Marina, Fuerza Aérea y Ejército, con 14 aeronaves, operan en 11 ductos para detener el robo

January 16, 2019 - por

Marina, Fuerza Aérea y Ejército, con 14 aeronaves, operan en 11 ductos para detener el robo

El Gobierno de México ha metido al combate al robo de combustible una fuerza militar pocas veces vista. Se trata de la Fuerza Aérea, la Marina Armada de México y personal del Ejército en tierra. Aún así, siguen episodios de robo. Sobre todo en Hidalgo. Las fuerzas castrenses intentan mantener bajo control 11 ductos, que son los principales.

____________________________________________________________________________

 El Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, dijo esta mañana que la Fuerza Aérea, la Marina Armada de México y personal del Ejército mexicano en tierra están vigilando los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con 14 aeronaves (10 helicópteros y 2 aeronaves de reconocimiento terrestre), algunas equipadas con cámaras de visión nocturna, para evitar el robo de combustible. También hay, en este megaoperativo, elementos de la Policía Federal.

El Secretario estuvo con otros oficiales en la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Dijo que la cobertura con personal incluye los once ductos más importantes. Informó que hoy serán 5 mil 800 elementos y 14 aeronaves en el operativo.

José Rafael Ojeda, Secretario de la Marina, informó que en la vigilancia en los ductos se tienen 3 mil 200 elementos y adelantó que el número se irá incrementando. En el Tuxpan-Azcapotzalco, precisó, hay alrededor de 800 elementos distribuidos a lo largo de todo el ducto y dijo que hoy va a cumplir 72 horas bombeando sin interrumpir el flujo.

El General Homero Mendoza indicó, durante la conferencia, que adicionalmente a los elementos terrestres se tienen un “componente aéreo” que se encarga de hacer monitoreo diurno en los once ductos. Dijo son 14 aeronaves: 10 helicópteros que están asignados a rutas especificas; dos aeronaves de reconocimiento diurno y dos más de reconocimiento nocturno.

Informó que las 3:30 de la mañana de este miércoles se les alertó en el poliducto Tula-Toluca de movimiento de tres vehículos y seis personas; dijo que a las 4:00 horas salió un operativo de Santa Lucía hacia la zona por aire, y otro de Atlacomulco, que se desplazó por tierra. En el lugar se descubrió que las personas no lograron robarse el combustible.

SOBRE SAQUEO EN HIDALGO: Octavio Romero, director de Petróleos Mexicanos (Pemex), dijo esta mañana que en el estado de Hidalgo hay una o varias tomas clandestinas por la o las que los ladrones de combustible extraen la totalidad de lo que se mete al ducto. Calificó de “drástica” la situación en ese punto.

El titular de Pemex  dijo que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco está funcionando normalmente y transporta de nuevo 160 mil barriles diarios. En este ducto, como corre por zona urbana, se dificulta identificar dónde se abren las tomas clandestinas. Pero en el Tula-Azcapotzalco se registró un “nuevo piquete” a las 00:00 horas de este miércoles, aunque se espera que en pocas horas se vuelva a echar a andar.

 El caótico es el ducto Tula–Toluca. “Ha venido sufriendo muchos robos”, dijo. Precisó que el 15 de enero se registró el último piquete. “Ahí va a haber acciones de la Marina y la Defensa para determinar cómo podemos echar a andar de nuevo este ducto a partir de evitar estas tomas”, dijo. Adelantó que creen que pueden haber varios piquetes ahí porque se estaba fugando el 100 por ciento del combustible que se inyectaba al ducto.

Romero informó que el robo de combustible ha registrado una disminución durante el mes de enero ante el monitoreo y control de los ductos que se ha realizado. También detalló que entre el lunes 7 y el 14 de enero ha habido un incremento en la venta de combustible y que ya se está observando un repunte. El inventario en terminales: 5.3 millones de barriles almacenados; que se tiene 7 millones de barriles en buques fondeados; y señaló que en buques en transito hay 3.11 millones de barriles. Romero recalcó que no hay desabasto de combustible.

Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública, dio a conocer las acciones generales del plan para combatir el robo de combustible:

Primera: Mantener y reforzar la vigilancia en todos los ductos del país.

Segunda: Aumentar el volumen de distribución por mecanismos alternos (pipas, ferrocarril…).

Tercera: Que se adquieran nuevas pipas para garantizar el mecanismo alterno.

Cuarta: El reforzamiento de programas sociales en municipios y población de los ductos.

Quinta: Judicializar los procesos de investigación para desmantelar la red que ha protegido impunemente el robo de combustible.

El Presidente López Obrador agradeció la paciencia y el respaldo de la población al aguantar las colas que significan para cargar combustible. “Entre todos vamos a vencer el robo de combustible, entre todos vamos a vencer el huachicoleo, y ha sido fundamental, sino es que más, el apoyo de la gente”, indicó.

“Ningún Gobierno podría solo enfrentar un flagelo como este robo descarado, excesivo, impune de gasolina, de diésel, de combustible que se llevaba a cabo. Sólo con la gente, con los ciudadanos”, dijo y aseguró que están consientes de que el problema debe resolverse pronto.

“No estamos durmiendo, estamos trabajando, para regresar a la normalidad lo más pronto posible”, añadió.

El Jefe del Ejecutivo Federal recalcó que lo más importante del operativo es la vigilancia de los ductos, que es una garantía, “porque mediante esta acción se evita un agravamiento de la crisis”. Garantizó que se va a volver a la normalidad del abasto de combustible. Destacó también que se está actuando para tener transportación adicional de combustible.

 “Se está trabajando con transportistas, se está ya en acuerdo con empresas ferrocarrileras para aumentar el volumen de transportación de combustible. En el entendido de que tenemos combustible suficiente en las terminales. Recordó que “existía un mercado negro. Incluso estamos vendiendo más combustible que antes, porque se está abasteciendo también lo que era el mercado negro”.

Dijo que como ya no se puede robar lo que se robaban, ahora Pemex está facturando más.

“Se requiere ampliar la capacidad de distribución”, e informó que ya se están rentando pipas, se está buscando un acuerdo para transportar por ferrocarril y la adquisición de 500 pipas de 60 mil litros o mil de 30 mil litros. “Ya se está buscando en dónde adquirirlas, porque hay que comprar los tanques y a parte el tractor”, añadió.

También anunció que se está llevando a cabo el proyecto de crear nuevas terminales de almacenamiento. “Porque, ¿qué sucedió, por qué se complica? Fue creciendo la demanda y no se ampliaron los centros de acopio de combustible, los ductos son los mismos y están todos parchados, no se invirtió en eso y lo mismo las estaciones para el almacenamiento de combustible”, dijo.

El Presidente reiteró su llamado a la ciudadanía a que confíe en que su Gobierno va a resolver el problema, se regresará al abasto normal de gasolina y aseguró: “Tenemos control de la situación, tenemos las riendas en las manos”.

SOBRE HUACHICOL DE MEDICINAS Y CRUDO:  El Presidente informó esta mañana que también se está investigando si hay huachicol en la venta de petróleo crudo; y recalcó que también había huachicol en la compra de medicinas. El director de Pemex, Octavio Romero, fue cuestionado sobre si se ha detectado huachicoleo de crudo de petróleo. “Esa es otra parte de la ecuación. En su momento el Presidente va a instruir que comentemos alrededor de ese tema. Pero es una posibilidad el huachicoleo”, respondió el funcionario.

El Presidente informó que se está revisando con precisión la caída de la producción petrolera. “Se cae la producción sin duda porque no hay inversión, porque el año pasado se trabajó en 50 pozos, ahora ya estamos trabajando en 150 pozos. También vamos a revisar lo de el posible huachicoleo en la venta del crudo, porque nada más en la terminal de Dos Bocas estamos vendiendo, así como se tiene que comprar ahora, pues se vende la mayor parte de lo que se produce 1 millón 750 mil”, explicó.

“Queremos ver si es realmente un millón si no hay piratería, mercado negro”, añadió. Y reiteró que “lo del huachicol es una plaga que invadió todo el Gobierno en todas las actividades”. E insistió esta mañana en que también había huachicoleo en la compra de medicinas:  “Se adquieren 80 mil millones de pesos al año en medicinas, y los centros de salud y los hospitales no tienen medicinas. Todo eso lo tenemos que revisar”.

HASTA EN EL NAIM: López Obrador reveló ayer por la mañana que el lunes los saqueadores de combustibles volvieron a romper el ducto Tuxpan-Azcapotzalco para afectar el abasto de la gasolina en el centro del país, y llamó a los ciudadanos que “nos siga ayudando, que nos siga apoyando, aguantando ante las molestias que ocasiona cargar”. También reveló que se están robando combustibles de plataformas de Pemex, y que en las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se usaba combustible robado. Adelantó que el próximo martes hará un recorrido por toda la ruta del ducto de Tuxpan-Azcapotzalco. Dijo que busco hablar directamente con la gente en asambleas.