“Las grandes transas” tuvieron el visto bueno del presidente en turno, destaca AMLO

August 18, 2019 - por

“Las grandes transas” tuvieron el visto bueno del presidente en turno, destaca AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reunido con personal del Hospital Rural Miahuatlan, Oaxaca, el 18 de agosto de 2019. Foto ‘La Jornada’

Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oax.

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a resistir “todas las tentaciones del poder y del dinero”, porque ”ya no vamos a estar de alcahuetes, de corruptos. Se tiene que llamar a las cosas por su nombre… Ladrón es ladrón”, sostuvo. Señaló que “las grandes transas” tuvieron el visto bueno del presidente en turno.

“Los grandes negocios, las grandes transas que se llevan a cabo en México siempre llevan el visto bueno del presidente de la República. Nada de que él no se entera, el presidente sabe todo lo que está sucediendo, tiene todos los elementos, tiene toda la información. Entonces, si arriba no hay corrupción, si el presidente es honesto, abajo tiene que haber honestidad; ese es el ejemplo que vamos a dejar establecido”, señaló tras recorrer el hospital rural de este municipio.

Acompañado del gobernador Alejandro Murat e integrantes del gabinete de salud, López Obrador también refrendó que nunca utilizará al Ejército y la Marina para reprimir al pueblo.

Pidió no ver a los soldados con malos ojos, porque “ellos ayudan mucho. A mí me están apoyando, no saben cuánto. Si no fuese por la Secretaría de Defensa y de Marina cómo enfrentaría yo al huachicol, a todas las bandas que quieren apoderarse de nuestro país”.

Resaltó que se está creando la Guardia Nacional “para que nos ayuden los soldados y los marinos. La única cosa que estamos cuidando y ellos están muy conscientes es de que se tienen que respetar los derechos humanos, pero como vienen del pueblo ellos saben lo importante que es no agredir al pueblo; por eso, un aplauso a las afuerzas armadas”, pidió.

En su discurso, el mandatario federal llamó a ser consecuentes toda la vida, porque “el poder es una tentación cuando no hay principios e ideales; atonta a los inteligentes y a los inteligentes los vuelve tontos”, subrayó.

El presidente se dirigió después al hospital rural Tlacolula para también recorrerlo.