Las escuelas podrán reabrir sólo si el gobierno les destina fondos de emergencia, asegura el Superintendente Beutner a Trump

October 8, 2020 - por

Las escuelas podrán reabrir sólo si el gobierno les destina fondos de emergencia, asegura el Superintendente Beutner a Trump

Superintendente Austin Beutner envió una carta abierta a Trump.

Las escuelas necesitan fondos de emergencia como un primer paso para reabrir y poner en marcha la economía, demandó el Superintendente Austin Beutner al presidente Trump.

En una carta abierta, también le hizo saber que el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD, siglas en inglés) no incluirá una carta del mandatario dentro de paquetes de comida que se distribuyen masivamente.  Otras dependencias han tomado la misma decisión bajo el argumento de que la misiva alude al coronavirus pero sin ningún rigor científico, violando elementales normas sanitarias.

Además, señaló que esto ocurre cuando la administración federal no contempla participar en conversaciones sobre la ayuda federal.

Sólo con fondos de emergencia las escuelas pueden reabrir, asegura el Superintendente Beutner a Trump

En carta abierta, demanda Beutner la aprobación inmediata de un proyecto de ley bipartidista que proporciona alivio para los planteles.

Indicó que LAUSD gastará más de 350 millones de dólares en alimentos para los necesitados, computadoras para estudiantes y pruebas COVID-19, pero hasta el momento no recibe nada de los gobiernos local, estatal o federal. En la pandemia, las escuelas están en primera línea en cuestiones sociales, destacó.

Escribió:

“Conseguir fondos de emergencia para las escuelas ahora es un paso necesario para reabrir las escuelas y volver a poner la economía en marcha. Cada día lejos del salón de clases puede debilitar los cimientos en alfabetización, matemáticas y habilidades de pensamiento crítico que los niños necesitan para alcanzar su máximo  potencial. Y las familias que luchan por salir bien no pueden volver al trabajo hasta que sus hijos vuelvan a la escuela de forma segura”.

Beutner señala que los distritos escolares de costa a costa han intervenido para llenar el vacío de servicios sociales esenciales.

“Al igual que mis colegas en pueblos y ciudades de todo Estados Unidos, alimentamos a familias hambrientas porque otros no. Reorientamos los escasos fondos para comprar computadoras y acceso a Internet porque los niños que no están en las aulas de otra manera no tendrían forma de participar en la escuela. Creamos un programa de pruebas de virus y seguimiento de contactos para la comunidad escolar porque es necesario y no existía. Las escuelas han estado durante mucho tiempo en la primera línea de tratar cuestiones sociales más amplias y eso nunca ha sido más cierto que durante esta crisis”, dijo el Superintendente.