Nuevos incendios forestales arrasan la región vinícola cercana a San Francisco

September 28, 2020 - por

Nuevos incendios forestales arrasan la región vinícola cercana a San Francisco

Dos nuevos grandes incendios forestales están arrasando la región vinícola de California, muy cerca de San Francisco donde han destruido ya edificios y casas, amenazan a miles residentes de la ciudad de Santa Rosa, y han devastado casi por completo el poblado de St. Helena, en los condados de Sonoma y Napa.

Los incendios Glass y Shady comenzaron el sábado y domingo, y obligaron a la evacuación de miles de residentes el fin de semana.

Este lunes ardían varias casas en los barrios suburbanos del este de Santa Rosa, una ciudad de 177,000 habitantes, que es la más poblada del condado de Sonoma, y en donde las evacuaciones por carretera se tornaron demasiado peligrosas.

“La orden de evacuación fue realizada de manera rápida y ordenada”, dijo este lunes durante una conferencia de prensa vía Zoom, el alcalde de Santa Rosa, Tom Schwedhem. “La seguridad de todos nuestros residentes es nuestra prioridad”.

El alcalde dijo que la ciudad ayudará a todos los residentes que hayan sido afectados por el incendio, “independientemente de su estatus migratorio”.

Los fuegos amenazan otra vez a la ciudad de Santa Rosa

Los nuevos incendios son alimentados por poderosos vientos cálidos y los llamados vientos “Diablo”

SAMUEL CORUM/AFP via Getty Images

La ciudad de Santa Rosa fue devastada en 2017 por el llamado incendio Tubss, que, de manera similar al incendio Shady fue avivado por los fuertes vientos y las altas temperaturas. Hace tres años, el incendio Tubss redujo a cenizas unas 1,500 casas, en el vecindario noroeste de Coffey Park.

Ahora son los barrios del noreste de Santa Rosa los que están ardiendo. Los nuevos incendios son alimentados por poderosos vientos cálidos y los llamados vientos “Diablo” que provienen del norte y el este. Las llamas envolvieron las casas en el área de Mountain Hawk Drive, que está bordeada por casas de dos pisos en el desarrollo de apartamentos Skyhawk, construido a finales de la década de 1990.

Hasta ahora no ha se ha reportado ningún herido.

El domingo fueron emitidas órdenes de evacuación para los residentes de los barrios Calistoga, Skyhawk, Melita, Stonebridge y la comunidad de jubilados de Oakmont y Pythian. Personas mayores del centro de vida asistida Oakmont Gardens fueron evacuados a tiempo.

De la misma forma, miles de automóviles congestionaron las carreteras y rutas de salida de la ciudad, en momentos que cumplían con las órdenes de evacuación.

“Me uno al dolor de quien ha perdido su propiedad”, dijo en rueda de prensa la supervisora del condado de Sonoma, Susan Gorin, quien hace tres años perdió su hogar en el incendio Tubbs. “Gracias a la rápida intervención de CalFire, bomberos y autoridades del orden se pudo reducir la cantidad de posible destrucción en las zonas evacuadas”.

Otros dos incendios también ardían en contra del viento que invadía Santa Rosa, ambos flanqueando la ciudad de St. Helena en el condado de Napa: el incendio de Boyson al oeste y el incendio de Glass al norte.

Las famosas bodegas vinícolas Chateau Boswell fueron destruidas

También se quemó el motel Black Rock Inn, cerca de la bodega de la vinícola

Justin Sullivan/Getty Images

En la pequeña comunidad de St. Helena, de apenas 6,152 habitantes, las llamas del Glass Fire devoraron las famosas bodegas vinícolas Chateau Boswell, de 41 años de antigüedad.

También SFGate del Área de la Bahía informó que el motel Black Rock Inn, cerca de la bodega de la vinícola estaba envuelto en llamas.

Hasta ahora, el incendio ha destruido al menos siete viñedos, muchos más permanecen en peligro y se han calcinado 11,000 acres de árboles y maleza en un día.

En el vecindario de Deer Park del condado de Napa, los bomberos están trabajando para evitar que las llamas de Glass Fire se acerquen a las casas y al hospital de St. Helena.

Bomberos del condado de Contra Costa y San Ramon Valley llevaron ambulancias a las instalaciones para ayudar a sacar a los pacientes.

Conocido como el Shady Fire y el Boysen Fire, esos incendios se habían fusionado con el Glass Fire el lunes temprano, y “más de 10,000 residentes se habían visto obligados a abandonar más de 6,500 hogares”, informó KPIX. El incendio ahora se conoce como el Incidente del Vidrio y, a las 7 a.m. del lunes, estaba en 11,000 acres y sin contención.

55 personas mayores fueron evacuadas de un hospital

La actividad humana, el cambio climático y las condiciones más secas, crean un escenario ideal para que se propaguen los incendios

Justin Sullivan/Getty Images

El hospital Adventist Health St. Helena suspendió la atención de sus pacientes y transfirió a todos a otro lugar.

El incendio de la zona vinícola había quemado 17 millas cuadradas (44 kilómetros cuadrados) hasta el lunes, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, o CalFire.

La región vinícola ha sido marcada por terribles incendios en los últimos años, incluido el incendio Tubbs de 2017 que mató a 22 personas y destruyó más de 5,600 casas y otros edificios.

Numerosos estudios en los últimos años han relacionado los incendios forestales más grandes en EEUU con el calentamiento global por la quema de carbón, petróleo y gas, especialmente porque el cambio climático que ha hecho que California sea mucho más seca.

Una California más seca significa que las plantas son más inflamables.Durante el fin de semana, Pacific Gas & Electric cortó la electricidad en áreas específicas donde los vientos aumentaron la posibilidad de que se produjeran otro tipo de choques eléctricos u otros daños en los equipos que podrían provocar nuevos incendios.

En lo que va del año, más de 8,100 incendios forestales en California han quemado 5,780 millas cuadradas (14,970 kilómetros cuadrados), han destruido más de 7,000 edificios y matado a 26 personas.La mayoría de las pérdidas se produjeron a mediados de agosto, después de que una serie de miles de relámpagos provocaron el brote masivo de incendios.

“La actividad humana local indudablemente aumenta el riesgo de incendios, pero el cambio climático y las condiciones más secas crean un polvorín que es mucho más probable que se encienda y se propague”, declaró a Univision Noticias, Paul Scott, director ejecutivo de One Atmosphere, una organización medio ambientalista con sede en Oakland, California.

“Entonces, ya sea por negligencia humana o cables eléctricos caídos o un rayo lo que enciende la primera chispa, es mucho más probable que veamos la propagación devastadora de estos incendios increíblemente destructivos”, dijo el experto.

Incendios todo el año

Los expertos predicen más fuegos este invierno en California

Justin Sullivan/Getty Images

Las preocupaciones por los incendios también se desarrollaron el lunes en todo el sur de California, aunque no estaba claro qué tan fuertes serían los vientos pronosticados de Santa Ana. No obstante, se esperaba que el calor y la sequedad extrema fueran problemáticos.

“Las olas de calor han sido demasiado intensas y aparte, la combinación con fuertes vientos han sido devastadores”, dijo a Univision Noticias, Fernando Herrera, capitán de bomberos de Cal Fire. “Para estas fechas se supondría que ya debería haber disminuido la temporada de calor, pero el clima ha cambiado bastante y por eso tenemos incendios tan grandes”.

El capitán Herrera recordó que, en sus 40 años de experiencia en el oficio de bombero, “personalmente he notado el cambio en el clima, porque los incendios de maleza comenzaban normalmente en marzo y para junio ya habían terminado en el norte del estado”.

“Y en el sur de California empezaban en julio y concluían entre septiembre y octubre; pero ahora tenemos incendios forestales todo el año cuando desaparecían los vientos de Santa Ana”, añadió. “Pero ahora, con el cambio climático, he notado que en los últimos 15 años hemos tenido incendios todo el año, las temperaturas son más calientes, el invierno no es tan frío, cae poca nieve y no hay lluvias, así que no es raro que volvamos a tener un próximo invierno caliente”.

En el fin de semana, las condiciones climatológicas también fueron cálidas, secas y ventosas en partes de Arizona, donde el incendio Sears en el Bosque Nacional Tonto al norte de Phoenix ha crecido a más de 14 millas cuadradas (36 kilómetros cuadrados) desde que estalló el viernes por la tarde. Las autoridades informaron cero porcentaje de contención del siniestro.

Baja el porcentaje de contención del Bobcat Fire en Los Ángeles

El incendio ha estado ardiendo por tres semanas en el Bosque Nacional Ángeles

Mario Tama/Getty Images

El llamado incendio Bobcat que estalló el 6 de septiembre cerca de la presa Cogswell y el área de West Fork, al noreste de Mount Wilson y dentro del Bosque Nacional Ángeles ya ha quemado 114,200 acres de maleza y se encuentra contenido en un 62%, según autoridades del Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles.

El fuego ha estado ardiendo en el Bosque Nacional Ángeles durante casi tres semanas, amenazando a las comunidades en el Valle del Antílope y ciudades del Valle de San Gabriel. Su contención total está prevista para el miércoles, gracias a la incorporación de otros 1,366 bomberos.

Andrew Mitchell, portavoz de los bomberos, dijo que emitieron un aviso de advertencia de mala calidad del aire, debido al humo del incendio, considerado el más grande en la historia del condado de Los Ángeles.

No está claro qué causó el incendio, pero el Servicio Forestal de EEUU están investigando un problema experimentado por la compañía de electricidad, Southern California Edison en el momento en que se produjo el incendio.

La empresa de servicios públicos ha asegurado que no es responsable del incendio, que fue captado por una cámara de video en Mount Wilson.Este incendio ha quemado más acres que el incendio de Woolsey de 2018, que calcinó 96,271 acres de maleza.