Subejercicio en el gasto público afecta el crecimiento de la economía: analistas

July 4, 2019 - por

Subejercicio en el gasto público afecta el crecimiento de la economía: analistas

El subejercicio en el gasto público, principalmente el que se presenta en los recursos destinados a la infraestructura, tiene un efecto negativo para el crecimiento de la economía, y aunque es normal que este fenómeno ocurra al inicio de cada administración, el que se tiene ahora es la contracción más baja desde 2011, aseguró Banco Base.

Gabriela Siller, directora de análisis de la institución, explicó que el bajo gasto capital orientado a infraestructura detona una menor inversión pública. Por estas condiciones, entre otras, la entidad redujo su expectativa de crecimiento económico de 1.2 por ciento a uno por ciento.

“Siempre existe un subejercicio en el primer año de la administración por la curva de aprendizaje, sin embargo, no se veía algo tan alto desde hace muchísimo tiempo… resulta que el gasto corriente ha bajado 5.8 por ciento y en capital, es decir, en infraestructura, 7.1 por ciento; esta disminución en el gasto capital puede estar teniendo un efecto negativo multiplicador en la economía”, expuso.

Cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indican que hasta mayo el gobierno ha gastado 2 billones 197 mil 137.3 millones de pesos, monto 5.1 por ciento inferior (140 mil 724.1 millones de pesos) a lo aprobado en el presupuesto.

“Este subejercicio contribuye al menor crecimiento económico y, obviamente, la caída en la inversión provoca una menor creación de empleo, donde en el periodo de enero a mayo sabemos que fue 38 por ciento menor respecto al mismo periodo de 2018… Si terminamos el año con subejercicio el crecimiento será menor”, explicó la economista en jefe de Banco Base.

Siller, precisó que, para evitar que esto siga pasando y se puedan tener mejores condiciones para el crecimiento económico es necesario que el gobierno entienda el manejo del gasto público como una medida anticíclica (romper con la tendencia de desaceleración) para impulsar la demanda interna.

El gasto debe enfocarse en la inversión física para provocar un efecto multiplicador y generar confianza para la inversión privada, aunque reiteró que el crecimiento a finales de año puede estar en un rango de entre 0.9 y 1.2 por ciento.

Añadió: Algo clave es mejorar la percepción de riesgo sobre México, porque una mayor incertidumbre si puede provocar una recesión, sobre todo por la caída en la inversión y una mayor desaceleración sobre el consumo.

Hasta el momento no se perciben señales de que el país esté cerca de enfrentar una recesión, y si bien en el primer trimestre del año hubo factores que pudiesen provocarla (probabilidad de 30 por ciento), un entorno de crisis está lejos.