Video: Migrantes piden a AMLO que los escuche. En 40 años han enviado a México un estimado de 900 mil millones de dólares y a cambio poco significativo han tenido y los gobiernos los han soslayado

July 7, 2020 - por

Video: Migrantes piden a AMLO que los escuche. En 40 años han enviado a México un estimado de 900 mil millones de dólares y a cambio poco significativo han tenido y los gobiernos los han soslayado

Los dirigentes de organizaciones mexicanas en el Sur de California, Aniceto Polanco, de la Coalición por los Derechos Plenos de los Inmigrantes, y Guadalupe Gómez, del Consejo Nacional de Federación de Zacatecanos, antes de partir a Washington con el propósito de reunirse con el presidente López Obrador.

Antes de salir a Washington, el guerrerense Aniceto Polanco y el zacatecano Guadalupe Gómez, posaron frente a una sugestiva pancarta. El mensaje al presidente mexicano -al que quieren ver en el marco de su encuentro con su homólogo estadounidense- es lacónico pero cargado de significado: “Escúchenos”.

Los dos dirigentes mexicanos del sur de California están solos en la foto, pero atrás ese mensaje hay millones de mexicanos migrantes en Estados Unidos que quieren que al fin haya un mandatario que realmente los escuche, no sólo que los oiga, como ha ocurrido siempre. Quieren, incluso, que trascienda su narrativa sobre el pueblo migrante y que a su calificativo de “héroe” lo acompañe de acciones serias y comprometidas.

Hablan con autoridad moral, con el lenguaje de los hechos y resaltan que su lazo axiológico con México es inquebrantable. Y como abono a su aserto destacan que en los últimos 40 años, el pueblo migrante mexicano ha enviado a su país un estimado de casi un trillón de  dólares, esto es, casi 900 mil millones de dólares, de acuerdo cálculos del Banco Mundial.

Y ¿qué han recibido a cambio?: sólo magra correspondencia si se compara con semejante fortuna, es el razonamiento de dirigentes de migrantes.

Quieren que López Obrador realmente conozca a fondo las cuitas, triunfos, demandas, proyectos, frustraciones, derrotas de los más de 38 millones de mexicanos en EU.

Creen, incluso, que al interior del gobierno de AMLO no hay plena comunicación e información fidedigna sobre lo relacionado con los migrantes. Un ejemplo: en días pasados, el presidente habló de los programas que desarrollan los migrantes en favor de sus patrias chicas. Pero diversos líderes contaron a este medio que los programas 3×1 o 2×1 ya están desaparecidos desde que inició su mandato.

Quieren que López Obrador sea su interlocutor ante Trump, sobre todo en aspectos fundamentales: la legalización de los indocumentados y de los “soñadores” de DACA y que su mano extendida se haga presente también en estos momentos en los que la enorme mayoría de los mexicanos radicados en la Unión Americana han sido severamente golpeados por la crisis económica generada por la pandemia, pero que hasta el momento han sido olvidados por los gobiernos de Estados Unidos y de México.

En torno a estas y otras demandas se han movilizado los líderes de organizaciones mexicanas en la Unión Americana desde antes de que se anunciara que López Obrador estaría en Washington. Le han enviado cartas, han realizado manifestaciones, acudido a foros públicos y en medios de comunicación. Ha sido una multiplicación de esfuerzos para hacer una labor consistente. No quieren dejar pasar la oportunidad.

Organizaciones, federaciones y clubes de mexicanos demandan  participar en el debate y la construcción colectiva de las  etapas que requiere la implementación de la denominada Cuarta Transformación.

Le piden a AMLO que en la agenda binacional incluya el tema de la comunidad mexicana migrante y méxico-americana, sus derechos económicos, sociales y culturales con una visión de responsabilidad compartida para los siguientes 50 años.

YA HABLARON CON LA EMBAJADORA MEXICANA EN WASHINGTON

Arnoldo Borja, Guadalupe Gómez, la embajadora Martha Bárcena, Juan José Gutiérrez y Aniceto Polanco, en la sede diplomática mexicana en Washington.

Cuatro dirigentes angelinos se encuentran ya en Washington: Juan José Gutiérrez, Guadalupe Gómez, Arnoldo Borja y Aniceto Polanco. Representan a una coalición de más de dos centenares de organizaciones. Los dos primeros con un amplio palmarés. Gutiérrez, con casi cuatro décadas en el activismo, fue protagonista – en 1994- de la derrota de la Proposición republicana  187 -que negaba servicios públicos a los indocumentados de California, incluyendo salud y educación- y obligaba a servidores públicos a denunciar a esos inmigrantes. En octubre de ese año, organizó en Los Angeles la hasta entonces mayor marcha latina celebrada en Estados Unidos, a  las que asistieron más de 300 mil personas. Gómez  representa a 14 Federaciones de Zacatecanos del Consejo Nacional de Federaciones de Zacatecanos, uno de los más numerosos segmentos de mexicanos en el exterior. Además, ha impulsado el programa 3×1, que los propios zacatecanos crearon en los 80. Mediante dicha acción, por cada peso que aportan los gobiernos federal, estatal y local, los migrantes ponen uno para obras de carácter colectivo en sus comunidades de origen. AMLO cree que esos programas siguen funcionando, pero en la realidad están descontinuados desde que es titular del Ejecutivo.

Los cuatro ya hablaron con la embajadora mexicana en EU, Martha Bárcena, a quien le pidieron que transmita al mandatario una solicitud de reunión.

Además, le hicieron saber lo que en una carta a Trump -enviada el 1 de junio- solicitaron:  que conceda al pueblo indocumentado, un alivio legal en la forma de Estado de Protección Temporal (TPS). Fundamentan su argumentación en el hecho de que esa fuerza de trabajo siempre ha realizado trabajos esenciales en este país, acentuados durante la pandemia.

Dijeron que los beneficiarios serían entre 4 a 7 millones de inmigrantes que trabajan en la industria de la carne, el transporte, la salud, en el campo.

Resaltaron a Trump que en tiempos difíciles y peligrosos del COVID-19, los  trabajadores migrantes han seguido plantando y cosechado los alimentos que consumen los estadounidenses y de otros países, al menos cuatro millones de ellos han salvado vidas en instalaciones de salud, como lo han destacado expertos de cuidados de salud y no han frenado el procesamiento de productos cárnicos.

Por tanto, exigen al ejecutivo “una política de inmigración consistente con nuestra realidad”.

Los dirigentes de 200 organizaciones que integran la coalición Fuerza Migrante y otros grupos, fundamentaron su demanda con base en lo expresado por el mandatario estadounidense el pasado 28 de abril cuando designó a las plantas procesadoras de carne como “infraestructura crítica” y ordenó a los trabajadores del sector no frenar la producción de este producto, básico de la dieta de la población del país.

Esta estructura crítica, agregaron, incluye a los trabajadores agrícolas, transporte, salud y servicios.

Ponen de relieve que un porcentaje significativo de todos los trabajadores inmigrantes carecen de estatus migratorio legal y por eso su demanda para que les conceda esa protección legal, creada en 1990 como una manera efectiva de proporcionar un estatus legal temporal a los inmigrantes que residen en Estados Unidos cuyas naciones sufrieron desastres naturales prolongados disturbios o conflictos. En este caso, el problema es dentro del país.

En su carta, le dijeron a Trump que durante las últimas tres décadas, los presidentes estadounidenses ejercieron esta prerrogativa política a connacionales de diversas naciones y ahora le piden protección para los migrantes indocumentados esenciales

“Su decisión de proteger a aquellos que están alimentando y proporcionando atención médica necesaria  al pueblo estadounidense, creará un ambiente que servirá bien a los estadounidenses, y reconocerá a las personas de todas las religiones y nacionalidades que se refleja bien en un país del que todos estamos orgullosos de ser parte”, dijeron al ejecutivo.

La embajadora Bárcena ponderó el aprovechamiento de esta coyuntura y de la calificación de Trump a los indocumentados de “trabajadores esenciales”.

A Trump también le pidieron que apoye el programa DACA ( Deferred Action for Childhood Arrivals), que protege a quienes fueron traídos a EU desde niños y que desde entonces han vivido y estudian aquí en casas de estudio superior. Le indican que otorgue un alivio legal a esos jóvenes conocidos como “dreamers” (soñadores), porque formalmente son estadounidenses y forman parte de la inteligencia de este país.

DACA beneficia a al menos 700 mil jóvenes, de los cuales el 80 por ciento nacieron en México.

Una carta igual a la enviada a Trump le hicieron llegar a López Obrador, el 17 de junio.

OAXAQUEÑOS PIDEN A AMLO DEJAR DE SER “HEROES ANONIMOS”

El Movimiento Oaxaqueño Migrante también envió una misiva al presidente López Obrador pidiendo su intervención ante Trump para que legalice a indocumentados y a dreamers.

Y le plantean:

“ Hay compatriotas que llevan más de 34 años como indocumentados (desde después de la  amnistía de 1986 decretada por el Presidente Ronald Regan). Según el último informe del Pew, en 2017 había en Estados Unidos 10.5 millones de migrantes sin papeles, de los cuales 4.9 millones eran mexicanos, (de los cuales se reciben en México cada mes tres mil millones de dólares en remesas) que no han podido ir a México ver a sus seres queridos cuando han fallecido, madres y padres que aún viven con la esperanza de ver a sus hijos, familias que han sido separadas. A los que usted nombra los héroes anónimos, ahora es la oportunidad al menos de tocar este tema y dejemos de ser anónimos en este país con su ayuda”.

MENOS RETORICA Y MAS ACCION CON MIGRANTES

Las Organizaciones, Federaciones y Clubes destacaron que el pueblo mexicano migrante es el “otro México” que han sido soporte macroeconómico principal para el país y para más de 1.6 millones de hogares mexicanos.

Sin embargo, precisaron, en ese periodo nunca sus demandas, necesidades y propuestas han sido de un interés prioritario para el Estado mexicano hasta ahora y por el contrario, en los últimos años sólo en el discurso somos héroes.

“  Ese mensaje – agregaron- no se ve reflejado en los presupuestos para los programas y acciones de la comunidad mexicana migrante que han sido reducidos radicalmente y desaparecidos en algunos casos”.

Afirman, asimismo, que hay “ ausencia de una política integral de migración en México, con énfasis en política migratoria, fronteriza, de seguridad y económica”. Ante ello, agregan, llegó la doble contingencia: el COVID-19 y la crisis económica en Estados Unidos con graves impactos sobre la comunidad mexicana con 17.5% de desempleo; 2.9 millones de desempleados que afectan a 8.8 millones de mexicanos sin recibir ningún apoyo del gobierno de ese país ni de México”.

También se quejan de que el gobierno lopezobradorista  ha sido excesivamente prudente frente a las agresiones constantes del presidente Trump contra México, contra los migrantes, su  cultura y exportaciones.

“ Queremos que también se reconozca la necesidad de no dejar al abandono a 38 millones de mexicanos migrantes en Estados Unidos, olvidándose que una construcción  colectiva es requerida para una cuarta transformación que sea eficiente para 164 millones de mexicanos con democracia, empleo y bienestar para todos, que posibilite que la migración sea una alternativa y no una necesidad, como planteó usted en su Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024”, plantean.

Le solicitan una reunión de trabajo para entregarle sus propuestas urgentes, entre las que destacan las siguientes:

  1. – Negociar con el gobierno de Estados Unidos que los recientes programas y acciones de apoyo que ha implementado para un sector de la población, se hagan extensivas para la comunidad mexicana migrante que vive y trabaja en la Unión Americana sin importar su status migratorio, por lo menos durante 3 meses.
  2.  Proponer la apertura en México de un centro de Tele consultas médicas, que brinde atención general a la comunidad mexicana migrante a través de una o varias de las plataformas digitales disponibles.
  3.  Diseñar un programa urgente de apoyo temporal a la comunidad mexicana migrante desempleada o que se han visto en la obligación de cerrar sus negocios de manera permanente.
  4.  Etiquetar suficientes recursos para un programa de coinversión para proyectos productivos entre migrantes y el gobierno de México que generen empleo en sus comunidades y que la economía nacional dependa menos de las remesas.