En el día 6 de la nueva normalidad, México reporta 13 mil 511 defunciones por la COVID-19, además de 19 mil 278 casos confirmados activos, es decir, los que se registraron en los últimos 14 días.

En total, en México hay 113 mil 619 casos confirmados, y 48 mil 273 sospechosos por COVID-19. Se han registrado 170 mil 434 negativos,  mil 189 defunciones sospechosas y fueron estudiadas 332 mil 326 personas, informaron autoridades de salud desde Palacio Nacional en la Ciudad de México.

En la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), de 795 hospitales notificantes, 757 (95 por ciento) presentaron su reporte; hay 12 mil 584 camas disponibles y 10 mil 079 ocupadas (44 por ciento).

A nivel nacional, 56 por ciento de camas de hospitalización general están disponibles y 44 por ciento ocupadas. En camas con ventiladores, 62 por ciento están disponibles y 38 por ciento ocupadas.

Bajo el principio general de máxima precaución, todas las entidades se mantienen en semáforo rojo para evitar la propagación de la COVID-19, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud.

Hasta la semana pasada, Zacatecas se mantenía en semáforo naranja, ahora se encuentra en rojo, sin embargo, solo es uno de los cuatro indicadores el que le otorga esa tonalidad en el semáforo.

Ricardo Cortés Alcalá, director de Promoción de la Salud, detalló ayer que el semáforo de riesgo epidemológico está compuesto de cuatro indicadores, dos de porcentaje y dos de tendencia.

El semáforo general, dijo el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud federal, da una pauta a nivel nacional, pero las autoridades federales serán las que decidan abrir actividades esenciales.

López-Gatell Ramírez insistió en que si hay ciudadanos que tienen enfermedades crónicas la COVID-19 puede tomarlas por sorpresa, por lo que es urgente que al sentir algunos de los síntomas deben acudir de inmediato a un hospital.