Se deslindan Telmex y AT&T de llamadas contra AMLO

June 9, 2018 - por

Se deslindan Telmex y AT&T de llamadas contra AMLO

Telmex, propiedad de Carlos Slim, no tiene m: nada que ver con la guerra sucia.

Lleva Morena 4,337 quejas al INE; ya identificaron 343 números de donde se marca.

_____________________________________________________________________

Luego de que Andrés Manuel López Obrador, candidato de la alianza Juntos Haremos Historia, pidiera que se investigue quiénes son los responsables de las llamadas masivas hechas en días recientes para difamarlo, las empresas Teléfonos de México (Telmex) y AT&T desmintieron ayer estar detrás de la nueva guerra sucia.

Durante su visita a Tlapa de Comonfort, en Guerrero, el jueves pasado, el abanderado de la coalición –formada por Morena, PT y PES– pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) indagar el caso para dar con los responsables, pero también llamó a Telmex, que es propiedad de Grupo Carso, a que ayudara a aclarar si ha firmado contratos con estos fines.

Comunicado en Twitter

En ese sentido, la compañía telefónica de Carlos Slim escribió brevemente en su cuenta de Twitter que las llamadas que se han reportado con fines electorales no tienen relación con la empresa.

Agregó que los números de nuestros clientes los tratamos con estrictas políticas de privacidad, reiterando nuestro compromiso con la sociedad.

Por su parte, AT&T también descartó estar detrás de las llamadas telefónicas hechas a los electores para desacreditar al candidato tabasqueño. AT&T reitera que no está vinculado con las llamadas realizadas con fines electorales, informó.

Añadió que la compañía toma muy en serio la privacidad de nuestros clientes; es un compromiso fundamental para la manera en que hacemos negocios a nivel mundial.

El breve texto dado a conocer la tarde de ayer también señala que la confianza y transparencia son elementos esenciales para construir una relación de largo plazo con sus usuarios.

La campaña difamatoria en contra de López Obrador consiste en llamadas telefónicas a los electores bajo el formato de una encuesta en la que se cuestiona si está de acuerdo con que el candidato mantenga disputas con los empresarios del país o bien si está de acuerdo con la amnistía a criminales, entre otras preguntas.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) investiga en conjunto con el INE el origen de estas llamadas, y pidieron el apoyo del Instituto Federal de Telecomunicaciones para rastrear el origen, aunque hasta el momento no se ha dado a conocer algún resultado al respecto.