Ratifican fallo que impide a Trump negar recursos federales a ciudades santuario de inmigrantes

August 24, 2019 - por

Ratifican fallo que impide a Trump negar recursos federales a ciudades santuario de inmigrantes

El 25 de enero de 2017, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva para retener fondos federales a las ciudades santuario. Crédito: Getty Images.

SAN FRANCISCO

Los condados de San Francisco y Santa Clara, en California, se anotaron este viernes una victoria final en la querella legal en torno a la retención de fondos federales para las ciudades santuario con la que amenazaba la administración del presidente Donald Trump.

El fallo judicial le prohíbe al gobierno federal implementar una provisión clave de la orden ejecutiva emitida el pasado 25 de enero de 2017, mediante la cual ordenaba a distintas agencias negarles fondos federales a las “jurisdicciones santuario” que han decidido no cooperar con las autoridades migratorias.

El condado de Santa Clara -al que se le unió San Francisco- decidió llevar al gobierno de Trump a los tribunales ante la posibilidad de perder casi $1,700 millones en fondos federales, lo que representa alrededor de 35% de su presupuesto anual de ingresos para financiar servicios médicos para menores de edad, programas de salud mental, seguridad pública, educación y servicios de emergencia y primeros auxilios, entre otros.

“La población inmigrante y la diversidad del condado no hace más fuertes, y estamos orgullosos de mantenernos firmes ante las amenazas a nuestros servicios locales de salud y seguridad, aún cuando vienen directamente de un presidente de los Estados Unidos”, dijo Dave Cortese, miembro de la Junta de Supervisores del condado de Santa Clara. Las palabras de Cortese fueron compartidas por el presidente de la Mesa de Supervisores, Joe Simitian, quien agregó que “las acciones de la administración fueron imprudentes e ilegales”.

En abril de 2017, la corte federal de San Francisco emitió una orden provisional en favor de los dos condados de California para bloquear la acción ejecutiva del presidente Donald Trump, misma que fue ratificada en agosto de 2018 en un fallo de un tribunal federal de apelaciones. El dictamen final de este viernes crea protecciones permanentes contra la retención de fondos federales para todos los condados del estado dorado.

La explosión de los santuarios para indocumentados

La cruzada de Donald Trump contra las ciudades santuario podría ser más contraproducente de lo que parece. Según datos del Immigrant Legal Resource Center (ILRC), una organización de derechos de los inmigrantes que monitorea la expansión de las políticas santuario, desde que Trump llegó al poder en enero de 2017, las jurisdicciones que protegen a los migrantes se han multiplicado.

“Desde que Trump se hizo presidente, más de 120 condados y ciudades han aprobado políticas santuario y más de 28 estados tienen una ciudad o condado con este tipo de política”, dijo el investigador de ese instituto, Krsna Ávila, el pasado mes de mayo.

“La administración Trump ha hecho todo lo posible para tratar de frenar a diferentes jurisdicciones para implementar políticas santuario pero estamos ganando no solo a nivel estatal, ya que hay diferentes estados que han aprobado legislaciones santuario, sino a nivel local. Hay muchos condados y ciudades que han aprobado leyes santuario y además de eso también hay numerosas sentencias judiciales favorables en cortes que dicen que estas políticas de Trump son ilegales”, añadió el investigador del ILRC.

Al presidente solo le hicieron falta 5 días en la Casa Blanca para lanzar su primera amenaza a las ciudades santuario. Lo hizo al firmar una orden ejecutiva que estipulaba el retiro de fondos a las administraciones locales que no cooperaran con las autoridades migratorias, una orden que la justicia determinó que era “inconstitucional”. Y más recientemente aseguró estar enviando a los indocumentados que llegan en números récord a la frontera a las ciudades santuario en una especie de represalia.

California, un bastión de lucha

Lejos de disuadir a las ciudades de frenar su cooperación con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), algunas localidades, condados y estados han tomado medidas para la defensa de los inmigrantes ante la llegada de Trump a la Casa Blanca.

El año pasado, con la ley SB54, California implementó la más amplia ley santuario por la que que las agencias policiacas locales y estatales tienen prohibido indagar el estatus migratorio de las personas, colaborar en los operativos de ICE y transferir a los detenidos por faltas menores.

También conocida como el ‘Acta de los Valores’, la ley pretende prohíbe el uso de recursos públicos, estatales y locales, en tareas que competen al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), como una respuesta de los legisladores de California ante el endurecimiento de las políticas migratorias de la administración del presidente Donald Trump contra los indocumentados.

Los policías y agentes del sheriff, incluyendo los que trabajan en las cárceles, pueden seguir trabajando con las autoridades federales de inmigración si es que una persona ha sido hallada culpable de uno de unos 800 delitos, mayormente delitos graves y delitos menores que pueden ser aplicados como delitos graves, pero ellos no podrán entregar inmigrantes a las autoridades federales si es que solo tienen delitos menores en su historial delictivo.

De acuerdo con el Instituto de Políticas Públicas de California, en el estado se calcula que viven entre 2.3 y 2.6 millones de inmigrantes indocumentados, lo que representa casi una cuarta parte de las personas sin documentos en todo el país.