México cierra investigación de derrame petrolero a cambio de 25.5 millones de dólares; en EU la multa fue de 60 mil dólares

September 28, 2018 - por

México cierra investigación de derrame petrolero a cambio de 25.5 millones de dólares; en EU la multa fue de 60 mil dólares

Zona del derrame.

Poder y Buzzfeed News indica que el derrame de petróleo que ocurrió en la plataforma Deepwater Horizon en 2010 sí llegó a costas mexicanas.

_________________________________________________________________________________

El 15 de febrero de 2018, México y British Petroleum (BP) firmaron un acuerdo extrajudicial por 25.5 millones de dólares para cerrar de forma definitiva cualquier controversia por el derrame de petróleo que ocurrió en la plataforma Deepwater Horizon en 2010, en el cual se asentó que la petrolera no causó ningún daño ambiental en territorio mexicano.

El derrame se presentó en una plataforma marina ubicada en el Golfo de México, en territorio de Estados Unidos pero únicamente a 800 kilómetros de la costa mexicana. En Estados Unidos, la empresa fue multada por negligencia con más de 60 mil millones de dólares.

Una investigación de Poder Buzzfeed News documenta que los petrolíferos derramados sobre el Golfo sí llegaron a costas mexicanas, según un estudio realizado por el científico Sergio Jiménez que fue integrado en una demanda colectiva que pagaron los estados de Tamaulipas, Veracruz y Quintana Roo contra BP.

“Plumas de hidrocarburo creadas en la superficie por el accidente de derrame de petróleo de Deepwater Horizon, alcanzaron las costas de los estados de Tamaulipas y Veracruz en enero de 2011 y continuaron impactando en sus costas y en la vida marina”, escribió Jiménez en una declaración para la demanda en enero de 2013, obtenida para esta investigación. El científico también descubrió que 16 islas de Tamaulipas, Veracruz y Quintana Roo tenían daños. Además, pronosticó que los efectos continuarían dañando las costas de estos tres estados durante 10 años, dice la investigación publicada este martes.

Sin embargo, la demanda de los estados fue desechada por la Corte de los Estados Unidos en septiembre de 2013, por considerar que el reclamo debía venir del gobierno federal mexicano.

Por otro lado, el 19 de abril de 2013 la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) presentó una demanda contra BP, en la que argumentó que el petróleo derramado afectó el Golfo de México y que éste aún podría moverse mediante las corrientes submarinas, poniendo en riesgo los recursos naturales del país.

Además, el gobierno mexicano estableció que aún no era posible conocer todos los daños causados por el percance.

Sin embargo, durante el proceso el gobierno mexicano no presentó como prueba el estudio realizado por Jiménez, porque los despachos contratados en Estados Unidos por el gobierno federal y los estados no se pusieron de acuerdo en una estrategia legal para cruzar pruebas.

Además, SRE no presentó ante tribunales de Estados Unidos 22 estudios realizados por dependencias mexicanas que documentaban el estado de ecosistema tras el derrame. Los estudios se mantuvieron bajo reserva porque estaban listos para ser presentados en la querella, pero nunca fueron requeridos, según una solicitud de información.

La demanda del gobierno mexicano entró en una etapa de suspensión porque el juzgado recibió un gran número de procesos.

Según un cuestionario respondido por la SRE, los estudios sí serían usados como prueba una vez que la corte de Estados Unidos levantara la suspensión de la demanda mexicana. “Conforme a la legislación estadounidense, la exhibición de evidencia en un juicio, se lleva a cabo en una etapa posterior a la presentación de una demanda. Si bien la demanda se presentó en tiempo y forma, un mes después se suspendió el procedimiento por orden judicial, por lo que nunca se llegó a la etapa procesal en la que era posible exhibir pruebas”.

HUELLA MOLECULAR

Entre 2010 y 2014, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) encontró restos de petróleo en playas del Golfo de México, pero los investigadores no pudieron determinar científicamente si provenía del derrame de British Petroleum, porque nunca se les proporcionó la huella molecular de ese yacimiento.

La huella molecular es el ADN del petróleo y sirve para identificarlo en cualquier parte.

Los documentos reunidos durante la investigación indican que los científicos mexicanos solicitaron al gobierno que tramitara la entrega de la huella molecular, pero ésta nunca llegó a sus laboratorios.

“La posibilidad de obtener la huella molecular se siguió discutiendo con el gobierno de Estados Unidos y con la empresa con posterioridad a 2010. Sin embargo, estos no la proporcionaron; en el caso del gobierno de Estados Unidos, una vez presentada la demanda señaló que la vía adecuada para obtener cualquier información, era a través del proceso judicial”, dijo la SRE en un cuestionario respondido para esta investigación de Poder y Buzzfeed News.

Sin la huella molecular fue imposible determinar oficialmente si el petróleo encontrado en costas mexicanas correspondía al accidente de BP, pero ahora, gracias al acuerdo extrajudicial, México no podrá demandar a la compañía aunque encuentre daños  a los recursos naturales.