Se acabó contubernio entre autoridades y delincuencia organizada: AMLO

December 17, 2020 - por

Se acabó contubernio entre autoridades y delincuencia organizada: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la inauguración de la Plaza Memorial “La Mora”, en la localidad del mismo nombre en honor a las víctimas de la masacre ocurrida en noviembre de 2019. Foto cortesía Presidencia

Bavispe, Son.

En la inauguración del memorial a las víctimas de la masacre contra integrantes de la familia LeBarón, ocurrida en noviembre de 2019, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el contubernio entre autoridades de seguridad y la delincuencia organizada se acabó en esta administración federal.

“Que se tenga bien definida la línea, la frontera entre delincuencia y autoridad; que por un lado está la delincuencia y por otro lado la autoridad, pero que no haya contubernios, que no haya asociación delictuosa entre la delincuencia y la autoridad, porque eso arruina todo. Nada de asociarnos con un grupo, proteger a un grupo y perseguir a otro, sino es la aplicación de la ley por parejo y no mezclarnos, no tener ninguna relación con la delincuencia organizada”, señaló el mandatario durante su onceava vista a Sonora.

Ahí mismo, instó a todos los mandos policiales a mantenerse en unidad para atender las demandas de justicia de las familias de las víctimas; dijo que la Fiscalía General de la República aún no cierra el expediente de la investigación; además, se comprometió a que continuarán con el proceso hasta conocer toda la verdad, y a hacer justicia para las víctimas, en coordinación entre las diversas dependencias.

Añadió que el día de la masacre recibió una llamada del presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump.

”Se puede atender la demanda de justicia si nos unimos todos, cuando sucedieron estos hechos recibí una llamada del Donald Trump, desde luego preocupado por lo sucedido y también ofreciendo ayuda, apoyo. Le agradecí su actitud solidaria y le comenté que podíamos nosotros hacer la investigación y castigar a los responsables y actuar para que no quedara impune este crimen”, mencionó.

En su mensaje, el mandatario nacional refirió que este “es un homenaje para las familias con humanismo y amor”, ante tan lamentable agresión. “Es importante tener como punto de partida el daño inmenso que causa la violencia en cualquiera de sus presentaciones”.

Por su parte, Amber Ray Langford, hermana de una de las víctimas, dijo que la tragedia dejó marcada a toda la comunidad de La Mora. Recordó, con voz temblorosa, que las tres mujeres que perdieron la vida se dedicaban íntegramente a su familia e hijos.

Abundó que el monumento es “un recordatorio de que incluso en una gran tragedia podemos unirnos y defendernos contra la violencia.

“Todas las víctimas, todas las mujeres fueron increíbles, decididas a su familia, a su comunidad, a criar niños temerosos de dios; la tragedia estará siempre en nuestros corazones”.

En tanto, la gobernadora Claudia Pavlovich aseveró que el Parque Memorial La Mora, servirá para que la tragedia no se pierda en el tiempo, y para que las autoridades de todos los niveles, así como los ciudadanos sonorenses no olviden la deuda de justicia y paz que se tiene con las familias involucradas en la masacre.

“Sonora lloró esta pérdida, por eso es importante este memorial, porque es indispensable que esta tragedia no se pierda en el tiempo, no quede en el olvido, y para que esta perdida no quede en vano, antes la justicia y la prevención”, declaró la mandataria estatal.

Dicho memorial, elaborado por el artista sonorense Marlon Arturo Balderrama con símbolos del árbol de la vida descritos en el Libro Mormón, es un monumento vaciado en bronce con las estatua de tres mujeres y seis niñas y niños, que representan a Dawna Ray Langford; Rogan Jay Langford; Trevor Harvey Langford; Christine Marie Johnson; María Rhonita Miller; Howard Jacob Miller; Krystal Bellaine Miller; Titus Alvin Miller; y Tiana Gricel Miller; quienes murieron en el ataque del grupo criminal de La Línea, de Chihuahua, que, según las autoridades, confundieron el convoy de camionetas donde viajaban las víctimas con sus rivales de un cártel del narcotráfico que opera en Sonora.

“Que su sangre derramada clame a nuestro Dios por justicia. Que recuerde la inocencia de cada alma silenciada. Que recuerde la angustia de los niños que presenciaron a su madre y hermanos siendo brutalmente asesinados”, dicta el mensaje tallado sobre la placa, y que en la parte alta tiene la estatua de un ángel tocando una trompeta.

El 4 de noviembre de 2019 se perpetró la masacre en la que murieron tres mujeres y seis niños, sobreviviendo ocho menores de edad: Kylie Evelyn Langford, Devin Blake Langford, McKenzie Rayne Langford, Cody Grayson Langford, Jake Ryder Langford, Xander Boe Langford, Brixon Oliver Langford y Faith Marie Johnson.