Se inaugura el Festival Cervantino; por primera vez es virtual

October 14, 2020 - por

Se inaugura el Festival Cervantino; por primera vez es virtual

Funcionarios del FIC y de Guanajuato durante la ceremonia. Foto cortesía del Festival Cervantino

El Festival Internacional Cervantino (FIC), que se realiza desde 1972 en Guanajuato, por primera vez en su historia se inauguró este miércoles de manera virtual y se transmitieron en vivo las presentaciones de la arpista galesa Catrin Finch y el ejecutante de kora senegalés Seckou Keita, así como del Ensamble de Música Barroca Capella Guanajuatense a través de diferentes plataformas digitales.

Durante la inauguración se entregó la Presea Cervantina al doctor Alfonso Delgado Vargas, director del Hospital de Silao, como un reconocimiento a la comunidad del sector salud que ha hecho frente a la pandemia de Covid-19.

Desde la comodidad de la casa, el encuentro artístico se vio por televisión abierta, redes sociales y plataformas digitales de los medios públicos federales y locales.

En la ceremonia, transmitida desde el Teatro Juárez —una de las joyas arquitectónicas de Guanajuato—, la directora del FIC, Mariana Aymerich Ordóñez, expresó que no fue fácil realizar la edición 48 de este encuentro, ya que se tuvo que reinventar en este formato digital.

“A pesar de que algunos recomendaban que se cancelara el FIC, el esfuerzo de todos los involucrados, gobierno del estado, la Universidad de Guanajuato, el equipo del festival, la Secretaría de Cultura, logramos encontrar la mejor solución posible”, comentó.

Por primera vez cien por ciento de la programación del Cervantino estará disponible en plataformas digitales y medios públicos “completamente gratis, lo que permitirá llegar a los hogares de todos los mexicanos dentro y fuera de nuestro país”, explicó Aymerich Ordóñez.

En su edición 48, durante cinco días se ofrecerá más de 50 actividades artísticas escénicas en las que participan 825 artistas de 13 países.

“Fiel a su vocación, el festival presenta expresiones que van de la ópera a los sets de música electrónica, abarcando propuestas culturales para públicos de todas las edades”, expresó la directora del encuentro artístico.

Adriana Camarena, directora del Instituto de Cultura de Guanajuato, mencionó que Guanajuato es el motor del Cervantino, una de las dos columnas que dan soporte al encuentro, ya que la otra es la programación artística en la que figuran grupos de la entidad como la Capella Guanajuatense, Guillermo Velázquez y los Leones de la Sierra de Xichú, la compañía de danza de Lola Lince, así como la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato.

El gobernador de la entidad, Diego Sinhue Rodríguez, sostuvo que este encuentro es uno de los festivales más importantes del mundo que tuvo que reinventarse en un formato virtual debido a la contingencia sanitaria con la finalidad de proteger la salud de los artistas, organizadores y espectadores.

Luis Felipe Agripino, rector de la Universidad de Guanajuato, además de expresar que la música, el teatro, la ópera, la danza y la diversidad de eventos académicos derivados del talento universitario se suman una vez más a la oferta cultural del festival, dijo que la edición 48 del cervantino tiene matices muy singulares como es el reconocimiento al sector salud y a todo el personal por la contingencia sanitaria.

“El FIC se desarrolla en el marco de una tragedia global con pérdidas humanas en nuestro estado, en México y en el mundo, no podemos evadir esa realidad, por el contrario tenemos que asumirla para que de ninguna manera la pandemia incida en la sensiblidad humana, con mayor razón el festival se ofrece como una gran fiesta porque la historia nos ha enseñado que el arte es para soportar la realidad”, expresó el rector de la universidad.

En el primer día de actividades, el FIC contó con la participación virtual de la arpista galesa Catrin Finch y el ejecutante de kora senegalés Seckou Keita, quienes desde el teatro Sands Films en Rotherhithe, Londres, interpretaron piezas como Bach to Baïsso a partir del aria inicial de las Variaciones Goldberg de Bach; Clarach, que es el nombre de un águila pescadora que inspiró esa obra; también interpretaron las piezas Hinna-djulo, Teranga Bah y 1677.