Representaré a México “con decoro y con mucha dignidad” ante Trump; viajo por el T-MEC: AMLO

July 4, 2020 - por

Representaré a México “con decoro y con mucha dignidad” ante Trump; viajo por el T-MEC: AMLO

Ha reiterado que no es vendepatrias, entreguista ni hace acuerdos en lo oscurito con su homólogo estadounidense ni con agencias de esa nación. Dirigentes de centenares de organizaciones de mexicanos en la Unión Americana han querido hablar con él desde hace tiempo, le envían solicitudes por carta, pero no tienen ninguna respuesta. Antes de la entrevista quieren plantearle diversos asuntos, entre ellos dos fundamentales: que pida a su colega que legalice a los indocumentados a los que ya consideró como trabajadores esenciales y a los dreamers.

_________________________________________________________________________________________

El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la ciudadanía no tener duda de que representará a México “con decoro y con mucha dignidad” en el encuentro que tiene programado la próxima semana con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

“Voy representándolos y no tengan la menor duda, lo voy a hacer como ustedes se merecen, con decoro y con mucha dignidad, haciendo valer la fortaleza de nuestra gran nación de México”, dijo en un video difundo en sus redes sociales esta tarde.

El Jefe del Ejecutivo aseguró que el motivo de su vista a Washington, agrandada para el 8 de julio, será la entrada en vigor del nuevo Tratado comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, el T-MEC.

López Obrador lo describió como “un gran acuerdo, muy oportuno” y aseguró que permitirá que se reactive la economía del país y que haya bienestar para la ciudadanía.

En la grabación de casi dos minutos también saludó a las y los habitantes de Estados Unidos porque hoy conmemoran el día de su Independencia.

El mandatario adelantó ayer en su conferencia matutina más detalles sobre su visita a Washington el próximo 8 y 9 de julio, que será su primer viaje al exterior desde que asumió la Presidencia en diciembre de 2018.

Cuestionado sobre los temas que tratará con Trump, con quien tendrá una reunión de trabajo bilateral la tarde del miércoles, insistió en que lo principal es el arranque del T-MEC.

Aun así, admitió que “seguramente van a platicar sobre otros temas”, al destacar que tanto Trump como él jugaban al béisbol cuando eran jóvenes.

Tampoco descartó hablar del tráfico de armas desde Estados Unidos y de “Rápido y Furioso”, un operativo estadounidense de 2009 que consistió en introducir armas a México para rastrear a narcotraficantes y que el Gobierno actual pide esclarecer.

“Entonces podemos hablar del béisbol, podemos hablar de muchas cosas, de todo, sin confrontación porque es un encuentro político porque la política, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación, la guerra, entonces es una relación amistosa y de trabajo”, manifestó.

Aunque empresarios mexicanos apoyan la visita de López Obrador a Trump para enviar señales a los inversionistas extranjeros, activistas de ambos lados de la frontera han criticado el encuentro.

Congresistas del Caucus Hispano de Estados Unidos enviaron esta semana una carta a Trump para exigirle que cancele su invitación a López Obrador, al acusarlo de politizar en líneas partidistas la relación de México con Estados Unidos.

En tanto, López Obrador descartó reunirse con grupos de migrantes en Estados Unidos pese a reconocer que recibió invitaciones de ellos, de congresistas, de académicos y de empresarios mexicanos que radican en ese país.

El mandatario mexicano comentó que aún se revisa el formato del encuentro con Trump y que todavía falta de confirmar su asistencia el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

También apuntó que la Casa Blanca ofreció pagarle el hospedaje en un hotel, pero que él analizar quedarse con amigos.

Como parte de su política de austeridad, López Obrador viajará en vuelo comercial con el Canciller Marcelo Ebrard, la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

“Ya compré los boletos para salir, ya en su momento se va a decir para que no le demos tanto tiempo a los que puedan ir a provocar, que no les hagamos el trabajo, que investiguen un poco y el que vaya pues ya sabemos que es conservador, opositor”, avisó.

NI ENTREGUISTA NI ACUERDOS EN LO OSCURITO CON TRUMP

Previamente, AMLO ha hecho diversos señalamientos para recalcar su postura ante Trump.

Ayer destacó que “no hace acuerdos en lo oscurito con el gobierno de Estados Unidos ni con sus agencias”.

El 29 de junio  aseguró que  visitar a su homólogo estadounidense no le hace un “vendepatrias”.“No tengo problemas de conciencia porque yo vaya a Estados Unidos si siempre, durante toda mi vida, he sostenido que México es un país libre, independiente y soberano todo el tiempo. No soy un vendepatrias, para decirlo con claridad”, aseveró en su conferencia matutina desde Palacio Nacional.

El mandatario mexicano hizo estas declaraciones por la polémica surgida en el país desde que anunciara su viaje a Washington, ya que algunas voces aseguran que un debilitado Donald Trump podría usar su presencia allí para hacer campaña de cara a los comicios de noviembre.

Tres días antes destacó que México es un país independiente en el manejo de sus recursos energéticos y asó quedó establecido en el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica T-MEC.

Dijo, incluso, que Donald Trump lo aceptó.

El mandatario expresó que Peña Nieto ya había aceptado la integración de México a Canadá y EU en materia energética.

López Obrador indicó que desde que era presidente electo se opuso a ello y su representante llegó a retirarse de la mesa de negociaciones a la que acudía en calidad de observador.

Ya como mandatario cambio esa decisión de Peña Nieto para reafirmar la soberanía e independencia de México en el ramo de los energéticos.

LIDERES DE MIGRANTES EN EU QUIEREN DIALOGAR CON AMLO

Desde que López Obrador anunció su viaje a Estados Unidos, múltiples dirigentes de organizaciones mexicanas en diversas partes de ese país expresaron la necesidad de dialogar con él antes de su entrevista con el presidente Trump. Quieren plantearle diversos asuntos que consideran urgentes para favorecer a millones de mexicanos migrantes.

Sin embargo, López Obrador en todo momento ha dicho que no dialogará con ellos, porque su viaje sólo tiene el propósito de acentuar en la puesta en marcha del tratado de libre comercio trilateral norteamericano, T-MEC, puesto en vigor el pasado 1 de julio.

El mandatario mexicano, sin embargo, no deja de exaltar la importancia de los migrantes para México ya que sus remesas son la principal fuente de ingresos de su nación, que han seguido en ascenso a pesar de la dificultad económica que afecta a los migrantes mexicanos por la pandemia.

Durante mayo de 2020 los ingresos por remesas familiares al país ascendieron a 3 mil 379 millones de dólares, un aumento de 18 por ciento respecto a abril pasado y de 2.97 en comparación con el mismo mes de 2019, según cifras del Banco de México (BdeM).

De acuerdo con cifras del instituto central, entre enero y mayo de 2020 los connacionales que radican en el extranjero han mandado al país 15 mil 537 millones de dólares, un incremento de 10.42 por ciento respecto a 14 mil 71 millones de igual periodo de 2019.

El monto promedio enviado por cada uno de los connacionales fue de 321 dólares, cifra 2.8 por ciento superior a los 319 dólares, en tanto, el número de operaciones fue de 10.5 millones.

López Obrador califica a los más de 30 millones de mexicanos en EU como “héroes”, pero los líderes de mexicanos consideran que ya debe entrar al terreno de la acción y abandonar la retórica , porque hay asuntos apremiantes de los inmigrantes que podrían ser atendidos por Trump y hasta solucionados.

Desde hace meses, diversos dirigentes han enviado misivas al mandatario mexicano para solicitarle reuniones, pero no obtienen respuesta alguna. Se sienten, incluso, ofendidos.

Este domingo, una delegación de líderes de organizaciones mexicanas del Sur de California viajará este domingo a Washington para tratar de hablar con López Obrador.

Recientemente, una coalición de dirigentes le envió una carta para lograr un diálogo con dos propósitos:

1.- Que pida a Trump que emita una orden ejecutiva para extender protección legal migratoria a los millones de trabajadores inmigrantes indocumentados que el pasado día 28 de abril el propio mandatario estadounidense los calificó como como esenciales para áreas estratégicas de la economía nacional. Incluso, en la pandemia amplios sectores de esa población han seguido laborando en el agro, en tareas fundamentales en las ciudades y en los hospitales, incluso como médicos.

“Esta protección legal migratoria podría ser en la forma de un TPS (por 2 o 3 años) ya que en 1990 el Congreso de los Estados Unidos legisló este programa y la ley que emanó de esta legislación le confiere al Ejecutivo la autoridad total para concederlo a ciudadanos residentes en este país y cuyas naciones enfrentaran una emergencia nacional. Dicho de otra forma, la protección legal migratoria para los trabajadores inmigrantes indocumentados, en la forma de un TPS, no requiere acción alguna por parte del Congreso, ya que el Presidente Donald Trump lo puede conceder mediante decreto o como lo llaman en este país: a través de una orden ejecutiva”.

2.- Pedirle a Trump que se aleje de su intento de cancelar el programa DACA y que más bien apoye a esos jóvenes, traídos a Estados Unidos desde niños y que ahora estudian o se han graduado en universidades y planteles de educación superior. De los casi 800 mil beneficiados por ese programa creado por el entonces presidente Obama, el 81% por ciento nacieron en México.

Estas peticiones son avaladas por más de 200 organizaciones migrantes en EU. La misiva fue enviada a ambos mandatarios. Uno de los líderes de ese movimiento, Juan José Gutiérrez, entregó la carta a la Cónsul General de México en Los Angeles, el 17 de junio  para que se la hiciera llegar a López Obrador.

En caso de que no puedan hablar en la capital del país con López Obrador le van a pedir una reunión a celebrarse en el corto plazo -en México o EU- para que de viva voz de los dirigentes conozca la realidad del pueblo migrante mexicano y de la necesidad de elaborar un programa de actividades conjunta.

Hay demandas añejas al gobierno mexicano, desde hace al menos 35 años que hasta el momento han sido ignoradas y que en estos tiempos de dificultad requieren de respuesta, sobre todo en el campo de la salud y la inmigración.