Los héroes migrantes, por una relación productiva con AMLO

October 10, 2020 - por

Los héroes migrantes, por una relación productiva con AMLO

Juan José Gutiérrez*

 Los Ángeles, California

Por mas de siglo y medio, y quizás más, la elite política y económica de la nación mexicana ha ninguneado a las y los mexicanos que nos la hemos estado jugando en los Estados Unidos. A pesar de las importantes sumas de dinero que desde siempre se han hecho llegar a nuestras familias en México, sin olvidar el despojo billonario que ejecutaron los gobiernos en turno del periodo 1942-1964 contra los ingresos de los “braceros”, oscuros intereses políticos y económicos, se encargaron de representarnos casi siempre como ciudadanos no confiables (para escribir con algo de tinte diplomático).

A eso obedeció que el Estado Mexicano nos negara el “sufragio efectivo”, y la participación política directa, desde el exterior por casi un siglo.

Por eso, cobran importancia superlativa los comentarios del Presidente de la Republica sobre cuanto contribuyen a la economía nacional las y los mexicanos que residen y trabajan en los Estados Unidos, aparte de que  ilustra y aclara el compromiso y el amor eterno que le tenemos a la familia y a México los “mexicanos de acá”.

De acuerdo a los datos que compartió el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), tan sólo este año las remesas alcanzarán los 40 mil millones de dólares, el equivalente a un billón de pesos. Esta aportación representa más ingreso a la economía familiar y de la nación que los 600 mil millones de pesos que el gobierno federal viene invirtiendo en promedio cada año en programas sociales, en becas, pensiones, apoyos a campesinos, a pescadores y a pequeñas empresas.

Se compartieron datos importantísimos adicionales, pero lo mayormente destacado se encuentra en su contundente declaración de que las remesas que las y los paisanos en el exterior enviamos son “una bendición porque llegan…abajo, a 10 millones de familias que reciben en promedio 350 dólares mensuales. “Eso es lo que nos está salvando ante la crisis”, dijo.

Esta forma del Presidente de la Republica de darle contexto real al hecho deja en claro de que sin importar de qué lado de la frontera México-E.U. residimos los miembros de la familia mexicana, no puede quedar más duda que la verdad marca: somos un sólo pueblo sin fronteras.

El mensaje del Presidente de la Republica concluyó con un llamado a todas y todos los mexicanos a “sumar esfuerzos, voluntades, recursos, para sacar adelante al país”.

Señor presidente: su llamado a la unidad, desde hace muchos años los mexicanos de acá lo hemos hecho nuestra bandera de lucha porque no hemos olvidado ni siquiera por un segundo las lecciones que nos legaron nuestros héroes: don Benito Juárez, Ricardo Flores Magón, Francisco I. Madero, y ahora usted que con su tenacidad libertaria nos llena de orgullo, de energía y de la voluntad para no abandonar la dura faena que se requiere para asegurar el mejor destino de la nación.

Detrás de cada dólar que envían los hermanos migrantes mexicanos a México a sus familias, hay esfuerzo y no pocas veces sufrimiento extremo. En la pandemia se han reducido -como en todo el mundo- las fuentes de empleo y en consecuencia los ingresos. Pero eso no ha importado a los paisanos migrantes que con pundonor, con responsabilidad, con solidaridad ejemplar se hacen presente con sus familias en México, sabedores que sufren la precariedad económica. Buena parte de ellos forman parte de las filas de los trabajadores esenciales que pese a los peligros del coronavirus están en la lucha laboral beneficiando no sólo a sus familia, a México, sino a Estados Unidos.

En México no tienen clara idea de cómo viven los migrantes por sus escasos ingresos. Sin embargo, prefieren sacrificarse para sacar adelante a sus familias, para apuntalar la maltrecha economía mexicana.

Por eso queremos multiplicar nuestro accionar para que el pueblo mexicano tenga la información, conozca el escenario más completo sobre el pueblo migrante en Estados Unidos para que lo ubique en su justa y exacta dimensión y lo valore justamente.

Por eso consideramos que llegó el momento de que el presidente López Obrador inicie una relación productiva con el pueblo migrante, que tiene mucho que aportar a la nación mexicana, no sólo remesas, sino experiencias y conocimientos en cualquier campo de actividad y del saber. Hay mexicanos en los campos agrícolas, en fábricas, como propietarios de pequeñas, medianas y grandes empresas, en las universidades, en colegios, en la NASA, en instancias de gobierno locales, en el estatal y federal, en liderazgos sindicales, en la docencia, como dirigentes comunitarios, en medios de comunicación en español e inglés.

Llego el momento en que el pueblo mexicano migrante abandone la horfandad en la que lo han tenido los gobiernos mexicanos.

Nuestra mano está extendida.

*Juan José Gutiérrez es el director ejecutivo de la Coalición Derechos Plenos para los Inmigrantes.