Salud Pública del Condado angelino pide cerrar escuelas K-12 hasta finales de enero debido a la creciente pandemia

January 7, 2021 - por

Salud Pública del Condado angelino pide cerrar escuelas K-12 hasta finales de enero debido a la creciente pandemia

Barbara Ferrer, directora de Salud Pública del Condado de Los Angeles.

La directora de salud pública del condado de Los Angeles, Barbara Ferrer, pidió que todos los campus de K-12 cerraran hasta finales de enero debido al incremento del coronavirus que provoca un promedio de 200 muertos diarios.

Los más afectados en esta fase de la pandemia con los latinos, con el 42% de los 871.404 casos positivos de COVID-19 que hay en la región, de acuerdo a información de esa dependencia. El 80% de la población estudiantil del distrito escolar angelino es de escasos recursos económicos.

Ferrer dijo que el peligro es demasiado grande por la prevalencia sin precedentes de COVID-19 en la comunidad para seguir prestando servicios e instrucción en persona en los campus, excepto en casos necesarios.  También pidió una pausa en el acondicionamiento atlético, que se ha permitido.

“Recomiendo encarecidamente que las escuelas no se reabran para la enseñanza en persona”, dijo Ferrer en una llamada con los líderes escolares. “Recomiendo esto durante tres semanas hasta finales de enero”.

En cuanto a “los estudiantes que realmente necesitan el apoyo adicional, pero que, de hecho, podrían volver a la vida durante tres semanas, recomendaría encarecidamente que las escuelas consideren proporcionar tantos servicios para los estudiantes prácticamente como sea posible”.

El distrito escolar de Los Angeles mantiene cerradas las escuelas desde marzo pasado. Las clases son virtuales en casa.

El Sindicato de Maestros ha reiterado que no podrían reabrirse los planteles hasta que el coronavirus esté bajo control.

Ha denunciado, incluso, presiones de empresarios, políticos, legisladores y algunos padres para reabrir las escuelas. Hay una iniciativa parlamentaria en la Asamblea de California en ese sentido, calificada por el vicepresidente de UTLA, siglas del sindicato magisterial, como “un arrebato”.

En octubre, el condado comenzó a permitir que las escuelas recuperaran el 25% de la matrícula en un momento dado para atender a estudiantes con necesidades especiales, como aquellos que aprenden inglés o personas con discapacidades. Bajo estas pautas, los estudiantes pueden recibir servicios en persona individualmente o como parte de grupos pequeños y estables. Las escuelas también pueden traer de vuelta a los estudiantes en el jardín de infantes de transición hasta el segundo grado con una exención aprobada por el condado.

Algunos distritos han seguido estas opciones de manera más asertiva que otros. Por lo general, los distritos de las comunidades de ingresos más altos, donde las tasas de infecciones han sido más bajas, se han movido más rápidamente para proporcionar servicios e instrucción en persona.

En comunicación con miembros del sector educativo, Ferrer dijo ilustró la magnitud del problema: que los resultados de las pruebas están disponibles para casi 4.890.000 personas con el 17%  que dan positivo.  La tasa de positividad de la prueba diaria de hoy es del 20,4%

Ferrer espera que los maestros pudieran comenzar a recibir una vacuna en febrero dependiendo de su disponibilidad ya que el condado desconoce el número que le proporcionen.

Ferrer también reiteró que el departamento de salud está examinando los posibles efectos de una nueva variedad más contagiosa del virus que ha llegado a la zona de L.A.