Secuestra a una niña y la mete en su auto, pero una pareja lo detecta y emprende su persecución a 160 km/h para salvarla

January 18, 2020 - por

Secuestra a una niña y la mete en su auto, pero una pareja lo detecta y emprende su persecución a 160 km/h para salvarla

La rápida acción de una pareja estadounidense ayudó a salvar a una niña de 11 años que fue secuestrada este miercoles cuando regresaba de la escuela, informan medios locales.

El rapto de Charlotte Moccia, residente de Springfield (Massachusetts, EE.UU.), provocó la emisión de un alerta ‘AMBER’, un sistema de notificación sobre la desaparición de menores de edad. Momentos después, Benny Correa y Amanda Disley, que estaban conduciendo hacia una tienda, detectaron en la vía un Honda Civic azul oscuro al que previamente habían visto en un post, donde fue reportado como el vehículo del supuesto secuestrador.

La pareja llamó a la Policía y, para no perder al sospechoso de vista, emprendió la persecución de su coche a gran velocidad, que en algunos momentos alcanzó los 160 km/h. Mientras Correa estaba al volante, la mujer hablaba con el despachador del 911 y grababa todo con su teléfono móvil. Posteriormente, publicó el video en su perfil de Facebook.

La persecución continuó unos 15 minutos y terminó cuando el presunto delincuente logró dejar atrás a Correa y Disley. Sin embargo, la información sobre la posible dirección en que se desplazaba el coche y el número de matrícula que entregaron a la Policía ayudó a encontrar y detener al sospechoso, identificado como Miguel Rodríguez, de 24 años. La chica desaparecida estaba ilesa en su coche, en el cual los agentes encontraron asimismo un cuchilloseñala Boston Globe.

Por su parte, los padres de Charlotte agradecieron a la Policía y a la pareja por sus acciones. “Nos gustaría agradecer a Amanda Disley y su esposo por su vigilancia y coraje y por ponerse en peligro para asegurarse de que ella [Charlotte] no estuviera fuera de su vista. La demostración de amor y apoyo, cerca y lejos, es abrumadora. Estamos eternamente agradecidos”, escribieron en una carta, citada por CNS Boston.