Nueva legislación permite a California fabricar medicamentos genéricos a bajo costo

September 28, 2020 - por

Nueva legislación permite a California fabricar medicamentos genéricos a bajo costo

Gobernador Gavin Newsom.

El gobernador de California Gavin Newsom anunció la firma de una legislación para reducir el costo de los medicamentos recetados para los contribuyentes, empleadores y consumidores.

A principios de este año, Newsom anunció el primer plan de la nación para reducir el costo de los medicamentos recetados mediante la creación de Cal Rx, una etiqueta de medicamentos genéricos patrocinada por el estado.

Según el proyecto de ley SB 852 del senador estatal y pediatra Richard Pan, la Agencia de Salud y Servicios Humanos de California (CHHS) desarrollará asociaciones de fabricación para producir o distribuir medicamentos genéricos recetados, haciendo que los medicamentos esenciales sean asequibles y accesibles para más pacientes.

La ley también inyectará una competencia necesaria en los mercados que han elevado los precios para los consumidores y ayudará a abordar la escasez crítica de medicamentos.

“El costo de la atención médica es demasiado alto”, dijo Newsom después de la firma de la ley. “Nuestro proyecto ayudará a reintroducir la competencia en el mercado de medicamentos genéricos, quitando el poder de fijación de precios a las grandes compañías farmacéuticas y devolviéndolo a los consumidores”.

El gobernador añadió que California está utilizando su poder de mercado “y nuestro poder moral para exigir precios más justos para los medicamentos recetados; esta legislación afirma nuestro liderazgo innovador en derribar las barreras del mercado a los medicamentos recetados asequibles”.

Por su parte, el senador Richard Pan destacó que los medicamentos recetados “no funcionan si la gente no puede tener acceso a un suministro confiable de medicamentos genéricos asequibles”.

Dijo que, con la firma de la ley SB 852, California ayudará a reintroducir la competencia en el mercado de medicamentos genéricos, esta vez para los medicamentos recetados.

Yasmin Peled, defensora de políticas y legislación en la organización Health Access California, quien colaboró para la creación de la ley, destacó a Univision Noticias que tomará algún tiempo para que California establezca la contratación y la fabricación de medicamentos clave.

“Sin embargo, California tiene el potencial no solo ahorrar dinero a los contribuyentes a medida que el estado obtenga medicamentos con descuento para los 14 millones de californianos en Medi-Cal y otros programas, sino que también reduce los costos de los medicamentos a millones más”, dijo Peled.

De acuerdo con la experta en salud, más de 8 millones de estadounidenses usan insulina para el control de la diabetes, y miles de ellos en California podrían beneficiarse de una reducción de costo por la nueva competencia, especialmente para aquellos que no tienen seguro médico o tienen coberturas insuficientes.

Millones de diabéticos podrían beneficiarse

Un reporte de 2016 del Centro de Investigación de Políticas de Salud de UCLA indica que, casi la mitad de los adultos de California, incluido uno de cada tres adultos jóvenes, tienen prediabetes, un precursor de la diabetes tipo 2, o diabetes no diagnosticada.

Específicamente, la ley SB 852 requiere que la Agencia de Salud y Servicios Humanos de California se asocie con empresas farmacéuticas privadas para proveer la producción de insulina y otros medicamentos genéricos recetados, mismos que deberían estar disponibles para proveedores, pacientes y compradores a un precio transparente y requiere que la CHHSA dé prioridad a los medicamentos genéricos para enfermedades crónicas y de alto costo.

“Yo por ejemplo tengo problemas relacionados con el asma y el costo de los medicamentos es alto”, dijo el asambleísta de Los Ángeles, Miguel Santiago, a Univision Noticias. “En el caso de las personas que no pueden pagar por la insulina, es malo no solo para la salud, sino para todos, porque cuando las personas llegan a las salas de emergencia resulta más costoso para los contribuyentes y para el estado, y a nosotros nos interesa que la gente esté sana, a partir del momento que puede obtener sus medicamentos genéricos”.

La nueva ley también requiere que CHHSA evalúe la viabilidad y las ventajas de fabricar directamente
medicamentos genéricos recetados y vender medicamentos genéricos recetados a un precio justo.

La fabricación estatal de medicamentos no es un concepto nuevo

California, a través del Programa de Prevención y Tratamiento del Botulismo Infantil (IBTPP) del Departamento de Salud Pública (DPH), ha estado fabricando el único tratamiento para el botulismo infantil desde 2003.

Los Departamentos de Salud de Massachusetts y Michigan operaban instalaciones de fabricación para la producción de ciertas vacunas y tratamientos biológicos. El laboratorio de Massachusetts todavía está en funcionamiento y el laboratorio de Michigan se vendió a una empresa privada en 1998.

Según los datos de gasto nacional en salud de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, el gasto en medicamentos recetados aumentó a $333,400 mil millones en 2017. El precio de los medicamentos recetados aumentó un 62% entre 2011 y 2015, incluso después de tener en cuenta los reembolsos.

“Si bien muchos líderes políticos hablan mucho sobre los altos precios de los medicamentos recetados, el gobernador Newsom ha firmado una legislación tanto este año como el año pasado para abordar las prácticas de la industria sobre los medicamentos recetados”, dijo a Univision Noticias, Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California.

“A diferencia del gobernador, el presidente Trump ha amenazado con vetar las propuestas en el Congreso que reducirían los medicamentos recetados, y sus órdenes ejecutivas aún no tienen los detalles, si es que los tienen, para brindar un alivio real”, dijo en relación a la orden ejecutiva de salud que emitió en papel el presidente, la semana pasada en Charlotte, Carolina del Norte. “El gobernador Newsom ha firmado una legislación, el presidente Trump ha firmado promesas, pero nada más”.