“Los vamos a destazar y aventar por ahí”. Los detenidos en Jalisco narran el horror que vivieron

June 9, 2020 - por

“Los vamos a destazar y aventar por ahí”. Los detenidos en Jalisco narran el horror que vivieron

Manifestaciones en Guadalajara. Foto: Cuartoscuro.

“No existen. Nadie sabe que están aquí”, “los vamos a destazar y aventar por ahí”. Ese tipo de cosas le dijeron a los detenidos durante las manifestaciones de la semana pasada en Jalisco. Los eventos fueron descritos por algunos de los jóvenes aprehendidos a El País y a Perimetral.

Uno de los testigos dijo que los supuestos agentes ministeriales los llevaron a través de un camino de terracería, luego de detenerlos en las inmediaciones de la Fiscalía estatal. ¿Quién dio la instrucción para aprehenderlos? Ni el Gobernador Enrique Alfaro Ramírez lo sabe. Sólo se sabe que los liberaron horas después en lugares desconocidos.

“El lugar al que trasladaban aquella tarde a los jóvenes que iban cazando por las calles lo describen como ‘perreras’, unas jaulas de malla con un techo de lámina que hacía insoportable el calor. Ahí permanecieron unas horas, entre gritos y amenazas de los agentes con la cara tapada”, describe El País en un texto firmado por Elena Reina.

“Nos metieron inmediatamente a un patio grande, estaba un cuarto de lado derecho y uno en el izquierdo; en el patio que estaba lleno de personas, calculando más o menos con masas, calculo que éramos entre 60 y 100 personas. Tenías que tener la cara al frente y de lado, si volteabas te pegaban; les pude ver las placas de policías ministeriales. Revisaban la información y escuche que muchos decían que este celular se iba para inteligencia”, contó Flavio, otro de los detenidos, a la periodista Jade Ramírez de Perimetral.

“Algo que me causó mucho temor y miedo fue que entró un policía grande muy corpulento y nos gritó muchos insultos muy vulgares: ‘hijos de su puta madre ya cállense, hijos de su chingada madre, si no los vamos a descuartizar y al cabo que ahorita ya es bien facilito hacerlo, los desaparecemos y no pase nada, cállense’. Algunos estaban llorando y los ofendían: ‘¿No que muy valientes hijos de su puta madre?’, y los golpeaban. Al otro rato llegó otra persona, sin cubrebocas y sin capucha, lo miré y sí lo puedo identificar bien, traía su placa, nos dijo: ‘ya, hijos de su puta madre, ya se van a ir entiendan cabrones esto lo estamos haciendo porque ayer quemaron a un policía, nosotros también tenemos familia’. Alguien quiso decir algo y lo callaron a golpes”, agregó.

Manifestaciones en Guadalajara, Jalisco. Foto: Cuartoscuro.

De acuerdo con la reconstrucción de los hechos de El País, “hubo jóvenes que estuvieron hasta cinco horas mirando a la pared, sin saber por qué estaban ahí, si sus familias —en la tierra de los desaparecidos— sabrían dónde estaban ni cuándo se acabaría esa pesadilla”.

“No parecía una detención. Parecía un secuestro”, contó Luis Maldonado, un joven periodista, a El País.

Antes de liberarlos en sitios desconocidos, entre golpes y gritos, los sujetos lanzaron otras amenazas como “ahora se los entregamos al cártel”, de acuerdo con lo consignado por El País.

“Me quedo con que confirmo han pasado muchísimos años y la policía en vez de cambiar empeora, siempre dicen que hay que confiar en ellos y siento que no. No cumplen con lo que deberían de ser, siguen siendo prepotentes, violan los derechos humanos de todos”, dijo Monserrat, otra sobreviviente a Perimetral.

El 6 de junio Enrique Alfaro Ramírez, Gobernador del estado de Jalisco, dijo que contaba con información que le hacía pensar que integrantes de la delincuencia organizada iban a infiltrarse en las manifestaciones por el asesinato de Giovanni López Ramírez para, según él, desestabilizar a la entidad que dirige.

“Hay un tema que tengo que poner hoy sobre la mesa de una manera franca: existen elementos que nos hacen pensar que en las manifestaciones que se den en las próximas horas pueda infiltrarse la delincuencia organizada para generar un problema mayor. Le pido a todos los jaliscienses que actuemos con sensatez”, dijo en un video compartido en sus redes sociales.

“El motivo de mi preocupación principal en este momento es que los hechos de ayer responden a una línea de investigación sumamente preocupante: la posibilidad de que el mando de la policía ministerial y elementos de esa corporación que actuaron ayer de esa manera pudieran haberlo hecho por instrucciones surgidas de otra fuente. Ayer hubo manifestaciones afuera de Casa Jalisco, afuera del Palacio de Gobierno, la instrucción fue la misma siempre: no usar la violencia, mantener actitud de contención. Esta instrucción fue desobedecida por ministeriales que atacaron a jóvenes”, relató el mandatario.

Un día antes, mientras se manifestaban por el asesinato de Giovanni López Ramírez, los jóvenes fueron detenidos. Durante la madrugada activistas exigieron que autoridades dijeran dónde se hallaban los muchachos aprehendidos. Luego se supo que todos habían podido volver a casa. Luego ellos relataron lo que ocurrió.