Milicianos del grupo de extrema derecha ‘Boogaloo’ mataron a 2 policías en California

June 18, 2020 - por

Milicianos del grupo de extrema derecha ‘Boogaloo’ mataron a 2 policías en California

Steven Carrillo podría ser elegible a la pena de muerte si es encontrado culpable por el asesinato de un agente federal en Oakland a finales de mayo de 2020. Crédito: Oficina del Alguacil del condado de Santa Cruz (California)

Un sargento de la Fuerza Aérea y otro miembro del grupo miliciano ‘Boogaloo’ fueron acusados el martes de balear fatalmente a un agente federal y de herir a otro cuando protegían un edificio federal en el norte de California, durante las protestas por la muerte de George Floyd.

El militar sospechoso Steven Carrillo, de 32 años, además enfrenta cargos por supuestamente asesinar a tiros al alguacil del condado de Santa Cruz, Damon Gutzwiller, en un operativo policial para capturarlo por el crimen anterior.

De acuerdo con la acusación, Carrillo y su presunto cómplice Robert Justus, de 30 años, aprovecharon las manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial para perpetrar el pasado 29 de mayo un ataque armado contra dos agentes federales que vigilaban el edificio federal en la ciudad de Oakland.

Alrededor de las 9:27 pm estacionaron una camioneta Ford Econoline frente al edificio y Carrillo salió unos diez minutos para observar qué hacían los oficiales. A las 9:34 pm el vehículo se acercó a los dos agentes y Carrillo abrió la puerta corrediza en el lado del pasajero para dispararles varias veces. Así mató al oficial David Patrick Underwood, de 53 años, y dejó herido a su compañero.

El incidente desató una cacería humana que duró ocho días. Las autoridades cerraron el cerco a los sospechosos cuando una persona llamó al 911 para reportar que su camioneta había sido abandonada en la ciudad de Ben Lomond, a unas 70 millas al sur de Oakland.

Dentro del vehículo encontraron armas de fuego, municiones y material para fabricar bombas. Para tratar de despistar a los detectives, la camioneta fue pintada con aerosol.

La emboscada contra los alguaciles

Cuando los alguaciles del condado de Santa Cruz se acercaban a la casa de Carillo en Ben Lomond éste los emboscó, matando a tiros al agente Gutzwiller y dejando herido a un uniformado. En medio del operativo también se registró una explosión dentro de la vivienda.

Carillo recibió un disparo en la cadera y logró escapar, primero a pie y después robando un coche en una carretera cercana. Con su propia sangre, él escribió en el cofre de ese auto “frases que se refieren a una ideología extremista que promueve la incitación a un levantamiento violento mediante el uso de milicias”, según un comunicado de la Fiscalía federal.

Eventualmente, el sospechoso fue detenido por la Policía. En el interior de su vivienda encontraron un rifle AR-15 que tenía un silenciador y un dispositivo que le permitía disparar rondas de balas calibre 9 milímetros al jalar el gatillo y otra al soltarlo.

Al registrar su teléfono descubrieron que se había comunicado con Justus en los días previos al ataque en el edificio federal de Oakland. El 11 de junio, Justus se reunió con agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y fue detenido por supuestamente conducir la Ford Econoline en la balacera.

Si es convicto por el cargo de asesinato, Carrillo sería elegible para la pena de muerte. Justus, por su parte, se enfrenta a una condena de hasta 20 años de prisión.

“Los ataques indiscriminados contra agentes de la ley por parte de aquellos motivados por un extremismo violento de cualquier tipo son contrarios a los valores de nuestra nación y socavan el poderoso mensaje de los manifestantes pacíficos”, dijo sobre este caso el fiscal federal John C. Demers.

Los ‘Boogaloo’, el peligroso movimiento de milicias al cual pertenecen Carrillo y Justus, es considerado un grupo de odio que piensa que el país está cerca de una segunda guerra civil. Uno de sus objetivos es derrocar al gobierno y hay supremacistas blancos entre su membresía. Según otro caso en Las Vegas, trers miembros de este grupo planearon infiltrarse en las manifestaciones por la muerte del afroestadounidense George Floyd.

El FBI arrestó el 30 de mayo a tres simpatizantes de los ‘Boogaloo’ en Las Vegas, Nevada. Les decomisaron trapos, gasolina, latas de aerosol y armas junto con trampas explosivas, fuegos artificiales y notas escritas a mano de tácticas militares y de supervivencia.