México protege y acoge en su embajada en Quito a la ex presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador e integrante del movimiento politico del ex presidente, Rafael Correa

October 12, 2019 - por

México protege y acoge en su embajada en Quito a  la ex presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador e integrante del movimiento politico del ex presidente, Rafael Correa

Gabriela Rivadeneira, perseguida por el gobierno ecuatoriano.

QUITO

El Gobierno de México informó que recibió en su Embajada en Quito a Gabriela Rivadeneira, expresidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador y actual asambleísta del movimiento político del expresidente Rafael Correa.

“El Gobierno de México, siguiendo su tradición diplomática, recibió hoy [el 12 de octubre] en su embajada en Quito, Ecuador, para brindarle protección y resguardo, a Gabriela Rivadeneira, asambleísta nacional de dicho país por el Movimiento Político Revolución Ciudadana”, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno mexicano en un comunicado de prensa publicado en su página web.

Lenín Moreno, político ecuatoriano
© REUTERS / JOSE CABEZAS

El comunicado no específicó las razones por las que Rivadeneira acudió a esa Embajada.El comunicado añadió que con dicha acción, apegada al derecho internacional, México reitera su compromiso con el respeto, protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su afinidad política y subraya su preocupación por la situación política por la que atraviesa la República del Ecuador.

El Gobierno mexicano también reafirmó su postura de no intervención y su deseo por una salida democrática, pacífica y dialogada a la situación por la que atraviesa al momento Ecuador.

México hace pocos días otorgó asilo al excanciller Ricardo Patiño, sobre el que pesa una orden de prisión preventiva por una investigación que se le realiza en Ecuador por un presunto delito de instigación.

Protestas contra el presidente Lenín Moreno en Ecuado
© REUTERS / DANIEL TAPIA

Desde el 2 de octubre, Ecuador enfrenta una serie de protestas generalizadas a lo largo de su territorio, en contra de la eliminación del subsidio a la gasolina de 87 octanos y el diésel, que ha desatado la ira de diversos sectores sociales, sobre todo indígenas y trabajares sindicalizados.En las protestas ha habido saqueos y violencia que no se han visto en la historia de las protestas en el país andino, de los cuales los dirigentes indígenas y demás sectores en protesta han rechazado ser partícipes y han acusado de ellos a grupos de infiltrados.