La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

Mensaje de padres a autoridades: quieren educación para sus hijos, no su muerte con una reapertura precipitada de las escuelas

February 20, 2021 - por

Mensaje de padres a autoridades: quieren educación para sus hijos, no su muerte con una reapertura precipitada de las escuelas

Uno de los vehículos que formó parte de la caravana que protestó en el centro angelino. Fotos: Reclaim Our Schools LA.

“Educación, no muerte”. Así, tajantes padres de familia y maestros enviaron un mensaje a las autoridades, legisladores, medios de comunicación y empresarios que presionan para volver “de manera precipitada” a la educación personalizada. Y, remataron, contundentes: “ La vida de mis hijos importan”.

Fueron, incluso, a más: por ningún motivo enviarán a sus vástagos a clases o volverán a salones de clase en las presentes circunstancias de una pandemia incontrolada en la que es urgente ponerse a salvo, no contagiarse, agravarse o morir.

Por eso, llaman a las autoridades estatales y locales a cambiar prioridades, a humanizarse. Primero controlar el coronavirus, atender las necesidades apremiantes de los damnificados por el virus y luego la vuelta a los salones de clase.

Parte de la caravana que protestó en el centro de LA.

Preocupación de madres de familia.

Contra el racismo en la educación.

A veces lacónicos, o a veces en lapsos largos de exposición, pero siempre vehementes, los miembros de este grupo social hablaron en una conferencia y recorrieron esta mañana el centro angelino en una caravana de al menos cien vehículos para fijar su postura ante el gobernador Newsom, miembros de la Junta de Supervisores del Condado y del Concilio de la Ciudad de Los Angeles, que presionan para la reapertura de los centros escolares en uno de los momentos más difíciles y amenazadores para la salud pública en la historia de la cuenca angelina.

La caravana incrementó los decibles de la protesta frente a la Cámara de Comercio, cuyo poder político y económico lo canaliza para presionar para el retorno a las clases personalizadas, sin importar el costo en vidas humanas y quebrantos de salud de la comunidad, como lo han denunciado el Sindicato de Maestros de Los Angeles y otras organizaciones comunitarias y de trabajadores.

La acumulación de ganancia por encima del bienestar y vida humana, acusan.

El viernes, la lideresa del Sindicato de Maestros de Los Angeles, Cecily Myart-Cruz, defiinió: “Se trata de un plan de reapertura de escuelas arbitraria y obligatoria, basada en la presión política”

“Que quede claro: la presión para volver a la escuela es política. No tiene apego ni base científica”, expuso.  Advirtió que reabrir los planteles sin las protecciones adecuadas expondrá a los niños y educadores al COVID-19 y podría a las familias en riesgo de enfermedad y muerte.

El sábado los manifestantes expresaron tesis análogas y también fueron portavoces de las demandas de una comunidad en extremo lastimada por el coronavirus, que por ahora tiene como prioridad encontrar solución a su carencia alimentaria, a su falta de liquidez económica, a su inseguridad existencial, porque la pandemia ha desplomado sus seguridades y oportunidades. Ese fue, precisamente, el enfoque que dio a sus palabras la madre de familia Jazmín García, lideresa del este angelino:

“Ahora mismo el foco debería estar en ayudar a las familias que perdieron su trabajo como resultado del COVID, perdieron a un miembro de la familia, están lidiando con los impactos de salud o luchan para pagar la renta. En cambio, la atención se centra en un regreso apresurado a la escuela cuando las vacunas no están disponibles para todo el personal de la escuela o los padres”.

También se hizo hincapié en la necesidad de poner fin al racismo educativo y se formuló una demanda al Distrito Escolar Unificado de Los Angeles: que convierta sus edificios vacíos o subutilizados en viviendas para familias de ingresos bajos y para reclutar y retener educadores.

Piden, asimismo, la desaparición de la policía escolar.

Tras la caravana, hubo una conferencia de prensa, Allí se presentó la madre Alicia Baltazar, madre soltera, con enfermedad autoinmune, quien ha perdido a 13 familiares en la pandemia.

“Antes de que nuestras escuelas puedan reabrir de manera segura, necesitamos que todo los código postal de Los Angeles estén fuera del nivel púrpura”, expuso.

Demanda más enfermeras en las escuelas y que el gobierno destine mayores recursos económicos para hacer funcional el aprendizaje en línea.

Isane Tyler expresó que “ no hay plan de seguridad claro para que podamos simplemente jugar con nuestros hijos. E incluso nosotros como adultos, estamos hablando de la vida humana”.

La conferencia se realizó afuera del edificio Ronald Reagan. Hubo cinco oradores, quienes coincidieron en las demandas fundamentales. Las organización Reclaim Our Schools LA  – que es apoyada por Los Angeles Alliance for a New Economy, LA Students Deserve, UTLA, y Alliance of Californians for Community Empowerment- llevó a cabo el evento y posteriormente, difundió un documento en el que  se pone de relieve el clasismo en estos tiempos difíciles para favorecer a los que detentan mayores ingresos.

O sea, los padres de familia que mayor ingreso tienen son los que urgen a la vuelta a las escuelas, porque son los menos castigados por el micro organismo, en tanto los latinos -los más lacerados en cuanto a defunciones, a razón del 52% del total- y otros segmentos étnicos no quieren ese retorno porque han sido fuertemente golpeados en todos sentidos.

Una investigación de la Universidad del Sur de California muestra que el 63% de los padres blancos y el 68% de los que tienen ingresos anuales superiores a los 150 mil dólares quieren el aprendizaje en persona, en tanto que los afroamericanos, latinos y asiáticos prefieren clases virtuales.

.

Frente al edificio Ronald Reagan.

LATINOS, LOS MAS AFECTADOS

La realidad habla por ellos. El reporte del Departamento de Salud Pública de Los Angeles correspondiente al 20 de febrero indica lo siguiente:

En cuanto a casos:

Indios americanos y nativos de Alaska: 1929.

Asiáticos: 49992.

Afroamericanos; 39, 859.

Latinos: 539,576.

Nativos de Hawaii y de las Islas del Pacífico:  4126.

Blancos: 112,846.

Otros: 107,631.

*Bajo investigación: 261,638.

Muertes:

Indios americanos y nativos de Alaska: 36

Asiáticos: 2398

Afroamericanos: 1,457.

Latinos: 9,822

*Nativos deHawaii y de las Islas del Pacífico: 91

Blancos: 4,283.

Otros: 393.

Bajo investigación: 208.

LAS DEMANDAS

Las demandas de Reclaim Our Schools LA para una reapertura de escuelas segura y racialmente justa, son las siguientes:

* Que cada código postal en LAUSD esté fuera del nivel púrpura y se cumplan otras métricas clave de salud;

* Todo el personal de la escuela debe tener acceso a las vacunas;

* Saneamiento y limpieza necesarios y máscaras y otros equipos de protección;

* Clases más pequeñas para garantizar el distanciamiento social

* Mayor inversión en Educación a Distancia.

*Poner Fin al Racismo Educativo.

* Reimaginar la seguridad de los estudiantes invirtiendo en consejeros, trabajadores sociales y la reforma del clima escolar y eliminando a la policía escolar.

* Apoyar el rendimiento de los estudiantes afroamericanos.

* Expandir las escuelas comunitarias.

*Apoyar el bienestar de los estudiantes, familias y comunidades.

* Aumentar los apoyos a la educación especial

* Proporcionar espacios verdes en las escuelas

* Convertir edificios de LAUSD vacíos y subutilizados en viviendas para

familias de ingresos extremadamente bajos y para reclutar y retener

educadores.