México podría pedir a la ONU que se regrese patrimonio histórico robado de países conquistados

October 26, 2020 - por

México podría pedir a la ONU que se regrese patrimonio histórico robado de países conquistados

El Presidente previó la petición durante su habitual conferencia matutina. Foto: Cuartoscuro.

Agregó que esperaría que la intervención de la ONU sea la manera de hacer un llamado a los dirigentes de los países en los que se hallan testimonios, piezas y códices, para que sean entregados “de manera voluntaria”.

 El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta mañana que planea solicitar la intervención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para recuperar las piezas históricas mexicanas que se encuentran en otros países.

Durante su conferencia de prensa matutina adelantó que esta petición se está meditando, ya que las piezas significan parte del valor patrimonial de México, el cual está fuera del territorio nacional como “parte de la política colonialista“.

Agregó que esperaría que la intervención de la ONU sea la manera de hacer un llamado a los dirigentes de los países en los que se hallan testimonios, piezas y códices, para que sean entregados “de manera voluntaria”.

“Yo estoy pensando seriamente en que presentemos una iniciativa en la ONU para que todo ese patrimonio histórico regrese a los pueblos de donde son originarias esas piezas y que sea un acto voluntario de quienes las poseen. Lo estoy planteando por la actitud de algunos países”, indicó el mandatario en su conferencia matutina, porque conservarlas “es parte de una política colonialista que ya no debe de permitirse en el mundo”, comentó desde Palacio Nacional.

El mandatario argumentó que además de que las piezas son originarias de México, éstas sólo pueden ser apreciadas y valoradas por “las élites”, ya que la mayoría del pueblo no puede solventar un viaje al extranjero.

“Consideramos que la exhibición de las piezas en los lugares de origen debe de garantizarse como algo mínimo. Son piezas originarias de los pueblos, y si están en museos del extranjero pueden ser visitadas, si acaso, por las élites de los países de donde son originarias de esas piezas, pero no por el pueblo”, recalcó desde el Salón de Tesorería.

El planteamiento surgió luego de mencionar que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) están gestionando los objetos históricos que se podrán traer al país para la conmemoración de los 500 años de la Conquista española y 200 de la Independencia mexicana.

El pasado 22 de octubre, el propio López Obrador conversó por teléfono con su homólogo de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, para pedirle el Códice Maya de Dresde, un documento maya que data del siglo XI o XII y que ha ayudado a expertos a poder descifrar la escritura maya.

Durante las últimas semanas, López Obrador está pidiendo a países europeos objetos históricos relacionados con México como el Penacho de Moctezuma, resguardado en Austria, o los códices Florentino y Cospi, actualmente en Italia.

El objetivo es exhibirlos temporalmente en México durante 2021, cuando se conmemorarán los 200 años de su Independencia (1821), los 500 años de la Conquista (1521) y los 700 años de la fundación de México-Tenochtitlan, actual Ciudad de México (1321), por lo que el país planea numerosos actos y exposiciones culturales y “en el extranjero hay muchos testimonios, piezas, códices, que demuestran la fortaleza, la grandeza cultural de México” agregó el mandatario.

En ese marco, la esposa del Presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, viajó recientemente a Europa y se reunió con autoridades francesas, italianas y austríacas, países que conservan piezas mexicanas tan importantes como el Penacho de Moctezuma, exhibido en Viena y que no podría trasladarse por su fragilidad.

Gerard van Bussel, curador de las colecciones de América del Norte y Central del Museo Antropológico de Viena, aseguró que no podría ser trasladado a México “al menos en los próximos diez años”.

“El penacho es demasiado frágil”, aseguró van Bussel, ya que está formado principalmente por material orgánico, y cualquier vibración “en el aire o la carretera lo destruiría”.

“Me gustaría conocer a la persona dispuesta a asumir esa responsabilidad”, sentenció el curador.

-Con información de EFE