Por primera vez en 25 años, hay acuerdo para reformar la ley que regula las chárter, anuncian el gobernador Newsom, el titular de Educación de California, Tony Thurmond, y líderes legislativos

August 28, 2019 - por

Por primera vez en 25 años, hay acuerdo para reformar la ley que regula las chárter, anuncian el gobernador Newsom, el titular de Educación de California, Tony Thurmond, y líderes legislativos

Gobernador Newsom y el titular de Educación, Tony Thurmond, fundamentales para impulsar el cambio en el ordenamiento que regula a escuelas chárter.

Por primera vez en 25 años, ha sido acordada una reforma a la ley que regula a las escuelas chárter. De esta manera, habrá un aumento en la rendición de cuentas de esos planteles que agrupan a al menos 600 mil alumnos en California. Además, el impacto fiscal de su establecimiento y operación en los distritos escolares va a ser “considerado cuidadosamente”.

Así lo informaron el gobernador Gavin Newsom, el presidente Pro temporte del Senado, Toni Atkins, el presidente de la Asamblea, Anthony Rendón, el senador Connie Leyva, el asambleísta Patrick O’Donell y el Superintendente de Instrucción Público del estado, Tony Thurmond.

Ellos anunciaron la llegada  a un acuerdo sobre el proyecto legislativo 1505  que permitiría a los distritos escolares considerar el impacto fiscal de una nueva escuela chárter en los estudiantes locales, aseguraría que las comunidades locales controlen la autorización y renovación de las escuelas chárter y derogaría las disposiciones que permiten a la Junta Estatal de Educación aprobar, renovar o escuchar apelaciones de peticiones de escuelas chárter.

El logro de este avance fue posible después de debates entre los impulsores de las chárter -que incluyen corporaciones y privatizadores de la educación- y los defensores de la educación pública, son los sindicatos magisteriales al frente. Los diálogos iniciaron a finales de la primavera pasada. Han tenido debate y desacuerdos y el gobernadora Newsom fue el principal gestor para que ambas partes estuvieran de acuerdo en hacer posible los cambios.

La Asociación de Maestros de California (CTA, siglas en inglés) destacó que los entonces gobernadores el republicano Arnold Schwarzenneger, y el demócrata Jerry Brown, “protegieron a la industria chárter y vetaron proyectos parecidos al presente.

Algunos puntos fundamentales de lo acordado, expresadas por la oficina del goberndor Newsom, son:

  • Los distritos escolares públicos tendrán más autoridad para rechazar las peticiones de nuevos campus chárter, serán más drásticos en los requisitos de credencialización de los maestros de esos planteles y establece una moratoria de dos años en nuevas escuelas autónomas virtuales.
  • Bajo el proyecto de ley, las juntas escolares locales podrían rechazar nuevas peticiones chárter basadas en los posibles efectos fiscales de la escuela en el distrito y si la esas escuelas buscan ofrecer programas que el distrito ya proporciona, de acuerdo con el gobernador Oficina.
  • El acuerdo requeriría que todos los nuevos maestros de escuelas chárter posean las mismas credenciales que las escuelas públicas tradicionales el próximo año y que los requisitos para los maestros existentes durante cinco años.
  • La propuesta también eliminaría el papel de la junta estatal como autoridad de fletamento, lo que le permitiría sopesar apelaciones para determinar si un distrito escolar abusó de su discreción al negar la petición para crar una chárter.
  • Las disposiciones adicionales del acuerdo requerirían que las escuelas chárter cumplieran con los mismos estándares de desempeño que las escuelas públicas tradicionales.
  • La ley se basaría en la legislación aprobada este año para asegurar que las chárter reflejen la demografía de los estudiantes de educación especial, los estudiantes de inglés y otros grupos en las comunidades en las que se encuentran.
  • La legislación permitiría a las juntas de educación del condado conservar su papel en la revisión de las apelaciones para las peticiones de carta denegadas.

La moratoria de dos años sobre las escuelas chárter virtuales y otras escuelas chárter no basadas en el aula también se queda corta de los llamamientos de los sindicatos para una congelación estatal de todas las nuevas cartas.

El gobernador Newsom se había manifestado optimista para lograr el acuerdo antes de un plazo legislativo inminente y dijo que las conversaciones continuaron durante todo el fin de semana y hasta altas horas de la noche de esta semana.

“Se ha hecho mucho trabajo duro en esto, y lo único que me importa es el resultado”, dijo a los periodistas. Y agregó: “Si podemos hacer algo, es algo importante y no es fácil. Mucha gente tiene opiniones fuertes en ambos lados”.

Ayudantes de Newsom mantuvieron reuniones separadas con cada parte y actuaron como intermediarios en intensas negociaciones sobre el proyecto de ley 1505 de la Asamblea.

La oficina de Newsom dijo que el proyecto de ley resuelve puntos críticos de contención entre las chárter y las escuelas públicas tradicionales y sienta una base para que los grupos trabajen juntos en los esfuerzos que interés de los niños.

El gobernador Newsom ha reiterado que estos cambios de ninguna manera deben ser asumidos como una venganza de él a ls chárter ya que sus dirigentes se opusieron férreamente a su candidatura a gobernador y apoyaron al mexicoamericano Antonio Villaraigosa, ex alcalde de Los Angeles, al que respaldaron con 23 millones de dólares para su campaña.

Apenas dos meses después de haber asumido la gubernatura, Newsom firmó una ley que exige que las chárter cumplan con estándares de transparencia similares a las escuelas públicas.

Por parte de los maestros, negociaron el acuerdo los integrantes de una coalición laboral que incluyó a la CTA, la Federación de Maestros de California, la Federación Laboral de California y la Asociación  de Empleados de Escuela de California.

“Después de meses de conversaciones honestas y difíciles, hemos hecho progresos significativos en nombre de nuestros estudiantes”, dijo la coalición laboral en un comunicado. “Creemos que la medida en que los legisladores de California votarán conducirá a un ambiente de aprendizaje más equitativo para los estudiantes de las escuelas públicas del vecindario de California”.

El principal sindicato californiano, el de los Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés), con cerca de 33 mil miembros, ha realizado acciones sistemáticas desde hace varios años denunciando lo pernicioso de las chárter para la educación pública, porque no rinden cuentas ni son transparentes, porque rechazan estudiantes, sobre todo los de educación especial y aprendices de inglés, porque usan áreas de planteles oficiales y porque succionan cantidades crecientes a las finanzas del distrito escolar, el segundo más importante del país.

Un estudio ordenado por UTLA concluyó que el distrito escolar destina anualmente al mantenimiento de las chárter 590 millones de dolares anuales, lo que explica el impacto que tienen en los problemas financieros del distrito.

UTLA, asimismo, señala que las chárter son sólo vistas como mercancía por parte de los magnates que se han apropiado de su conducción y son usadas, además, con propósitos políticos y para dañar a la educación pública y dimanar al gremio magisterial.

Las escuelas chárter en California son financiadas con fondos públicos y operadas de manera independiente por organismos privados. Surgieron en 1992  para promover la innovación educativa, pero – según UTLA- se ha convertido en una pesada carga para los planteles comunitarios públicos, que deben tener la prioridad.