Las últimas palabras del alcalde balaceado de Tlaxiaco. Diputado que lo acompañaba detalla el ataque

January 4, 2019 - por

Las últimas palabras del alcalde balaceado de Tlaxiaco. Diputado que lo acompañaba detalla el ataque

El agresor con sangre del alcalde y regidor a quienes balaceó.

“¡Hijo de tu p… madre!, ¿qué te debo o qué te hice?”. Fueron las últimas palabras que pronunció el presidente municipal de Tlaxiaco, Alejandro Aparicio Santiago, al hombre que con una pistola en la mano lo remataba en plena calle de la población el pasado 1 de enero.

Así lo recuerda el diputado local, Mauro Cruz Sánchez, quien caminaba junto al munícipe al momento de la agresión y el que detuvo del brazo al herido para que no cayera al suelo pesadamente.

Vívido aún el recuerdo, señala que el martes, después de rendir protesta como presidente en el palacio municipal, Alejandro y su comitiva, entre la que se encontraba él, caminaban por la calle Oriente y Pirul rumbo a la oficina del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Tlaxiaco (Sapat) y a 500 metros aproximadamente de llegar a la misma, un sujeto disparó por la espalda al munícipe.

“Escuché una detonación por la espalda, pero no ví al agresor, solo oí una detonación atrás de nosotros. Yo iba pegado con él caminando y a mi lado iba el síndico Perfecto Hernández. Escuché la detonación por la espalda y posteriormente comenzó a caer, pero le dio tiempo de voltearse para encarar a su agresor, se agarró de mi mano, y el agresor le volvió a disparar. Cuando caía, Alejandro le dijo: hijo de tu p… madre, ¿qué te debo o qué te hice?”.

Síndico procurador también muere

Añade que logró detener al presidente municipal mientras caía, al tiempo que alcanzó a ver que el agresor corría para darse a la fuga. “Yo corrí tras del agresor, pero el síndico lo alcanzó a detener antes. El síndico procurador, que también falleció, logró detenerlo de la cintura y fue en ese momento es que el tipo le disparó a la altura de la cintura”.

Evoca que la agresión generó un gran miedo y tensión en el lugar. “Mucha gente corrió al oír  los disparos, se espantó y se refugió por donde pudo, pero yo me quedé tratando de ayudar al presidente. Después corrí para tratar de agarrar al agresor, pero quien detuvo al pistolero fue el síndico, aunque eso le costó la vida”.

Rememora que incluso llegó a alcanzar al síndico, que por los balazos recibidos perdía fuerza, y lo auxilió, en tanto que otras personas se hacían cargo del empistolado al que comenzaron a agredir. “Llegué con el síndico y lo senté en el poste de luz que está en la calle”.

La película de horror

-¿Y no sintió miedo de ser agredido usted también?

-No, yo sentí impotencia porque ví que todo mundo corría y necesitábamos el auxilio. Uno actúa como reacciona en el momento y también ví que el síndico, gran amigo y compañero de lucha, caia pero  no soltaba al agresor que tenía sujeto por la cintura, yo ví cómo le disparó… Después de sentarlo en el poste, lo dejé con su sobrino y fui a a ver al presidente pero ya no lo toque porque estaba boca abajo y estábamos esperando que llegara alguna ambulancia, no llegaron más que dos taxis y ellos fueron los que prestaron auxilio. Es toda una película que tengo grabada en mí mente; ya después sentí miedo…

Manifiesta que cuando se llevaban a los heridos a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se acercó a donde estaban golpeando al pistolero y les pidió que lo dejarán de agredir, “para entregarlo a la fiscalía y declare y en eso estamos”.

“Yo creo que hice lo correcto en ese momento, hay un detenido que no detuvo la policía sino el síndico municipal”.

El legislador por el distrito de Tlaxiaco, que viven en el municipio, comenta que posteriormente se dirigió a la clínica del IMSS donde recibió la noticia de la muerte del presidente municipal. “También estuve pendiente de que trasladaran, a las 3:00 horas, al síndico Perfecto Hernández a la capital del estado, pero a las 5:30 horas nos informan que también murió en Oaxaca”.

-¿Como actor político en la región qué sentimiento tiene ahora, después de estos lamentables hechos?

-Yo lo que exijo es justicia; a mí me han preguntado los medios si tengo miedo o temor por mi vida, pero no hasta ahorita no tengo temor, yo lo que pido es que se haga justicia, que intervenga el fiscal, el Ejecutivo, para dar con los autores intelectuales y que se aplique la ley.

“Ellos, Alejandro y Perfecto eran mis grandes amigos de la política, yo ayude a Alejandro cuando fue por primera vez presidente, hace cinco años, pues los tres nos hemos ayudado, por eso estoy verdaderamente consternado”.