos de competencia.

“Estamos entrando al mercado laboral para ver si los procesos reclutamiento y contratación pueden afectar las condiciones de competencia respecto a la movilidad de los empleados”, puntualizó el funcionario.

Advirtió, además, que con el caso sienta un precedente para que la Cofece replique indagatorias similares en otras industrias o mercados dado que “los recursos humanos son clave para la actividad productiva del país” y es común que se den contrataciones que no necesariamente son competitivas.

Sergio López rechazó que el tema sea más atribución de las autoridades laborales que de la Cofece. “Nosotros lo que vamos a analizar es el fichaje de jugadores, entendido como procesos de reclutamiento y contratación, de las políticas que toman los empleadores para hacerse de los servicios profesionales.

“No vamos a analizar temas que sean materia de una autoridad laboral, lo que vamos a hacer es ver si en este mercado están prevaleciendo condiciones de competencia o no. Puede ser que competidores en este mercado se puedan estar poniendo de acuerdo para fijar un precio o restringir el abasto, evidentemente relacionado con los jugadores profesionales de fútbol”, comentó.

Reducción de Sanciones

La investigación comenzó desde el 29 de de junio de este año pero la comisión la dio a conocer apenas este miércoles 7 de noviembre, sin revelar detalles o nombres de las empresas o personas investigadas porque la ley se lo prohíbe.

Las investigaciones de la comisión, enfatizó López, “no van en contra de nadie, es para allegarnos información cuando tenemos una causa objetiva, algo que nos hace suponer que se está violando la ley, pero hay casos que se han cerrado porque los indicios que teníamos no eran suficientes”.

Recordó que cualquier persona que cuente con información relevante para coadyuvar a la investigación puede acudir a la Cofece. El organismo, además, cuenta con un programa de inmunidad para quienes hayan participado en prácticas anticompetitivas, las denuncien y colaboren en la indagatoria a cambio de evitar ser encarcelados y de que se les reduzcan las multas.

La indagatoria puede durar como mínimo 30 días hábiles y máximo 120 días, pero la ley permite a la Cofece ampliarla hasta por cuatro ocasiones. Sólo hasta que concluya, se determinará si existen elementos o no para que la Cofece inicie un procedimiento administrativo en forma de juicio, donde los presuntos implicados podrán defenderse.