Mujeres marchan en Washington; exigen a Trump detener masacres

August 4, 2019 - por

Mujeres marchan en Washington; exigen a Trump detener masacres

La alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, expresó su respaldo a la marcha de mujeres contra los tiroteos, al colocar en su cuenta de Twitter (@MurielBowser) un vídeo de la protesta

Nueva York.

Cientos de mujeres, en su mayoría pertenecientes al grupo Moms Demand Action han marchado esta pasada noche por las calles de Washington D.C. para exigir al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que tome medidas inmediatas para impedir de una vez por todas las masacres por arma de fuego, como las que han ocurrido en las últimas horas en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), que se han saldado con casi una treintena de muertos.

El grupo ya se encontraba en la capital de Estados Unidos para formar parte de una conferencia anual pero la masacre de El Paso acabó generando una marcha entre las asistentes. “El tono de la reunión cambió enseguida”, ha declarado una de las organizadoras, Amber Gustafson, al Washington Post. “Estamos hartas. Ya es hora de que cambien las cosas”.

Al menos 20 personas murieron en un centro comercial de El Paso y otras 26 resultaron heridas por los disparos efectuados presuntamente por el joven Patrick Crusius, que entró armado con un fusil de asalto. Horas después, otro individuo abrió fuego contra la clientela de un bar de Dayton. Nueve personas murieron y 16 resultaron heridas.

La alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, expresó su respaldo a la marcha colgando en su cuenta de Twitter un vídeo de la protesta.

El grupo fue formado a raíz de otra masacre, la de la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown, Connecticut, en 2012, donde un joven mató a tiros a veinte niños.

La marcha desembocó en el Capitolio, donde las asistentes guardaron un minuto de silencio por los fallecidos en El Paso, antes de que tuviera lugar la matanza de Dayton. “Sabemos que el Congreso no está aquí, pero queríamos convertir nuestro dolor en acción”, ha explicado Elva Mendoza, voluntaria de la organización, al USA Today.

“No renunciaremos hasta que tengamos leyes de armas más seguras”, dijo Mendoza. “Volveremos a nuestras comunidades y usaremos lo que hemos aprendido para seguir trabajando”, ha añadido.