La Universidad Autónoma de Querétaro desarrolla una vacuna contra Covid-19

September 26, 2020 - por

La Universidad Autónoma de Querétaro desarrolla una vacuna contra Covid-19

La vacuna contra el Covid-19 que desarrolla la Universidad Autónoma de Querétaro ya se encuentra en fase preclínica de pruebas en animales, la cual, por protocolos cientínficos, dura tres meses.

Las pruebas que realizan son consistentes en seguridad, toxicidad e inmunogenicidad en animales, para posteriormente y de acuerdo con los resultados que arrojen, comenzar a hacerlo en los humanos, explicó la rectora Teresa García Gasca, según reportó Estrella Álvarez para el diario capitalino Milenio.

«Dos meses o tres meses estaremos con resultados en animales y si son prometedores como lo estamos pensando, si son alentadores, estaremos trabajando ya para iniciar las pruebas clínicas en humanos de fase uno, para lo cual se requeriría más apoyo”, comentó García Gasca.

Teresa García Gasca, Rectora de la UAQ. FOTO El Arsenal

La rectora detalló que en este proceso de investigación medirán los niveles de citosinas, marcadores de posible daño hepático y análisis histopatológicos en órganos blanco en los ratones inoculados, para descartar daños a causa de la vacuna.

“En lo que respecta a la inmunización de cabras y conejos, se tienen cuatro grupos diferentes por especie: uno de control, y tres grupos a los que se les aplicó ya la primera dosis consistente de 30, 60 y 100 microgramos de proteína S, respectivamente. Mientras que para los ovinos se tiene un grupo de control y el grupo inmunizado con 100 microgramos”.

Para ello, requieren de recursos que por el momento sólo la Secretaría de Relaciones Exteriores ha prometido entregarles, ya que Conacyt, a quienes ya entregaron los primeros lineamientos, rechazaron la propuesta.

“Lo primero que nos contestó Conacyt en la primera ronda es que quitáramos la vacuna y que la propuesta fuera sin vacuna, entonces quitamos la vacuna, siguió y después ya tampoco no nos dieron el apoyo, y en esos entonces ya la vacuna entró a la propuesta del CEPPI que como sabemos ya en ese sentido está siendo apoyada por la SRE.

Facultad de Ciencias Naturales de la UAQ FOTO UAQ

Entre la fase preclínica y la obtención de una vacuna segura y eficaz suele pasar mucho tiempo, explicó el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell Ramírez, al ser cuestionado sobre el desarrollo en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para la generación de una vacuna contra el covid 19.

Dijo que es alentador que la comunidad científica de México tenga la capacidad de desarrollar proyectos encaminados a la generación de una vacuna, pero que falta mucho.

“En realidad es mucho más complejo de lo que parece, cuando se habla de ya empezar a producir la vacuna, que lo vi así planteado en las noticias, se habla de algo que es muy diferente, muy, muy diferente; entre la fase preclínica y la fase clínica y el desarrollo final, hay un mundo de distancia, generalmente son muchos años de trabajo, de investigación, antes de que un prototipo de vacuna, o un candidato a vacuna pudiera ser viable, sin embargo, no quisiera desalentar a la Universidad Autónoma de Querétaro, ni a las personas investigadoras que trabajan en ello”, mencionó el subsecretario de salud.

Teresa García Gasca, Rectora de la UAQ FOTO Infobae

García Gasca lamentó que el Conacyt no confíe en los proyectos mexicanos. Aún así, explicó, la en la UAQ no se han  detenido las investigaciones porque el proyecto se mantiene con recursos de la universidad a la espera de recibir el primer apoyo de la SRE para hacer la primera etapa preclínica de la vacuna.

Esos ensayos de vacunación se realizarán en la Facultad de Ciencias Naturales, ubicada en El Marqués, bajo supervisión de un comité bioético para garantizar trato digno a los animales de experimentación.

Ya en mayo de este año, académicos de la UAQ desarrollaron una prueba para la detección del nuevo coronavirus de bajo costo.

Karina Acevedo Whitehouse, doctora en epidemiología, según consignó el portal argentino Infobae,señaló que las primeras tres mil pruebas, las autoridades estatales aportaron 600,000 pesos y la universidad dio también 600,000 pesos, para un total de 1.2 millones de pesos.