Legisladores de EU acusan a México ante Trump por beneficiar a CFE y Pemex e ir contra el T-MEC

October 23, 2020 - por

Legisladores de EU acusan a México ante Trump por beneficiar a CFE y Pemex e ir contra el T-MEC

El Sendor Ted Cruz en la Oficina Oval de la Casa Blanca compartiendo con Donald Trump. Foto: AP.

El Presidente López Obrador se opone a la reforma energética y el Gobierno que encabeza ha realizado cambios en la materia: primero, el acuerdo del Cenace; más tarde la modificación en la normativa de seguridad y calidad del suministro que ejecutó la Sener; por último el aumento de las tarifas de transporte de electricidad, decisiones que están en los tribunales.

 Un grupo de legisladores estadounidenses, demócratas y republicanos, enviaron una carta al Presidente Donald Trump en la que expresaron su preocupación por los cambios en materia energética que el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ejecutó en los que propicia la participación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicano (Pemex) sobre la de privados. El grupo observó en estos cambios una posible afrenta a la ejecución del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Informes recientes indican que el Gobierno mexicano está brindando un trato regulatorio preferencial a Petróleos Mexicanos y retrasando o cancelando los permisos absolutos para las empresas energéticas estadounidenses”, acusó el grupo en el documento en el que recordaron que, tras las reformas constitucionales de 2014, México avaló la participación privada en el sector energético.

La política eléctrica actual del Gobierno mexicano limita la generación de energías renovables, de acuerdo con especialistas del sector consultados por la agencia EFE. Además los empresarios mexicanos denominaron como “electrolinazo” al cambio dictado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en junio en la que se aumentó hasta 775 por ciento en las tarifas de porteo que deben pagar las centrales eléctricas, incluyendo renovables, a la CFE.

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, está en contra de la Reforma Energética aprobada el sexenio anterior. Foto: Cuartoscuro.

Esta acción se sumó al acuerdo del 29 de abril del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y a la política de la Secretaría de Energía (Sener) del 15 de mayo, que priorizan la electricidad de la CFE, la empresa del Estado. Aunque este se encuentra detenido en sus efectos, debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó su suspensión provisional. Entre los cambios incluidos limitaba la producción eléctrica renovable de los privados y prohibía la emisión en pruebas de las centrales limpias que estuvieran por arrancar.

Las modificaciones no quedaron fuera del ojo de los Congresistas estadounidenses, encabezados por Vicente González, y de los Senadores John Cornyn, Bill Cassidy, Ted Cruz, James M. Inhofe, James Lankford  y John Kennedy. La agrupación bipartidista y bicameral expresó al Presidente Trump que las acciones del Gobierno mexicano contribuyen a socavar T-MEC y con ello afectar la inversión en ambos lados de la frontera.

“Las acciones del Gobierno de México que amenazan la inversión y el acceso al mercado de las empresas energéticas estadounidenses y socavan el espíritu del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC)”, aseguraron en su mensaje los 43 políticos estadounidenses.

Recordaron que México es su primer socio para la exportación de productos petrolíferos y es considerado un mercado en crecimiento para las exportaciones de gas natural. “De hecho, las exportaciones estadounidenses de productos refinados a México se han triplicado durante la última década”, aseveró la misiva que destacó que el mercado energético en América del Norte beneficia tanto a los fabricantes de combustibles de EU, como a trabajadores y, “en última instancia, a los consumidores mexicanos”.

El grupo de legisladores consideró positivas las Reformas estructurales aprobadas por la Administración de Enrique Peña Nieto. Los cambios constitucionales de 2014 permitieron la participación de empresas privadas en el sector energético, con lo que llegaron miles de millones de dólares en inversión al país con el fin del desarrollo de infraestructura energética que fuera útil para la importación entre ambas naciones, desde las refinerías estadounidenses a los almacenes mexicanos.

“Estas inversiones resultaron en factores positivos, como el desarrollo de infraestructura y la generación de empleo en ambos lados de la frontera”, aseguraron los legisladores; sin embargo observan con preocupación el “trato regulatorio preferencial” a Pemex y CFE sobre todo debido a la filtración de un documento, supuestamente enviado por el mandatario mexicano a las autoridades de la materia en la que requirió emplear los recursos disponibles para la protección de estas empresas productivas del Estado mexicano.

El Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, también ha alertado al Gobierno de México sobre la posición de las empresas del sector energético. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

“Estas experiencias anecdóticas han recibido crédito adicional recientemente por un memorando filtrado del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ordena a las autoridades mexicanas utilizar todos los recursos disponibles dentro del marco regulatorio para proteger a Pemex y a la CFE”, citó el texto.

A esto agregaron que miembros del partido en el poder, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), han presentado iniciativas constitucionales que dan marcha atrás a la Reforma Energética de 2014 y, aseguraron los legisladores de EU, que también buscan “renunciar a todos los contratos actualmente vigentes”.

Estas modificaciones serían violatorios y contravendrían el “espíritu, si no la letra, del T-MEC”, que entre sus objetivos está la promoción del crecimiento entre firmantes. “Nos preocupa profundamente que estas acciones demuestren un patrón de obstrucción y lo instamos a encontrar una resolución con el Gobierno de México para mantener las condiciones de mercado actuales que brinda el marco regulatorio de la Reforma Energética, junto con certeza y equidad para las empresas estadounidenses que operan y compitiendo en México”, puntualizó el grupo legislativo.

El Presidente López Obrador se opone a la reforma energética y en mayo impulsó varios cambios normativos: primero, el acuerdo del Cenace y más tarde la modificación en la normativa de seguridad y calidad del suministro que ejecutó la Sener; por último, se incrementaron las tarifas de transporte de electricidad que reducen el margen de los parques eólicos de la compañía y plantas de autoabastecimiento, decisiones que también están en los tribunales.

IBERDROLA TAMBIÉN

El 21 de octubre, el presidente de la eléctrica española Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha dicho este miércoles en la presentación de los resultados financieros de la compañía que descarta iniciar nuevos proyectos en México si el Gobierno del país no quiere que siga invirtiendo allí.

Sánchez Galán, durante la conferencia con analistas para explicar las cuentas del grupo, ha manifestado que las políticas energéticas las elaboran los Gobiernos y, si el de México quiere recibir inversiones, Iberdrola lo seguirá haciendo, pero teniendo en cuenta el marco regulatorio.

Ha explicado que la eléctrica, que ha recurrido varias decisiones legales adoptadas por el Ejecutivo de López Obrador, ya ha completado la inversión prevista y que no van a iniciar nada.

La compañía española también observó con preocupación los cambios en la norma mexicana y considera que perjudica a los generadores privados frente a la CFE al establecer nuevos requisitos para interconexiones y en aspectos como los contratos de cobertura y los permisos de acceso.