No habrá recortes presupuestales en las escuelas públicas K-12 de California, anuncia el gobernador Gavin Newsom

June 22, 2020 - por

No habrá recortes presupuestales en las escuelas públicas K-12 de California, anuncia el gobernador Gavin Newsom

Gobernador Newsom: protección presupeustal a escuelas públicas.

No habrá reducción presupuestal para las escuelas públicas de California, anunció el gobernador Gavin Newsom.

El mandatario había propuesto un recorte de ocho mil millones de dólares, pero los legisladores de opusieron.

Newsom y líderes parlamentarios destacaron esta mañana la protección al acuerdo presupuestario de financiamiento de las escuelas k-12, que en gran parte quedarán a los niveles actuales.

“Es un resultado notable”, señaló el diario Los Angeles Times, pues la disminución de los ingresos fiscales ha sido drástica por la pandemia.

Indica el rotativo que defensores de la educación consideran que la mayor parte de los distritos escolares  podrán mantener las operaciones como lo estaban en el año académico anterior.

Además, el presupuesto otorga a las escuelas alrededor de cinco mil millones de la parte estatal de la Ley federal CARES, destinado a ayudar a cubrir el aprendizaje a distancia y otros costos inesperados relacionados con la pandemia COVID-19.

Los legisladores no estuvieron de acuerdo con los recortes de Newsom a las escuelas y una amplia gama de servicios sociales. Insisten en que el estado debería extender el plazo para el nuevo dinero federal hasta finales de septiembre antes de encontrar 14 mil millones de dólares adicionales en ahorros presupuestarios.

Donde sí habrá recortes es en los sistemas de la Universidad de California y la Universidad Estatal de California que ascenderá a 970 millones de dólares.

El rotativo indica que el acuerdo presupuestario distribuye los fondos del estado para esos servicios a lo largo de varios años. En tanto, los distritos escolares tendrán que usar reservas de efectivo o pedir dinero prestado para pagar la factura de alrededor de 12.5 mil millones de dólares  en gastos que el estado normalmente tendría que cubrir. Durante la Gran Recesión se utilizaron ampliomente aplazamientos similares del gasto en educación estatal.

Newsom y los legisladores pasaron dos fines de semana consecutivos y hasta tarde en la mayoría de las noches antes del anuncio de esta mañana.

No hay plazo  para un acuerdo final del presupuesto. Una sentencia de la corte de 2014 determinó que sólo el plan presupuestario general está sujeto a la fecha límite constitucional del 15 de junio, con revisiones y decisiones adicionales permitidas semanas o incluso meses después de que el año fiscal comienza el 1 de julio.

“PRESUPUESTO EQUILIBRADO Y RESPONSABLE”

El Gobernador Newsom y los presidentes del Senado pro Tempore, Tony G. Atkins, y de la Asamblea, Anthony Rendon, emitieron una declaración sobre el acuerdo presupuestario en la que destacan:

“Este acuerdo refleja nuestro compromiso compartido de apoyar a las escuelas y se basa en una base de equidad: asigna miles de millones de dólares a los estudiantes más afectados por la pérdida de aprendizaje”.

Indicaron que “la pandemia ha causado un cambio repentino y dramático en las perspectivas económicas de nuestra nación y estado, y ha tenido un efecto en cascada en nuestro presupuesto estatal. California estaba mejor posicionada para este cambio repentino que en casi cualquier momento de su historia, construyendo reservas récord después de años de presupuesto responsable. Aún así, el tamaño y el alcance de la pandemia y la crisis económica que lo acompaña no tienen precedentes, dejando a California para tomar decisiones difíciles y descubrir cómo mantener los servicios críticos con mucho menos”.

“Frente a estos desafíos, -agregaron- hemos acordado un presupuesto equilibrado, responsable y que protege los servicios básicos: educación, atención médica, red de seguridad social y preparación y respuesta ante emergencias”.

Dijeron que este presupuesto requirió  decisiones difíciles, aunque queda más trabajo por delante. “Pero fueron pasos necesarios para mantener a California en una base fiscal firme mientras continuamos con el desafío COVID-19, protegemos los servicios vitales y nuestras comunidades más vulnerables, y construimos un fuerte puente fiscal hacia un resurgimiento económico seguro y rápido”. Subrayaron la necesidad de que el gobierno federal aprueben un plan de ayuda integral y responsable para que los estados y las comunidades locales puedan seguir manteniendo a los estadounidenses seguros mientras lidera la recuperación económica nacional”.

LAUSD REQUIERE MAS RECURSOS PARA ENFRENTAR EFECTOS

DEL COVID-19 EN ESCUELAS, DICE EL SUPERINTENDENTE BEUTNER

Esta mañana, el Superintendente del distrito escolar, Austin Beutner, dijo que las escuelas requieren más recursos para enfrentar los efectos del coronavirus. Disponer de menos dinero, destacó, tendrá un impacto muy serio en los estudiantes.

Antes de que el gobernador y los legisladores  dieran a conocer hoy que no se recortará el presupuesto de la educación pública de California, el funcionario hizo saber que los planteles necesitarán al menos 200 millones de costos adicionales para mitigar el riesgo del virus en las instalaciones y continuar con el aprendizaje en línea.

Indicó que además, se requerirá comprar equipos de protección personal y suministros de limpieza y contratar a más personas para limpiar y desinfectar las instalaciones escolares.

“Los gobiernos federal y estatal han proporcionado el dinero para cuidar el sistema médico y las personas que se enfermaron. Igual compromiso debe haber para apoyar a las escuelas y a los niños que sirven”, dijo.

Beutner indicó que el estado está proponiendo un recorte de 600 millones de dólares en las escuelas, casi el 10% del presupuesto. Dijo que el 97% de los fondos que recibe el distrito escolar se gastan en las escuelas, que sentirán el efecto de cualquier merma.

Dijo que el 90 por ciento del financiamiento escolar es proporcionado por el estado y en mínima proporción por el gobierno federal.

Dijo que antes de la crisis de la pandemia el financiamiento a las escuelas era inadecuado. Ejemplificó: en Nueva York, las escuelas públicas reciben alrededor de 30 mil dólares cada año para educar a un estudiante y en Los Angeles es de 17 mil dólares.

Como consecuencia de ello, hay tamaños de clase grandes, falta de enfermeras de tiempo completo en escuelas, bibliotecas sin bibliotecarios y falta de computadoras y tecnología necesaria para el aprendizaje en línea.