La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

“Saquen la política de la pandemia”, pide la lideresa de los maestros angelinos, Cecily Myart-Cruz, a quienes exigen el regreso a clases presenciales ignorando a la ciencia y la peligrosidad del COVID-19

February 6, 2021 - por

“Saquen la política de la pandemia”, pide la lideresa de los maestros angelinos, Cecily Myart-Cruz, a quienes exigen el regreso a clases presenciales ignorando a la ciencia y la peligrosidad del COVID-19

Cecily Myart-Cruz, presidenta de UTLA.

Imprudentes, desinformados e ignorantes, los que exigen el retorno a clases presenciales. No están motivados por la ciencia, sino por la política, aseguró la lideresa del Sindicato de Maestros de Los Angeles, Cecily Myart-Cruz.  Y por eso demandó: “Saquen la política de la pandemia”.

Considera que mientras en Los Angeles prevalezca el color púrpura para calificar al coronavirus, no hay condiciones para el retorno a las escuelas, porque eso significa peligro para la salud de todos, porque no está bajo control.

“Son llamados imprudentes a la reapertura”, expresó en su mensaje semanal. Con esto – agregó- se ignora la ciencia y quienes así están procediendo es “para ganar puntos políticos y para tratar de derribar a los maestros y a sus sindicatos”.

En este punto  fue tajante:

“No lo permitiremos”.

Se refirió, asimismo, al gobernador Newsom, quien primero dijo que no era seguro reabrir las escuelas y que todos los maestros deberían ser vacunados, pero en febrero – cuando las tasas de infección del COVID-19 son seis veces más altas que en noviembre- afirma que las escuelas son seguras para reabrir sin que se haya vacunado a los educadores.

Entre los que presionan para que reabran las escuelas se encuentra el concejal por el Distrito 15 de la Ciudad de Los Angeles, Joe Buscaino, quien quiere que la ciudad presente una demanda contra el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) para que los planteles educativos abran sus puertas y se reinicen la educación presencial.

La dirigente sindical reiteró que en color púrpura, las escuelas no deben reabrir y remitió a los estudios serios que indican que las escuelas son seguras sólo cuando la transmisión comunitaria del virus está bajo control y se aplican todas las medidas de mitigación.

MUERTES Y CONTAGIOS, EN NIVELES PELIGROSOS

Este no es el caso del Condado de Los Angeles, aseguró.  El último reporte del Departamento de Salud Pública indica que las muertes y los contagios siguen en un peligro aumento, aunque las hospitalizaciones han disminuido ligeramente, por ahora.

Esa dependencia precisó que el incremento de contagios es producto del relajamiento de la observación en las normas preventivas durante las fiestas decembrinas.

Incluso, los niños también son afectados y registran mayor tasa de infección asintomática, dijo Myart-Cruz.  Hizo notar que el distrito escolar angelino -el único que ofrece pruebas de COVID-19 generalizadas- ha acreditado que uno de cada tres menores ha dado positivo al virus.

Además, los niños están siendo cada vez más del síndrome inflamatorio multisistéminis (MIS-C). Ya se ha registrado, incluso, una defunción. Los 66 menores con este mal -que es una variante del coronavirus-  fueron hospitalizados y el 44% han sido tratados en la unidad de cuidados infantiles. De ello, el 66, 32% eran menores de 5 años, el 38% tenían entre 5 y 11 años, y el 30% tenían entre 12 y 20 .

Los niños latinos representan casi el 74% de los casos reportados, dijo el departamento. El MIS-C es una afección inflamatoria asociada con COVID-19, y los síntomas incluyen fiebre que no desaparece e inflama las partes del cuerpo, incluyendo el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos u órganos gastrointestinales.

Agregó la presidenta del magisterio de Los Angeles que,  incluso,  diversos epidemiólogos piden un encierro nacional con apoyo financiero paraq permitir que las personas estén en casa de forma segura debido a las nuevas cepas del micro organismo que se propagan fácil y rápidamente.

La dirigente de casi 35 mil docentes califico de “retórica dañina” de ciertos sectores del periodismo, de padres, pues expresan “racismo, odio y comportamiento misógino”.

Afirmó que no todos los padres experimentan la crisis de la pandemia de la misma manera, como ocurre con los latinos y afroamericanos, los más afectados, con elevado porcentaje de pérdida de empleos y de seres queridos.

Salud Pública ha informado que de los fallecidos, el 52% eran latinos,  el 24%, blancos; el 14%, asiáticos;  el 9%, afroamericanos;  menos del 1%, nativos de Hawái/Isla del Pacífico y el 2% de otras razas.

Myart-Cruz se refirió también a los que afirman que el trauma temporal por el aprendizaje a distancia en crisis es mayor que el COVID-19. La realidad – precisó- es que el virus afecta desproporciondamente a familias pobres latinas, afroamericanos e isleños del Pacífico.

Puso de relieve que si esta enfermedad estuviera matando en esa misma proporción a padres y abuelos de niños blancos, la respuesta de los políticos habría sido diferente.

Y reiteró: las vacunas a todos, el uso del distancia físico, la higiene en las manos, el uso del cubrebocas, el aislamiento, la cuarentena, logran bajas tasas de transmisión comunitaria. Son parte de la solución para reabrir las escuelas de forma segura.

“Ese es el camino que seguimos, basado en la ciencia, es el camino que protege la salud y la seguridad del personal escolar, de los estudiantes y sus familias”, expresó.

Aclaró, asimismo, a los confusos: las escuelas están abiertas, los estudiantes y educadores están trabajando. Los únicos cerrados son los edificios.