Los ductos  de Hidalgo,  en la pugna  entre bandas  y cárteles

January 22, 2019 - por

Los ductos  de Hidalgo,  en la pugna  entre bandas  y cárteles

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó de la compra de los carros tanque, concretada en Nueva York, para garantizar el suministro de gasolinas ante el riesgo de nuevos sabotajes en la red de ductos; dijo que la operación fue por 85 millones de dólares. El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, señaló que se recibieron 6 mil 199 solicitudes para conducir las nuevas unidades y que ya están listas para ser contratadas 120 personas. En la imagen, fila para el módulo de atención en el Campo Militar 1. Foto Cuartoscuro

______________________________________________________________________________

Crecieron tomas clandestinas 635%. Se adquirieron ya 571 pipas.

_______________________________________________________________________________

Tlahuelilpan, Hgo., Los municipios hidalguenses de Tula, Pachuca, Mineral de la Reforma, Tlahuelilpan, Ajacuba, Tepeji del Río, Tlaxcoapan, Tetepango y Tezontepec de Aldama, por los que cruzan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), se han convertido en territorios en disputa entre bandas locales y supuestos integrantes de los cárteles de Los Zetas y Jalisco Nueva Generación(CJNG).

Funcionarios federales que han acudido a investigar lo sucedido en Tlahuelilpan señalaron que desde hace unos meses los grupos delictivos locales han sido presionados para pagar derecho de piso a supuestos integrantes de cárteles, y esta lucha ha derivado en al menos cinco casos de homicidio en contra de presuntos líderes de bandas dedicadas al robo de combustibles (huachicoleo).

La explosión registrada en una toma clandestina en Tlahuelilpan el pasado viernes y que hasta el momento ha dejado un saldo de 91 personas fallecidas y 49 lesionadas que siguen hospitalizadas, ha generado líneas de investigación para detectar bodegas de almacenamiento de combustible robado en municipios o colonias aledañas a San Primitivo, ya que algunos pobladores han declarado a las autoridades que en el lugar de la explosión se extraían miles de litros que eran transportados en contenedores colocados en las bateas de camiones o camionetas.

En Tlahuelilpan, de acuerdo con testimonios obtenidos por La Jornada de pobladores que perdieron a familiares a consecuencia del estallido, refirieron que el grupo que controlaba la toma clandestina vendía el litro de gasolina en tres pesos, hasta finales de noviembre, cuando se cerró el ducto y ese tramo fue reparado por trabajadores de Pemex a principios de enero.

De los estados más afectados

Hidalgo es considerado por el gobierno federal como una de las entidades donde mayor número de tomas clandestinas se han detectado y también han ocurrido incendios y explosiones en los ductos, principalmente en el tramo conocido como Tuxpan-Tula.

En los pasados 25 meses han ocurrido en Hidalgo 21 estallidos en tomas clandestinas detectadas en 13 en municipios de la región de Tula-Tepeji, en cuyo corazón se localiza la refinería Miguel Hidalgo y donde confluyen oleoductos.

Además de Tlahuelilpan han reportado incendios en los municipios de Tetepango, Tlaxcoapan, Atitalaquia, Tula, Ajacuba y Tepeji del Río.

En ese lapso, en Tetepango se contabilizaron tres incendios, dos de ellos ocurrieron en 2018 y uno en 2017; en Tlahuelilpan ocurrieron dos, uno el 17 de diciembre de 2018 y el otro el 8 de julio de 2017.

En Tlaxcoapan, según reportes de las autoridades, hubo dos incendios en tomas clandestinas los días 8 y 18 de noviembre del año pasado.

La ola de violencia

El pasado 4 de enero en el municipio de Tezontepec de Aldama la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo tomó conocimiento de cuatro asesinatos cometidos en el panteón de esa localidad.

Las autoridades reportaron que alrededor de las cinco de la tarde ocurrió una balacera y en el lugar fallecieron cuatro personas y dos más resultaron lesionadas.

Posteriormente, las autoridades reportaron que las cuatro víctimas que fallecieron estaban relacionadas con grupos dedicados a la sustracción ilegal de combustible de ductos de Pemex en la zona de Tezontepec, comunidad identificada en la actualidad por el gobierno federal como uno de los sitios donde habría bodegas de combustible robado.

A finales de diciembre en la zona de Tezontepec aparecieron mantas en las cuales presuntos integrantes del CJNG amenazaron a integrantes de las policías locales para que ya no siguieran apoyando a los grupos dedicados al robo de combustible, y advertían a los huachicoleros que operan en los municipios aledaños a Tula que tendrían que pagar derecho de piso.

El pasado 18 de enero –día en que ocurrió la explosión en la colonia San Primitivo– en los municipios de Pachuca y Mineral de la Reforma aparecieron tres mantas con amenazas de presuntos integrantes de Los Zetas Vieja Escuelacontra integrantes de bandas dedicadas al huachicoleo.

El domingo pasado fue asesinado un hombre identificado como La Parka, a quien las autoridades locales y federales señalaron como uno de los líderes del grupo que controlaba la toma clandestina que explotó el viernes en el municipio de Tlahuelilpan.