Niega AMLO persecución contra el presidente de la Comisión Reguladora de Energía; ya existían pruebas de conflicto de interés desde antes de que criticara a la terna, dice

February 19, 2019 - por

Niega AMLO persecución contra el presidente de la Comisión Reguladora de Energía; ya existían pruebas de conflicto de interés desde antes de que criticara a la terna, dice

Durante la conferencia de prensa de esta mañana, el mandatario confirmó que recibirá al titular de la CRE así como a los comisionados del INAI”; es cuestión de agenda”, dijo.

__________________________________________________________________________________________

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la investigación por conflicto de interés en contra del presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, no fue una represalia por criticar la terna que envío el gobierno federal para el organismo, ya que “las pruebas existían desde antes”.

“Ya las teníamos, y él lo sabía, las pruebas de que hay conflicto de interés. Antes de que él criticara las ternas. Puedo probar que ya se tenía la investigación. Incluso, puedo hasta pensar que por eso criticó las ternas, porque ya sabía que existía una investigación; una investigación sobre conflicto de intereses no se hace de un día para otro.

“Si hacen una revisión de cuando yo dije que iba a enviar las ternas, cuando él hace el cuestionamiento a las ternas, y cuando se da a conocer que hay conflicto de intereses, se van a encontrar en el tiempo de que ya teníamos toda la información, ya Inteligencia Financiera tenía el expediente, y tenía como criterio que cuando me presentan un expediente sobre un presunto ilícito ordeno de inmediato que se proceda”, explicó en su conferencia matutina.

El lunes , a través de un mensaje a medios, el titular de la CRE negó conflicto de interés y solicitó una audiencia con López Obrador.

Asimismo, las y los comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) enviaron un oficio a la Oficina de la Presidencia de la República, en el que solicitan una reunión con el Presidente para “definir una ruta de diálogo y colaboración”.

Al respecto, López Obrador dijo que está dispuesto a escucharlos, ya que el derecho de audiencia es “un derecho”.

“Los voy a atender, los voy a recibir, nada más es un asunto de agenda, a ver cuándo puedo hacerlo, para escucharlos como lo tienen que hacer todas las autoridades”, dijo.

Al ser cuestionado sobre la iniciativa impulsada por Morena en la Cámara de Diputados para reformar la Ley de Pemex, con lo que se aumentarían las facultades del director de la empresa, López Obrador dijo que el Ejecutivo no apoya la propuesta.

“No queremos darles pretextos, excusas, a los que han saqueado a Pemex. Si ahora nosotros planteamos algo así, ¿qué van a decir?, va a gritar como pregoneros que se está actuando con arbitrariedad y ya no habrá contrapesos en Pemex”, comentó.

El presidente atribuyó la crisis de la Comisión Federal de Electricidad a que la Comisión Reguladora de Energía autorizó contratos para pagar cantidades estratosféricas por el gas.

“Los gasoductos son de particulares y el dueño del gasoducto obtuvo un contrato para que la Comisión Federal de Electricidad le compre el gas, a precios elevadísismo, y si en la construcción del gasoducto hay un bloqueo, y se interrumpe la construcción, la CFE le tiene que pagar a la empresa. En ocho gasoductos, en promedio, 50 millones de dólares al año de multa. Ocho gasoductos detenidos, parados”, abundó.

GUARDIA NACIONAL

Por otra parte, el Presidente afirmó que hay una actitud partidista (PAN-PRI) en el Senado y en la Cámara de Diputados, que se opone a la Guardia Nacional.

Sin embargo, apuntó, hay gobernadores del PRI que lo apoyan, porque ellos saben que la Guardia Nacional es necesaria para combatir la inseguridad en sus estados.

En ese sentido, el mandatario criticó que que “aquéllos que utilizaron sólo como recurso el uso de la fuerza en tiempos pasados, y que desataron la violencia, y convirtieron al país en un cementerio, ahora dicen que son defensores de derechos humanos y que no quieren la militarización del país, cuando no es eso lo que se está proponiendo”.