Llama Elba Esther al magisterio a no agachar la cabeza ante el poder

May 1, 2019 - por

Llama Elba Esther al magisterio a no agachar la cabeza ante el poder

El discurso de la maestra Gordillo.

Ante más de 4 mil profesores de las secciones 9, 10, 11 y 60 de Ciudad de México, Elba Esther Gordillo Morales, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) llamó al magisterio a “no agachar la cabeza ni a tenerle miedo a la palabra poder”, pues aseguró que “nunca más en este gremio vamos a callar la voz ni a permitir que nos mande callar nadie, ningún partido, y que nadie se ofenda, esta organización no es rubia ni castaña ni aqua ni azul ni morena, es libre, democrática, combativa y defensora de la educación pública”.

Reunidos en el deportivo Plan Sexenal de la capital del país para conmemorar el Día del Trabajo, Gordillo Morales demandó democracia sindical con el voto libre, universal y secreto de todos los agremiados, pero también exigió al gobierno federal que se escuche al magisterio, pues señalo que también corrupción no cumplir con los servicios que demanda la población que paga sus impuestos, y recordó que las escuelas carecen de infraestructura y equipamiento, demandas que son escuchadas, dijo, cotidianamente en las aulas por los profesores.

Ante cientos de asistentes de la organización Maestros por México, que coreaban su nombre, Gordillo Morales criticó que se le haya entregado la toma de nota al Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, que encabeza Alfonso Cepeda Salas, actual secretario general del gremio magisterial, pues destacó que “no es posible que a (Alfonso) Cepeda le hayan dado la toma de nota, cuando les guste o no la presidenta legal del comité nacional estaba en la cárcel por oponerse a la ley, y estando libre se le debieron restablecer sus derechos políticos. No es mi problema de una persona, no es un tema ego, es un asunto de justicia para los trabajadores de la educación”, por lo que exigió que no sea la Secretaría de Gobernación la que entregue a los gremio la toma de nota.

En su mensaje, la ex dirigente sindical, quien encabezó por casi un cuarto de siglo la dirigencia del gremio magisterial, reconoció que “estamos frente a una nueva civilización, lo que ayer fue, ya fue. No fue todo malo, yo no descalifico al sindicalismo de ayer, corporativismo y todo sirvió para establecer las instituciones que le dieron estabilidad, tranquilidad y gobernabilidad a México”. Insistió que desde 1995 propuso un cambio en la forma de hacer sindicalismo “moderno y democrático, y lo planteamos con la frente en alto y empezamos a construirlo, un sindicalismo plural que ninguna partido, del colo que sea obligue, a la conciencia de cualquier trabajador a votar por él”.

Por ello, enfatizó que en el nuevo siglo “creemos que se debe debatir también la democracia desde la perspectiva legítima de opinar con el patrón como mejorar nuestra materia de trabajo, debemos ser escuchados para aportar nuestros conocimientos, nuestra experiencia y compromiso, porque somos defensores de la escuela pública y del artículo tercero constitucional”.

Gordillo Morales, quien llegó a solicitar la desaparición de la escuelas normales al considerarlas que eran “nidos de guerrilleros”, hoy solicitó su rescate como espacio para la formación de maestros. “Este primero de mayo queremos reivindicar a las normales, queremos que se rescate el normalismo, y que el Instituto Politécnico Nacional sea ejemplo de excelencia, que se le den los recursos, porque un buen maestros, bien pagado, bien formado y con las herramientas necesarias transformará a México”.

Lo hicimos ayer, bajo otro esquema y sistema, hoy con la esperanza renovada no tengo dudas que volveremos a hacerlo. “Que nadie se confunda, estoy clara de los tiempos biológicos y políticos, pero como diría alguien, los años no son en vano, nos dan sabiduría, mayor conocimiento y experiencia humana. Soy alguien que se pone a disposición para ser útil, para sacar de nuestra casa a los que ayer nos pusieron de rodillas”.

Reiteró su llamado a la unidad del magisterio y su demanda de ser escuchados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras señalar que la reforma educativa del sexenio pasado “se cayó, están a punto en el Congreso de definirlo, pero no nos equivoquemos, estoy segura por convicción propia que si no se cambia esa reforma, pues no se puede hacer otra cosa, el respeto a la Constitución la tenemos todos, los pasos que se están dando pueden ser pequeños pero son importantes para dar los grandes pasos, esa esperanza es la que tenemos”.