Sin acuerdo entre maestros y el distrito escolar en la primera sesión de mediación. El sindicato magisterial afirma que es mentira del superintendente Beutner que vaya estallar una huelga el 8 de octubre

September 28, 2018 - por

Sin acuerdo entre maestros y el distrito escolar en la primera sesión de mediación. El sindicato magisterial afirma que es mentira del superintendente Beutner que vaya estallar una huelga el 8 de octubre

Los maestros visten de rojo en su lucha por un contrato contractual justo para bien de la comunidad, los estudiantes y ellos. La foto corresponde a la reciente Conferencia de Liderazgo de UTLA.

En la primera sesión de mediación, no hubo acuerdo entre el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) y el distrito escolar.

Posteriormente, en una carta dirigida al superintendente Austin Beutner, el organismo magisterial aseguró que su propuesta – hecha al través de Los Angeles Times– es “ superficial, poco sincera e inútil”.

Lo llama mentiroso y asegura que “ha demostrado que no está calificado para el cargo y no es digno de confianza”.

Habrá otra junta de avenimiento el 3 de octubre y los maestros esperan que sean satisfechas sus demandas ya que la oferta  del funcionario “no hace nada para abordar los problemas profundos que enfrentan nuestras escuelas”.

UTLA no dio más detalles de lo hablado este jueves con el superintendente debido a los términos de la mediación acordados por ambas partes.

En la misiva a Beutner, UTLA dice que es falso que los maestros vayan a estallar una huelga el 3 de octubre.

“Con esta mentira,  el superintendente ha intentado crear un caos entre toda la comunidad de LAUSD, desde educadores hasta padres, medios de comunicación y la ciudad de Los Ángeles”, precisó UTLA.

En ese sentido, en la carta recordó que el 98% de los maestros votaron por la realización de una huelga en caso de ser necesario. No obstante, precisa que “respetamos el proceso de negociación y la línea de tiempo”.

LAS OFENSAS DE BEUTNER

De Beutner, expresó:

“Detuvo la mediación durante 56 días, trató de reducir los tratos de trastienda, amenazó a los maestros con represalias, nos expulsó de los llamados eventos comunitarios, reservó reuniones y saludos sólo para RSVP, se negó a responder preguntas del público, negoció en el medios de comunicación, ocultó información del público y difundió mentiras dañinas”.

Acerca de la propuesta sobre el tamaño de clases, el sindicato de profesores dijo que era inaceptable ya que no mejora el 90 por ciento de las escuelas.

Beutner “no hizo ningún movimiento en la sección 1.5 de nuestro contrato, que le permita al distrito aumentar el tamaño de clase en cualquier momento, haciendo que su propuesta sea inútil”, cita

La institución magisterial, asimismo, precisa que Beutner pretende hacer que el público crea que todo se trata sobre el salario de los maestros, lo que “no es verdad”.

Y precisa:

“Nuestra visión para salvar el distrito escolar reside en nuestras demandas contractuales, que se desarrollaron durante meses con la contribución de nuestros miembros, estudiantes, padres y la comunidad. Los padres y miembros de la comunidad también se unieron a nosotros en la mesa de negociaciones”.

Le pide, además, que reinvierta en las escuelas, lo que significa terminar con el drenaje de la privatización que quita casi 600 millones de dólares anuales de las escuelas públicas y con la ssignación de cientos de millones de dólares en libros de texto y materiales no utilizados en las aulas.

Esto significa, agrega, usar los mil 860 millones de dólares que tiene LAUSD en reservas para financiar los componentes básicos de escuelas saludables que están representaas en las propuestas de negociación, a saber:

Clases más bajas, menos pruebas, apoyo a la educación especial, responsabilidad de los estatutos, salario justo para educadores, igualdad de derechos para maestros de educación temprana y de educación para adultos, más consejeros, enfermeras, psicólogos y profesores bibliotecarios.

UTLA precisa que hasta que el distrito escolar trate a los estudiantes y comunidades como una prioridad, “continuaremos haciendo responsables de nuestra lucha continua por las esquelas que merecen los estudiantes de Los Angeles”.

El equipo de negociación de UTLA lo integran: Arlene Inouye, Daniel Barnhart, Gloria Martínez, Elgin Scott, Cynthia Matthews, Tomás Flores, Julie Van Winkle, Erika Jones, Adrián Tamayo, Victoria Casas, Javi Romo, Matthew Kogan, Jeff Good y Grace Regullano.

PROPUESTA DEL SUPERINTENDENTE

La propuesta de del funcionario, expuesta el pasado martes y respaldada por los miembros de la Junta Educativa, los reformistas  Mónica García, presidenta, Nick Melvoin, vicepresidente, y Kelly Gonez, ofrece lo siguiente:

*Reducir el tamaño de clases en 15 escuelas intermedias y 75 primarias en las comunidades de mayores necesidades.

*Proporcionar un pago adicional a los maestros por tomar cursos en STEAM, instrucción en dos idiomas, intervención de alfabetización temprana y otras áreas.

*Proporcionar un aumento salarial del seis por ciento para todos los maestros.

*Crear una versión en “lenguaje sencillo” del contrato laboral para ayudar a los estudiantes, a las familias y a las comunidades a tener voz en todos los asuntos que cubre el contrato.

UTLA la rechazó en cuanto a fondo y forma y afirma que no responde a las exigencias de fondo que le ha presentado con miras a lograr un acuerdo contractual.

Para empezar, condenó que el funcionario haya ventilado la propuesta en ese medio de comunicación en vez de haberlo hecho de manera formal ante los negociadores de UTLA , que representan a  33 mil educadores.

“En un asombroso ejemplo de falta de respeto a los educadores y estudiantes del distrito escolar”, planteó UTLA.

Cuestiona, igualmente, que lo haya hecho dos días antes de la fecha que unilateralmente fijó Beutner, quien no acató ninguna de las fechas propuestas por el mediador estatal, desde agosto pasado.