La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português Français Deutsch

Revelan que el gobierno salvadoreño iba a pagar un millón de dólares al Cartel Jalisco Nueva Generación para que capturara al pandillero “Crook”, de la Mara 18

January 28, 2024 - por

Revelan que el gobierno salvadoreño iba a pagar un millón de dólares al Cartel Jalisco Nueva Generación para que capturara al pandillero “Crook”, de la Mara 18

Presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

Una investigación del diario digital El Faro reveló que el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, aceptó entrar a negociaciones secretas con un intermediario del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos de México, para que le ayudara a recapturar a uno de los más importantes jefes de la Mara Salvatrucha-13.

Audios y mensajes de teléfono en poder de El Faro revelaron que el Gobierno de Bukele intentó recapturar a Élmer Canales Rivera, alias “Crook”, un líder nacional de la Mara Salvatrucha-13 liberado en secreto por el Gobierno salvadoreño en noviembre de 2021 como parte de los acuerdos que Bukele pactó con las tres principales pandillas en El Salvador.

De acuerdo con un amplio reportaje de los periodistas Carlos Martínez, Óscar Martínez y Efren Lemus, dos años después de liberarlo ilegalmente, el Gobierno salvadoreño emprendió una desesperada carrera para recapturarlo y retornarlo a El Salvador antes de las elecciones de febrero de 2024, para lo cual estuvo dispuesto a pagar un millón de dólares al poderoso cártel mexicano Jalisco Nueva Generación para que raptara al líder pandillero y lo entregara –de preferencia vivo– en una ubicación secreta.

Según las grabaciones en poder de El Faro, un medio reconocido a nivel internacional por sus investigaciones, la administración Bukele designó para esta operación al inspector Raúl Eduardo Reyes Escuintla, jefe de la División Élite Contra el Crimen Organizado (DECO), quien acudió a los bajos fondos en busca de aliados con contactos en el mundo criminal mexicano.

“El inspector Escuintla sondeó primero con traficantes de personas –con bastos prontuarios delictivos y perfilados por la policía como delincuentes desde hacía años–, pero estos no supieron, o no quisieron, asumir el encargo. Pero uno de esos coyotes conocía desde la infancia a un hombre que con los años terminó escalando a lo más alto del Barrio 18 Sureños y le pareció una buena idea incluirlo en el entuerto: Rafael Eduardo J, alias ‘Rafa’ o ‘Chafa’, prófugo de la justicia desde 2016, cuando fue acusado de extorsión”, se lee en el reportaje.

El Faro precisó que en medio de la embestida gubernamental contra las pandillas, Rafael había salido del país y vivía discretamente en las periferias de una capital centroamericana. Siendo prófugo, consideró el riesgo de entrar en contacto con un policía, pero el gobierno tenía en prisión a su hermana, capturada, como tantas otras personas, bajo las libertadas que el régimen de excepción otorga a policías y soldados.

Posteriormente, agregó, “el inspector Escuintla y Rafael establecieron una relación basada en el conocimiento de lo que el otro necesitaba: para el pandillero era muy importante que su hermana fuera liberada y para el gobierno –hablando por la boca del inspector Escuintla– era muy importante recapturar a Crook antes de las elecciones presidenciales de febrero de 2024”.

Élmer Canales Rivera, alias “Crook”, es un líder nacional de la Mara Salvatrucha-13. Cuando fue liberado estaba condenado a 40 años de prisión y solicitado en extradición por Estados Unidos.

El Faro constató que “Crook” fue puesto en libertad a finales de noviembre de 2021, trasladado a un departamento de lujo en una de las colonias más exclusivas de San Salvador y posteriormente conducido a Guatemala por Carlos Marroquín, director de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social y vocero del gobierno de Bukele frente a las pandillas. Luego de que fuera capturado, en noviembre de 2023 por el FBI, las autoridades estadounidenses agregaron que, tras su liberación, el gobierno salvadoreño le habría facilitado un arma de fuego.

“Canales Rivera es la prueba viviente de los pactos del gobierno de Bukele con las pandillas, un hecho que el oficialismo niega rotundamente. De modo que capturar a Crook le permitiría a las autoridades salvadoreñas borrar algunas de las más contundentes evidencias de sus pactos ilegales y de paso desmentir a quienes los han revelado”, refiere el medio.

Según reveló El Faro, Rafa dijo haberse percatado desde el principio de la “desesperación” del gobierno por recapturar a “Crook” y seleccionó cuidadosamente las palabras que creyó eran las que el policía quería escuchar.
La primera semana de marzo de 2023, Rafael se comunicó con Escuintla a través de una llamada telefónica y le aseguró que, a diferencia de los coyotes, él sí tenía los contactos suficientes para recapturar a “Crook”, pero que sólo los activaría una vez que su hermana estuviera libre.

Aquella conversación fue grabada desde los primeros timbres por Rafael. Ese audio está en poder de El Faro junto con decenas de capturas de pantalla en las que se muestra que el Inspector Escuintla le ofreció dinero a él y al Barrio 18 Sureños.

La revelación fue hecha el viernes por el periódico digital salvadoreño El Faro y el Gobierno salvadoreño seguía este sábado sin emitir una reacción oficial a las revelaciones periodísticas.