La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

La universidad Cal State LA, habilitada como centro de vacunación. Puede aplicar hasta 6 mil dosis al día

February 16, 2021 - por

La universidad Cal State LA, habilitada como centro de vacunación. Puede aplicar hasta 6 mil dosis al día

En el corazón del Este de LA.

El nuevo supercentro de vacunación tienen capacidad para suministrar hasta 6,000 dosis diarias y está localizado en el este de Los Ángeles , una de las zonas más afectadas por el coronavirus y de comunidades latinas.

La Universidad Estatal de California en Los Ángeles será la sede del centro de vacunación administrado conjuntamente por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador (Cal OES).

“ El suministro de este centro no afectará el inventario del estado”, dijo el gobernador Gavin Newsom durante la conferencia de presa, asegurando que las dosis del supercentro en CalStateLA provienen directamente del gobierno federal y no afectarán las dosis entregadas para clínicas comunitarias, ni farmacias en el estado.

Newsom reforzó que la reapertura del centro de vacunación tiene como objetivo impulsar un plan aún más agresivo para llevar las vacunas a los grupos más vulnerables, superando limitaciones de lenguaje y recursos económicos.

“ No están solos y aquí estamos aquí para poder ayudar”, dijo Wendy Carrillo asambleísta del Distrito 51 en Este de Los Ángeles en perfecto español durante su mensaje en agradecimiento a las autoridades locales y federales, así como a las organizaciones comunitarias y las iglesias locales que trabajan día al día para informar y educar a la comunidad con menos información sobre las vacunas, su efectividad y posibles reacciones.

Si bien el nuevo centro tendrá capacidad para aplicar 6,000 dosis diarias para este marte cuenta solo con 3,000 y se espera que llegue al máximo de capacidad operativa en las próximas semanas.

“La palabra del día es equidad”, dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti inaugurando junto al gobernador de California, la supervisora Hilda Solis, representantes de FEMA y la guardia Nacional el centro de vacunación que o perará los siete días de la semana desde la 9 a.m. y hasta 7 p.m.

Si bien las personas debe registrarse su cita para recibir la inyección en el por tal MyTurn o llamando al número 833-422-4255, las autoridades anunciaron que el objetivo es ayudar a aquellas personas que por limitaciones de lenguaje y de recursos no pueden aplicar por internet.

El plan de vacunación se mantiene conforme a la estrategia estatal, dando prioridad a trabajadores de salud, residentes de viviendas asistidas, ancianatos y personas de 65 años o mayores.

Los más afectados por el coronavirus

En el sur de California, Los Ángeles, San Bernardino y Riverside son los tres condados con la mayoría de infecciones, nuevos casos, muertes acumuladas, así como nuevos fallecidos. Estas jurisdicciones se han mantenido en el liderato de la tabla negativa desde el inicio de la pandemia y es en ellos donde los inmigrantes latinos representan la mayoría de la población.

De acuerdo con los datos estadísticos del gobierno de California al 15 de febrero de 2021, los latinos representan el 55% de los casos positivos en todo el estado, seguidos por los blancos con un 20%, una diferencia porcentual de 35 puntos, una brecha dramática que no mejora cuando se revisan los datos de fallecidos por el virus en donde las personas de origen latino representan el 48%, seguidos por los blancos con el 30.7%. Sin embargo, en la tabla de distribución de vacunas, los hispanos representan el 16% de los inoculados, mientras que los blancos representan el 32% del total de la población vacunada en el estado.

Estudios de universidades en el sur de California como UCLA y USC han documentado desde inicio de la pandemia cómo el virus afecta principalmente a comunidades latinas, por múltiples razones que incluyen pobreza, estilo de vida, trabajos esenciales y estatus migratorio.

Para muchas comunidades latinas, la opción de trabajar desde casa es imposible, así como el no usar transporte público para sus viajes diarios. Otro posible escenario no solo se da en vecindarios sobre poblados, sino en viviendas compartidas por más de un grupo familiar, e incluso habitaciones rentadas por varias personas que no pertenecen al mismo grupo familiar.

Hasta el momento, campañas informativas y más centros de pruebas se han establecido en las llamadas “zonas rojas” de los distritos y ciudades más afectados de la región. Sin embargo, las condiciones de vida de muchas personas no ha cambiado. En el caso de los inmigrantes indocumentados que no reciben ayuda federal y tampoco beneficios de desempleo, el no salir a las calles a trabajar es un lujo que no pueden darse.

Otros, temen ir al médico porque no tienen recursos para pagar los gastos que implique una hospitalización y en el peor de los casos, hay quienes no van a los centros de asistencia por no tener con quien dejar a sus hijos.