La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

Maestros de Los Angeles rechazan el retorno a clases presenciales mientras la pandemia no esté controlada y haya condiciones de seguridad plena

February 19, 2021 - por

Maestros de Los Angeles rechazan el retorno a clases presenciales mientras la pandemia no esté controlada y haya condiciones de seguridad plena

Cecily Myart-Cruz, presidenta del Sindicato de Maestros de Los Angeles.

El Sindicato de Maestros de Los Angeles rechaza el retorno a clases presenciales mientras la pandemia no esté bajo control y existan condiciones de seguridad plena. Incluso, llamó a sus más de 33 mil miembros a unirse y prepararse para dar responder en caso de que haya un mandato que los obligue a volver a las aulas.

La lideresa del gremio, Cecily Myart-Cruz, denunció presiones de medios de comunicación, de la Cámara de Comercio, del Concilio de la Ciudad de Los Angeles, del Condado de Los Angeles, del gobernador Gavin Newsom, de legisladores, para que retornen la enseñanza física.

Además, dijo, el informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades también fue armado para impulsar la reapertura.

Definió: “Se trata de un plan de reapertura de escuelas arbitraria y obligatoria, basada en la presión política”

“Que quede claro: la presión para volver a la escuela es política. No tiene apego ni base científica”, expuso.  Advirtió que reabrir los planteles sin las protecciones adecuadas expondrá a los niños y educadores al COVID-19 y podría a las familias en riesgo de enfermedad y muerte.

Ya el 93% de los docentes angelinos y el 66% de los padres de familia han expresado que no están de acuerdo con la reapertura de los centros escolares mientras la urbe se encuentre en color púrpura, indicador de alta peligrosidad para los contagios, expresó Myart-Cruz.

En su mensaje semanal, aseguró que las autoridades que ahora presionan, no han contribuido a que haya condiciones adecuadas para reabrir escuelas, pero sí en cambio atacan a los maestros por proteger a estudiantes y a la comunidad.

La dirigente señaló, además, que es preocupante también que los gobiernos no requieren vacunas para el personal escolar.

Ayer, incluso, el gobernador californiano aseguró que no era requisito indispensable inmunizar a maestros y resto del personal escolar para volver a las clases en las aulas.

No obstante, la lideresa dijo que hay algunos avances en cuanto a vacunas para educadores ya que – de acuerdo al Condado- se encuentran en el grupo de trabajadores esenciales elegibles para ser inmunizados a partir del primero de marzo.

“FECHA ARBITRARIA”

No descartó que pueda haber una legislación que establezca una “fecha arbitraria” para reabrir las escuelas, con un día no establecido por la ciencia ni con una consulta con los profesionales del salón de clases.

“Como sindicato, debemos tener conversaciones profundas y amplias sobre cómo responder si recibimos el mandato de volver a la enseñanza en persona antes de que sea seguro”, planteó.

Hizo notar que el miércoles pasado, el 93% de más de 900 líderes de UTLA, siglas en inglés del sindicato de profesores, votaron en contra de una reapertura física completa o híbrida. Exigen que haya condiciones de seguridad plena.

La votación será llevada a todos los miembros del sindicato, del primero al cinco de marzo. “Tenemos que unirnos y tomar una decisión colectiva sobre lo que estamos enfrentando”, expresó Myart-Cruz.

Aludió, asimismo, a una encuesta del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles que concluyó que el 66% de los padres no quieren enviar a sus hijos a las escuelas físicas mientras la pandemia amenace sus vidas.

Y agregó: “Los padres están siendo excluidos del debate”.

Dio razones por las cuales no es seguro reabrir:

*El Condado de Los Angeles permanece en púrpura y las comunidades a las que sirve el distrito escolar están en mayor riesgo que otras.

*Los residentes latinos, afroamericanos e isleños del Pacífico mueren a tasas desproporcionadamente más altas y están siendo vacunados a tasas desproporcionadamente más bajas.

*Entre latinos la mortaliad es tres veces más alta que la de los residentes blancos.

Dijo que hay comunidades en el distrito angelino que tienen un nivel de propagación del virus quince más que la de Kenia.

Habló, igualmente, de normas de seguridad que se están erosionando:

En noviembre, el Departamento de Salud Pública estableció como seguro reabrir escuelas cuando los casos estuvieran por debajo de siete por cada cien mil habitantes, pero de repente, el gobernador Newsom y ese departamento indicaron que era seguro volver a clases presenciales cuando haya 25 casos por cada cien mil habitantes.

Y se preguntó:

¿Por qué el cambio? Un factor importante es la presión de la Cámara de Comercio y de otros intereses empresariales que quieren que los padres vuelvan al trabajo, sin importar el peligro para ellos y la salud de su familia”.

Myart-Cruz también indicó que el Condado de LA ha reportado un aumento mayor al 35% en los casos de niños con el síndrome inflamatorio (ISCA), asociado al COVID-219. Ya hay 72 menores afectados.

Hizo saber que este sábado, padres de familia, estudiantes y docentes realizarán una caravana de autos en el centro de la urbe angelina para exigir que los centros educativos reabran sólo cuando sea seguro para todos.

La caravana se reunirá, a partir de las 10:00 de la mañana frente al edificio de la Cámara de Comercio. Posteriormente darán una conferencia de prensa.

El evento es organizado por Reclaim Our Schools LA y Los Angeles Alliance for a New Economy.