La Unión Europea tomará represalias en caso de que EE.UU. imponga aranceles a vehículos

June 22, 2018 - por

La Unión Europea tomará represalias en caso de que EE.UU. imponga aranceles a vehículos

Banderas de la UE. Foto: Yves Herman / Reuters.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con promulgar impuestos aduanales del 20 % a los automóviles importados de la Unión Europea si ese bloque no elimina “los aranceles y las barreras al comercio” que ha impuesto a compañías y trabajadores estadounidenses. Con esta medida, puede poner en peligro 300.000 millones de dólares en comercio.

Si la UE “no desmonta y elimina pronto” esas iniciativas, “impondremos una tasa del 20 % sobre todos sus autos que lleguen a EE.UU. ¡Constrúyanlos aquí!”,  publicó el mandatario norteamericano en su Twitter.

Según un memorando de la Comisión Europea, obtenido por Bloomberg, la UE planea tomar represalias en caso de que se implemente esa medida. “La introducción de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos se enfrentaría con sanciones equivalentes impuestas por los socios comerciales afectados”, dijo.

El tuit de Trump fue publicado horas después de que la UE impusiera aranceles sobre unos 3.300 millones de dólares en productos estadounidenses, como respuesta a sus barreras a las importaciones de aluminio y el acero. Washington puede justificar las tarifas aduanales contra el sector automotriz por motivos de defensa nacional, tal y como lo hizo en marzo al imponer aranceles a los mencionados metales.

“Una receta para el desastre”

La asociación comercial que congrega en EE.UU. las operaciones de BMW, Daimler y Volkswagen advirtió que los consumidores se verán perjudicados por tarifas más altas.

La retórica arancelaria de Trump socava aún más el mercado automotriz de Estados Unidos, que ya se encuentra en su segundo año de declive luego de las ventas récord de 2016, según Cody Lusk, presidente de la Asociación Americana de Distribuidores Automotrices Internacionales.

“Ya verán que los precios suben de manera gradual como resultado de las tarifas del acero y aluminio en el sector automotriz. Todo eso, combinado con tasas de interés crecientes, es una receta para el desastre”, dijo Lusk, cuyo grupo representa a concesionarios de automóviles de marca extranjera en EE.UU.