Mónica Fernández presidirá el Senado; Batres impugna y arremete contra Monreal

August 19, 2019 - por

Mónica Fernández presidirá el Senado; Batres impugna y arremete contra Monreal

La senadora Mónica Fernández, quien será la próxima presidenta del Senado, de acuerdo con la votación que se realizó esta mañana en el Senado, en una conferencia prensa, el 19 de agosto de 2019. Foto María Luisa Severiano

Mónica Fernández será la próxima presidenta del Senado, de acuerdo con la votación que  realizó esta mañana la bancada de Morena y que fue desconocida de inmediato por Martí Batres, quien ocupaba el cargo.

Según el primer informe extraoficial del recuento de votos, 33 legisladores se manifestaron por una nueva presidencia y 29 por la relección de Batres.

A continuación, otras aspirantes a la Presidencia declinaron en favor de Fernández, senadora por Tabasco.

Sin embargo, a través de Twitter,  Martí Batres desconoció los resultados.

En varios mensajes Batres protestó porque en una votación convocda para “senadores y senadoras de Morena”, a última hora se dejó votar al grupo del Partido Encuentro Social (PES), aliado del grupo mayoritario.

En consecuencia, se debe dejar votar al grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT), también aliado de Morena, dijo Batres.

Además, señaló a su correligionario Ricardo Monreal de ensuciar el proceso interno de Morena a lo largo de todas estas semanas y con una maniobra de último momento al dejar votar a legisladores que no eran de” ese partido.

“Durante meses el senador Ricardo Monreal me persiguió y me combatió para sacarme de la Mesa Directiva. ¿Qué logró? Exhibirse como un político faccioso incapaz de encabezar un amplio movimiento. El riesgo es que regresemos a las épocas del cacicazgo y el poder de un sólo individuo.

“Lo han dicho otros y se corroboró hoy: Ricardo Morena es un factor de división en Morena. Le hace mucho daño a nuestro movimiento”, se lee en otro par de tuits.

Yeidckol Polevnsky ha presentado, asimismo, su inconformidad.

La votación en urna se abrió a las 9 de la mañana. Monreal dijo entonces que anularía su voto ya que no apoyaría la relección y tampoco respaldaba una nueva elección. “Soy coordinador y debo mantener la unidad del grupo”. señaló.

Dijo que con este proceso la bancada de Morena saldrá muy fortalecida, muy presionada, “es un proceso inédito que va a ayudar a la cohesión. La lectura, el mensaje es muy benéfico para la democracia, ya que por vez primera el grupo mayoritario vota de manera directa, secreta, sin consignas, sin imposiciones, en libertad”.

NOTICIAS RELACIONADAS