La limpia de funcionarios corruptos, neoliberales, panista en CONAGUA

September 29, 2020 - por

La limpia de funcionarios corruptos, neoliberales, panista en CONAGUA

MONTERREY, NL

La limpia de funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) ejercida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, no sólo implica liquidar el “secuestro” que se tenía de tal dependencia federal por el PAN; sino también, empezar la liquidación del saqueo del vital líquido que por 36 años de políticas neoliberales, se venían ejerciendo con la mira de privatizar el agua y usufructuarla para el beneficio de unas cuantas “ratas del agua” y sus conexiones extranjeras con trasnacionales dueñas del agua del mundo.

Para el Foro Económico Mundial (en video que gira por las Benditas Redes Sociales) se estima que el robo del agua, a nivel planetario, es del orden de un 30 % a un 50 %, una realidad gravísima que sólo trajo a evidenciar el feroz neoliberalismo y ello, obligó a que la ONU en 2010, estableciera el Derecho al Agua como un Derecho Universal.

Estos son los nuevos caminos de la vida contra un capitalismo salvaje y donde las acciones de la 4T irán barriendo de sinvergüenzas que hacían de las suyas en organismos como la CONAGUA y de ahí, desde la cúspide del gobierno federal, bajará a los estados y municipios para liquidar a tanta “rata del agua” que se protegían y avivan en esos proyectos de saqueó de un bien público como el agua, por las políticas que se implementarían desde el gobierno de Miguel de la Madrid y como secretario de la Secretaría de Pprogramación y Presupuesto (SPP), Carlos Salinas de Gortari.

Cada bloque histórico, cada transformación que ha atravesado el país, ha tenido una manera muy particular de manejar al vital líquido. Hoy, la 4 T establece con los nombramientos de: Aarón Mastache, Germán Martínez, Jacinta Palerm, Elena Burns, José Antonio Zamora y José Mario Esparza, un “pull” toral para empezar la ardua tarea de aplicar los principios de la 4 T (no robar, no mentir, no traicionar) en los cuidados y manejos del agua. Gente muy importante que puso el Presidente para todo ello. Hablo -por falta de espacio- de dos: Elena Burns, coordinadora de planeación del Centro de Desarrollo Sustentable de la UAM y por años, gente clave en la organización Agua para Todos, Agua para la Vida, que le ha permitido el desarrollo de una sabiduría muy especial en diferentes frentes de batalla para la defensa del agua, la señora “sabe de aguacates” y más si se rodea de expertos en el tema que fueron marginados por el rapaz neoliberalismo, ante la defensa del agua.

Burns ocupa ya el puesto de Subdirectora de Administración del Agua de CONAGUA. Otra caso vital es el de José Mario Esparza, un joven funcionario que hasta la semana pasada, fungía como gerente operativo del Consejo de Cuenca del Río Bravo; hoy, va como Subdirector de Agua Potable y Saneamiento de todo el país. Es importante señalar que bajo los cuidados y relaciones de Esparza, se realizó una integración de los diferentes representantes por estado de la Cuenca del Bravo, fueron años de relaciones públicas, integración de profesionistas, seminarios y Congresos, que hermanaron la planeación y acciones para la defensa del agua del Bravo; nadie como José Mario, para darle un nuevo giro a esa Cuenca ante las atrocidades de las políticas Neoliberales. Hoy, las buenas intenciones de Esparza podrán ser realidad y si acaso “los dueños del agua” en esta cuenca como el caso Monterrey, piensan que podrán controlar al muchacho, resulta que éste ya no está en el mismo contexto político en que se le tenía y que le impedía hacer las cosas correctamente; hoy, las “ratas del agua” en Nuevo León no se toparán con José Mario, se toparán con la 4 T, con un gobierno del Pueblo, con el Pueblo y para el Pueblo.

La nueva transformación al interior de la CONAGUA, es la puntilla que se necesitaba para liquidar el saqueo acuífero del agua que nos llega desde la “Gran Fábrica del Agua” para el área metropolitana de Monterrey: El Parque Nacional Cumbres de Monterrey (70% del abasto). Es la puntilla para evitar una catástrofe del agua que nos llega de Mina (30% del abasto), ante el tiradero tóxico de RIMSA; es liquidar los sueños de los Zares inmobiliarios para destruir la vocación del Río Santa Catarina por sus servicios ambientales de mil 300 millones de dólares al año; es parar la destrucción del agua de la Sierra de Picachos por la pedrera Matrimar; es salvaguardar el buen uso y cuidados del agua subterránea en Monterrey (el equivalente a 7 presas de El Cuchillo, según la misma CONAGUA); es liquidar la pérdida del 30 % del agua que llega a Monterrey (una presa de El Cuchillo al año) y, misteriosamente se extravía, generando un desfalco económico de más mil millones de pesos anuales al Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD); es abrir una nueva cultura del agua, para reponer la que se le extrae a la Madrea Naturaleza y, desarrollar la Cosecha del Agua; es poder regresar su naturaleza de empresa paraestatal a A y D, dejarla de ser la “gallina de los huevos de oro de los gobernadores en turno”, liquidar el adefesio del Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey del Consejo Nuevo León y sus atrocidades y rapiñas del Plan Hídrico 2030, como la Presa Libertad: en fin, con la 4 T en CONAGUA: Otro mundo para el vital líquido, sí es posible en México y, obviamente, para Nuevo León y demás estados de la Cuenca del Río Bravo ¡Fuera ratas del agua! ¡Órale! raurubio@gmail.com

*Raúl A. Rubio Cano (Monterrey, Nuevo León, México, 1950…). Sociólogo por la Universidad de Monterrey (UDEM, 1974). Premio Nacional de Periodismo 2002 por la Federación de Asociaciones de Periodistas de la República Mexicana (FAPERMEX). Premio Estatal de periodismo en Nuevo León, en dos ocasiones; Consejero de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) en  defensa de los niños para el no consumo de drogas psiquiátricas (Los Angeles California, USA); maestro jubilado de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).y editorialista del periódico en línea Monitor Político (monitorpolitico.com)