Por primera vez, México supera a EU y Canadá en calidad automotriz, según estudio de J.D. Power

July 15, 2020 - por

Por primera vez, México supera a EU y Canadá en calidad automotriz, según estudio de J.D. Power

La consultora estadounidense reveló que los vehículos de manufactura mexicana registraron menos fallas durante los primeros tres meses de uso que otros modelos fabricados en Canadá y Estados Unidos.

__________________________________________________________________________________________

Un bajo costo de mano de obra puede no ser la única razón por la cual los fabricantes de vehículos han invertido millones de dólares para montar plantas en México. Un estudio realizado recientemente por la consultora J.D. Power revela que el país también se está posicionando en Norteamérica por la calidad de los vehículos que produce. Por primera vez, México ha superado a Canadá y a Estados Unidos en este rubro, según la opinión de los propios consumidores estadounidenses.
Entre febrero y mayo, J.D. Power consultó a 87,258 estadounidenses que compraron un vehículo nuevo en los tres meses previos, y les preguntó si su unidad había registrado alguna falla o defecto en nueve categorías, incluido motor y transmisión, tablero, asientos, sistema de infoentretenimiento, aire acondicionado y acabados en la carrocería. Fueron analizados 189 modelos de 31 marcas, producidos en 137 plantas alrededor del mundo.

Estados Unidos es el principal mercado para los modelos de manufactura mexicana: el 81% de los vehículos exportados durante el primer semestre del año terminaron en los pisos de venta del país vecino, según datos de Inegi. Y, por primera vez, los consumidores estadounidenses colocaron a México por encima de Estados Unidos y Canadá, en términos de calidad.

“El país siempre había puesto a Estados Unidos y Canadá como benchmark y, aunque siempre había mantenido niveles cercanos en calidad con estos dos países, nunca los había superado. ¿Qué hizo la diferencia ahora? Que en los últimos años las plantas han seguido invirtiendo para incorporar nueva tecnología en sus procesos y han arrancado muchos programas para capacitar al personal. Hoy, la competitividad de la mano de obra mexicana ya está igual de calificada, o incluso más, que la de los otros dos países de la región”, dice en entrevista Gerardo Gómez, director de J.D. Power México.

En el ranking de calidad de J.D. Power, México ocupó la novena posición a nivel global, con un promedio de 36 fallas o defectos reportados por cada 100 vehículos. Canadá aparece en la posición 13, con 39 fallas reportadas, y Estados Unidos en la 15, con 41 problemas por cada 100 vehículos.

Entre los vehículos estudiados, el Jepp Compass y el Dodge Journey, fabricados en la planta de Toluca, Estado de México, fueron los que menos fallas registraron, según la percepción de los consumidores estadounidenses. Siguen en la lista los modelos Forte, Rio y Hyundai Accent, producidos en la planta de Pesquería, Nuevo León, de Kia; el Fusion y Lincoln MKZ, que salen de la planta de Hermosillo, Sonora, de Ford; y los SUV Equinox, Trax y Terrain, ensamblados en la planta de San Luis Potosí de General Motors.

En el fondo de la tabla están los modelos de la marca Mercedes-Benz, Clase A sedán y GLB, que Daimler ensambla en la plata de Aguascalientes. Los consumidores estadounidenses reportaron 58 fallas en estos modelos por cada 100 unidades.

Entre los retos que identifica Gómez para aquellas marcas cuyos modelos registraron una percepción de baja calidad está el reparar satisfactoriamente las fallas mediante llamados a revisión o haciendo válidas las garantías, así como el diseño de mecanismos para explicar el funcionamiento de los sistemas de infoentretenimiento, ya que en muchas ocasiones no es que haya una falla en el sistema, sino que es poco intuitivo para el cliente.

“Las armadoras que se preocupen por atender las dudas de sus clientes son las que van a poder generar lealtad, que es un factor muy importante para la recompra. Es más probable que un cliente satisfecho con su vehículo recompre la marca, que aquel que tuvo una mala experiencia con su primera compra”, dice Gómez.