Maduro acepta la intermediación de México y Uruguay para iniciar un diálogo con sus opositores. OEA favorece esta opción

January 24, 2019 - por

Maduro acepta la intermediación de México y Uruguay para iniciar un diálogo con sus opositores. OEA favorece esta opción

Caracas

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este jueves que está “de acuerdo” con la iniciativa de una nueva ronda de diálogos con la oposición, para destrabar la acuciante crisis política, económica y social del país, como propusieron los Gobiernos de México y Uruguay.

“El Gobierno de México y el Gobierno de Uruguay han propuesto que se cree una iniciativa internacional para promover un diálogo de las partes en Venezuela (…), les digo públicamente (que) estoy de acuerdo”, dijo Maduro en un discurso que ofreció ante el Supremo, donde recibió el respaldo de los jefes de los poderes públicos.

Maduro, en el poder desde 2013, respondió así a la propuesta lanzada ayer por México y Uruguay, que en un comunicado conjunto urgieron a los venezolanos “a encontrar una solución pacífica y democrática frente al complejo panorama” que enfrenta el país.

“De forma conjunta, el Gobierno de Uruguay y México formulan un llamado a todas las partes involucradas, tanto al interior del país como al exterior, para reducir las tensiones y evitar una escalada de violencia que pudiera agravar la situación”, señalaron los países en el documento divulgado por la Cancillería uruguaya.

Maduro añadió este jueves que tuvo conocimiento de la propuesta, sin aclarar si estos países se han comunicado con su Gobierno para ofrecerse como mediadores.

El Gobierno de Maduro y sus detractores sostuvieron una mesa de negociaciones entre finales de 2017 y principios de 2018, pero terminó sin resultados luego de que ambas partes se acusaran mutuamente de romper los primeros acuerdos alcanzados y el antichavismo se negara a firmar un documento de compromisos.

En este primer mes de 2019 Maduro ha pedido varias veces a los opositores retomar la mesa de negociaciones, al declarar que está “listo” para hallar una solución consensuada a la crisis del país.

Pero los opositores no le han tomado la palabra y ayer, luego de una masiva manifestación en las calles para rechazar lo que consideran su “usurpación” de la Presidencia, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se autoproclamó como Presidente interino y fue reconocido de inmediato por Estados Unidos.

Por tal motivo, la Unión Europea, Estados Unidos y el antichavismo no reconocen la legitimidad del nuevo período de 6 años de Maduro, que le permitirá controlar el poder, al menos, hasta 2025.

Diálogo, única salida a crisis en Venezuela: OEA

Washington.

Los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) abordaron hoy en sesión urgente la crisis política en Venezuela, donde –coincidieron- debe prevalecer el diálogo entre las partes para restaurar la democracia.

La sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA tuvo lugar a un día de la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, tras considerar ilegítima la toma de posesión para un segundo mandato de Nicolás Maduro, el pasado 10 de enero.

Fue convocada a petición de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y Perú, países que expresaron su apoyo a la autoproclamación de Guaidó y repudiaron la ilegitimidad del presidente Maduro.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, reiteró que el presidente “usurpador” e “ilegítimo” Maduro debe irse para evitar más muertes, más miseria al pueblo venezolano. Y alentó a Guaidó a dar los pasos necesarios para lograr una verdadera democratización.

Es necesaria una redemocratización para terminar con un régimen de asesinatos y torturas, un régimen de represión, que ha causado hambre y escasez, señaló durante su intervención, y afirmó que se necesita un camino por la democracia hacia la democracia y un camino de paz hacia la paz.

Dijo que entre las prioridades del organismo y el sistema interamericano figura poner fin a la usurpación en Venezuela.

La mayoría de los representantes ante la OEA coincidió en que fomentar el diálogo entre las partes implicadas es la única vía para buscar soluciones a la crisis venezolana, y que el bloque no puede y no debe callar ante los recientes acontecimientos.

Asimismo, están a favor de permitir el acceso de la ayuda humanitaria para paliar la situación de miles de venezolanos, y condenan las acciones que han conducido a víctimas.

Los representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y Perú reiteraron su pleno apoyo al autoproclamado presidente Guaidó, en el camino a reestablecer la democracia llamando a elecciones justas y transparentes para abandonar la dictadura y garantizar la libertad y los derechos humanos.

El secretario estadunidense de Estado, Mike Pompeo, presente en la sesión, dijo que el régimen de Maduro es “ilegítimo” y “moralmente en bancarrota” y “sus acciones son inválidas”. Reiteró el apoyo de su país a Guaidó y pidió a los miembros de la OEA a alinearse al derecho de Venezuela a la democracia.

Aseguró que Estados Unidos está listo para entregar a Venezuela recursos a fin de salir de la grave crisis económica.

Algunos países, como Brasil, ofrecieron su apoyo político y económico al nuevo proceso de transición que inicia Venezuela de la mano de Guaidó y los representantes de la Asamblea Nacional, a fin de terminar con las graves y constantes violaciones a la democracia y el estado de derecho.

Otros países, al contrario, repudiaron los acontecimientos de la víspera y reiteraron que el único presidente de Venezuela es Nicolás Maduro, electo de manera democrática. Reiteraron la no injerencia extranjera en procesos internos de cada país.

Al hacer referencia a la Carta Democrática Interamericana, señalaron que se debe cumplir el principio de no interferencia y de respeto a todos los estados.