Taibo: Los Salinas se asociaron a Nexos. “Ni le muevan”, dice. “Se van a ahogar con sus trapos sucios”

September 10, 2020 - por

Taibo: Los Salinas se asociaron a Nexos. “Ni le muevan”, dice. “Se van a ahogar con sus trapos sucios”

Paco Ignacio Taibo II.

“Más les vale que se queden en su esquinita o que vayan cambiando de país muy pronto”, dijo esta tarde el escritor mexicano Paco Ignacio Taibo II en el programa “Los Periodistas” al comentar sobre la supuesta animosidad del Gobierno de México contra el Grupo Nexos y su director Héctor Aguilar Camín.

El también Director del Fondo de Cultura Económica habló además sobre las quejas de Letras Libres y Enrique Krauze por lo que consideran una arremetida del Presidente de México en su contra y un atentado a la libertad de expresión.

 El escritor e historiador mexicano Paco Ignacio Taibo II dijo esta tarde que los directivos de las revistas Nexos y Letras LibresHéctor Aguilar Camín y Enrique Krauze Kleinbort, respectivamente, culpan de censura y persecución al Presidente Andrés Manuel López Obrador porque ya no pueden hacer “bisnes” (negocios) vinculados a su posición política como lo que hicieron en el pasado, y les recomendó. “Colega, ¿sabe qué?, mejor ni le mueva porque van a aparecer tantos trapos sucios que se van a ahogar con ellos”.

En una entrevista con Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela, conductores de el programa “Los Periodistas”, que se transmite en la cadena La Octava, el también Director del Fondo de Cultura Económica (FCE), expuso que tanto Aguilar CamínKrauze Kleinbort y su círculo más cercano operaron con privilegios y fueron favoritos por décadas del sistema al que defendían e incluso se prestaron para atacar a los opositores del mismo.

En la charla con Delgado Gómez y Páez Varela, el autor de una larga lista de novelas, cuentos y biografías de personajes y eventos históricos –lo que lo ha convertido en uno de los escritores más leídos y respetados de México e Hispanoamérica–, planteó además que Carlos Salinas de Gortari, expresidente de México, tuvo relación directa en la creación de Cal y Arena, el brazo que hace libros en el Grupo Nexos, e incluso planteó: “Yo les sugeriría a “los hijos de la Operación Berlín y el baile interminable de la lana que más les vale que se queden en su esquinita o que vayan cambiando de país muy pronto”.

Por considerarla de interés para los lectores, SinEmbargo presenta a continuación la entrevista completa a Paco Ignacio Taibo II.

***

TAIBO: Me estoy divirtiendo con este debate. No entiendo cómo estos chicos de Nexos y Letras Libres quieren exponerlo, de veras que no saben dónde se están metiendo.

DELGADO: ¿Por qué? A ver, dinos.

TAIBO: Pues básicamente el Presidente señala que tuvieron situaciones de privilegio, pero las investigaciones se están abriendo. El problema es si el privilegio era solo privilegio; si eran o no eran favoritos del sistema, debido a sus posiciones políticas, y recibían una serie de apoyos. Como empiezan a hacerse las preguntas, van a ser bien divertidas. Como por ejemplo lo que cuenta Fabrizio Mejía Madrid sobre el día que Aguilar Camín llega a la redacción de Nexos y dice “tenemos 20 automóviles que nos dio Hacienda, ¿quién quiere?”. ¡De ese tamaño! Como el día en que yo revisé una revista Nexos y encontré 64 páginas de publicidad paraestatal. Como el problema de las investigaciones que se le encargaron a esta revista por parte de Relaciones Exteriores en convenios internacionales.

O sea, una cosa es lo obvio que el Presidente destaca sobre las cuestiones de privilegio que existían bajo los regímenes pri-panistas, ¡lo cual es obvio, hombre! No veo cómo pueden tapar el sol con un dedo. Pero otra cosa es lo delictivo que existía: las composiciones accionarias, los favores que se hicieron… Cuando por primera vez se me ocurrió preguntar, conversando con el director de Bibliotecas, acerca de las suscripciones a Nexos, la respuesta era terrible. El problema no era que se compraran suscripciones para las bibliotecas, es que se compraban cinco para una biblioteca de pueblo y no se leía una sola. Esta era la situación de privilegio, descarada.

Si recibimos siete revistas y hay uno, dos lectores; bueno, pues compramos dos. En ese sentido, puedo decir que por lo menos en el Fondo no hay ningún tipo de discriminación. Les puedo asegurar que en las librerías del Fondo y Educal seguimos vendiendo los ejemplares de Letras Libres y del Grupo Nexos, con su editorial Cal y Arena. De hecho pregunté sobre esto y tenemos 174 títulos en solo una librería. Y estaban las obras de Aguilar Camín, etcétera. A mí no me gustan estos intelectuales de sistema que hicieron su “bisne” vinculado a su posición política, pero bueno, sus fondos editoriales son respetables. Tenemos que recordar que gracias a Cal y Arena leímos a Rubem Fonseca en México, y en el listado de esta editorial hay un montón de novelas interesantes. Eso sí: tenemos un problema, no podemos hacer contratos mientras estén sujetos a investigación por un fraude contra el Infonavit. Esa instrucción nos llegó, ¡pero no hacemos contratos! Nosotros teníamos los fondos de distribución y los seguimos circulando. Entonces todo este canto de “nos censuran”, “nos persiguen”… Colega, ¿sabe qué?, mejor ni le mueva porque van a aparecer tantos trapos sucios que se van a ahogar con ellos.

DELGADO: ¿Por qué no aparecen de una vez los trapos sucios, Paco?

TAIBO: Por lo obvio de siempre. Necesitarías generar un tipo de investigaciones que nos hubieran consumido. Sí compramos libros de estas editoriales, y vamos a seguir distribuyéndolos. ¡Nada más faltaba coartar la libertad de expresión! Hemos peleado toda la vida por esto, no la vamos a limitar ahora. Gusten o no gusten. A mí no me gustan esos títulos, en lo más mínimo, ni los leo desde hace muchos años. Pero bueno, esta actitud política es personal, no tiene nada que ver con la postura del Fondo. Las puertas están abiertas.

El problema de las investigaciones es que detrás de la apariencia hay un nudo, y nosotros lo vivimos en el Fondo. Todo lo que pasaba estaba justificado en el papel, en teoría y en apariencia, y esto no te permitía avanzar. Pero si estas investigaciones comienzan a abrirse y revisarse bien, veríamos que estas situaciones van más allá del privilegio. Que privilegiados eran, ya lo sabemos, es obvio. Ahora es algo más que un privilegio. Y yo creo que las investigaciones van a proseguir en este sentido. Cuánto más agiten el cotarro, más se exponen a la luz.

PÁEZ: Paco, ¿entonces el fondo que tienes ahora mismo de Cal y Arena específicamente, se va a mover? No van a poder comprarle nueva obra porque simplemente están limitados por la Secretaría de la Función Pública.

TAIBO: Sí, pero tiene matices la historia. La relación es desde hace año y medio. Con la industria privada, el Fondo dejó de comprar. Hicimos lo que todo librero: recibimos la consignación, vendemos, se paga, y lo que no se vende, se devuelve. No le compramos a nadie, porque el error era que se habían comprado de manera discrecional cosas muy raras, operaciones turbias, fraudulentas, que no dependían de nosotros, ¿pero cómo lo discutes? Entonces nos limitamos a recibir la consignación. Y no somos los únicos, lo mismo hace El Sótano o Gandhi. No es que vayamos a cerrarle la puerta a Cal y Arena o a Letras Libres, es que no podemos generar contratos, pues de todas formas no lo estábamos haciendo.

Héctor Aguilar Camín, en una imagen de 2016, cuando fue reconocido con el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural, Fernando Benítez, en el marco de la edición 30 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Foto: Cuartoscuro/Archivo

PÁEZ: En el caso de Letras Libres, ¿cuál es la situación?

TAIBO: Había una situación de compras raras. ¿Por qué se compraban suscripciones para Madrid? ¿En qué embajadas llegaban más ejemplares de Letras Libres? Pero bueno, esta es la minucia de la historia. Los libros de vuelta que distribuía a Clio y etcétera, pues igual no han producido nada interesante últimamente. Los libros de viejas consignaciones, los vendemos y pagamos. Yo les sugeriría a “los hijos de la Operación Berlín y el baile interminable de la lana” que más les vale que se queden en su esquinita o que vayan cambiando de país muy pronto.

DELGADO: Eso suena a amenaza…

TAIBO: ¡No, hombre! Es un consejo fraternal. Les estoy dando un sabio consejo. Supongo que harán lo que quieran… de todas maneras suelen tener situaciones de privilegio en torno a universidades norteamericanas, etcétera. ¿Qué vas a amenazar?

DELGADO: Los hijos de la Operación Berlín, los que tramaron esta campaña contra Andrés Manuel López Obrador… Suponiendo que eso fuera cierto, cosa que ha negado Enrique Krauze, ¿no hay un ánimo de venganza, viniendo del director del Fondo de Cultura Económica?

PACO: ¿Llamarlos “los hijos de la Operación Berlín”? ¡No, es sólo un calificativo! Todo mundo sabe que tengo una lengua más poderosa que mi capacidad para controlarla. Mis opiniones personales son acerca de la claridad, ese es el problema. Esa alharaca y rollo de “nos están censurando”. Ahí están los libros, la prueba es que cuando quieran pueden ir a comprarlos. Nosotros no podemos ocultar esto. Son cien librerías del Fondo y Educal y ahí están los libros, y por cierto algunos muy buenos.

Cómo decirlo en lenguaje brutal, pero al mismo tiempo amable… ¿De verás creen que hay un proceso de censura o una situación de irregularidad manifiesta? Ya quedó demostrado que tenían relaciones de privilegio con el aparato del Estado. Puedes comparar historias del conocimiento común, como cuánta publicidad recibían estos o aquellos o cuántas suscripciones se compraban. Por ejemplo, la relación entre las suscripciones a Proceso y las de Letras Libres y Nexos. ¡Veánla, ahí está! Pregunten a Bibliotecas, que era uno de los compradores de suscripciones a revistas.

Enrique Krauze, en una imagen de 2017, cuando encabezó la charla “40 años de la reanudación de las relaciones entre México y España, en también participó Tomas Pérez Vallejo, esto en la edición 31 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Foto: Cuartoscuro/Archivo

PÁEZ: Pérez Gay lo comparaba con La Jornada y decía que es el tercer medio que más publicidad recibe en México, mientras que otros son castigados. Y no podemos ignorar que La Jornada es muy cercana al corazón de López Obrador.

TAIBO: Yo mismo soy lector de La Jornada y suscriptor. ¿Qué ahora vamos a vestirnos de caperucita verde? ¡Somos caperucita roja, compadre! Ahora, pregunten a La Jornada por qué durante años no publicaban los resultados de la Lotería Nacional y todos los demás sí? La Jornada fue castigada, al igual que Proceso, a lo largo de años. Todos los medios medianamente progresistas recibieron palo durante mucho tiempo. Ahí está la famosa frase de “no pago para que me peguen”.

PÁEZ: Pero no con Calderón ni con Peña… a La Jornada de hecho le fue muy bien con estos presidentes.

TAIBO: Bueno, entre comillas. Pregúntenle a Carmen.

TAIBO: Son datos públicos. En el caso de Proceso, hubo boicot publicitario desde Fox-Calderón-Peña…

PÁEZ: O SinEmbargo, que no tuvo un peso en el sexenio de Peña Nieto…

DELGADO: Finalmente es información pública sobre lo que hay que deliberar y este Gobierno también es muy discrecional en la asignación publicitaria. Ese es un tema que también hay que abordar porque esta administración no le ha dado un peso a Nexos y a Letras Libres.

TAIBO: ¿Todavía existen? Me quedé con la sensación de que se habían quedado a vivir en el clóset y que sólo publican en digital, ¿no? Pero Alejandro, tocaste el tema de SinEmbargo, que es bien interesante. ¿En qué medios están nuestros posibles lectores del FCE? Y bueno, hago mi lista y por supuesto está SinEmbargo. Había una normativa absurda heredada, que me impedía darle publicidad a redes.

Luego vinieron los recortes y el Fondo se quedó sin un quinto para hacer publicidad. Creo que nos queda un sólo anuncio en un periódico, eso nos quedó. Y bueno, se acabó la discusión; pasó de ser teórica a ser práctica. Yo incluí rápidamente los medios digitales, ¿por qué el castigo? Las revistas de provincia y ciertos periódicos son el contacto natural para los lectores que yo estaba buscando.

¿Qué se generan procesos discriminatorios? No lo sé, no estoy metido en ese debate. No he conversado con Jesús [Jesús Ramírez Cuéllar, vocero de la Presidencia de México], quien es el corazón de este debate. ¿Pero qué clase de defensa es esa? ¿Cómo los privilegiados del viejo régimen ahora señalan el privilegio de otros? ¡Que no se azoten que hay vidrios en el suelo! Y no digan que es una amenaza, pero se van a quedar con las patitas cortadas por andar pisando tanto vidrio. Es sabido de todos este súper privilegio de los intelectuales orgánicos del viejo régimen.

Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica, dijo la tarde este jueves que la familia Salinas de Gortari tiene o tenía acciones  en la editorial Cal y Arena, que es un brazo del Grupo Nexos, que encabeza Héctor Aguilar Camín, Foto: Cuartoscuro/Archivo

PÁEZ: Ayer Pérez Gay dijo que sabía de la relación privilegiada de Aguilar Camín con Carlos Salinas de Gortari. Tampoco es algo nuevo, está escrito y documentado.

TAIBO: Que me digan el porcentaje de acciones que tiene o tenía la familia Salinas de Gortari de Cal y Arena…

DELGADO: ¿Tú sabes de cierto esto? Carlos Salinas accionista de Nexos y Cal y Arena…

TAIBO: Sí, que los chicos de Berlín las hagan públicas…

DELGADO: En el caso de Letras Libres y Clío el dueño es el ciudadano Enrique Krauze.

TAIBO: Le hiciste favor con lo de ciudadano. ¡Ciudadano es el que tiene Patria, hombre! Es tan público y tan sabido que un sector de los intelectuales mexicanos vendieron el alma, y la vendieron cara nomás porque eran buenos bisneros.

DELGADO: Tanto Krauze como Aguilar Camín están diciendo que no hay nada indebido, que todo es legal, que no se han robado dinero del pueblo.

TAIBO: ¿Se me permite tener serias dudas al respecto, como ciudadano? Yo he vivido sin recibir un peso del aparato del Estado como escritor, durante 50 años. Ni becas, ni premios, ni nada. Para los que vivían del aparato estatal, había costos políticos: “Tápale a la masacre, dale con todo lo que tengas a los maestros”. Saben que tengo razón.

PÁEZ: Ayer Álvaro Delgado cerraba la conversación que tuvimos con Pérez Gay con un: “¡Qué nadie se asuste!”. Estos son temas que forman parte de una democracia y qué bueno que puedan ser hablados.

TAIBO: En ese sentido es fundamental la labor periodística de volver discutible lo indiscutible Y pedir a los que se defienden que demuestren.

DELGADO: De hecho de la misma manera, le hemos pedido a Enrique Krauze que se una a la conversación en este espacio, para platicar de manera abierta, respetuosa y clara ante la ciudadanía. De eso se trata, ojalá que acceda.

TAIBO: Y habría que añadir a este debate a Jesús; yo creo que es importante que explique la actitud del Gobierno. Y hablar con el director de Bibliotecas para preguntar si tiene documentados los privilegios que existían. Es sano el debate, que la gente sepa y se informe. Y que tomemos partido, eso es inevitable. Y no hablo en nombre del sistema o defendiendo a Andrés, él se defiende solo; yo estoy dando mi punto de vista como hijo de una sociedad que durante años vivió situaciones absolutamente de privilegio para unos y cerrazón para otros. Y hay otro tema al que todavía no se ha entrado: el problema de Cultura. Tarde o temprano habría que pedirle a este sector que dé sus datos e información sobre esta situación de privilegio, y en su caso, de abuso. Habría que ir más al fondo. Yo solo doy un consejo, que es lo que le decía Sherlock Holmes a Watson: “Follow the money”… Sigue la lana.

DELGADO: Paco, gracias por tu participación el día de hoy. Qué bueno que se genere debate. La democracia es así, ruidosa.

TAIBO: Absolutamente.

***

El pasado martes, el historiador y editor Enrique Krauze Kleinbort dijo en Twitter que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ataca a personas críticas para desviar la atención por los miles de muertos que ha dejado la pandemia de la COVID-19, luego de que la mañana del 8 de septiembre el Presidente exhibiera en su conferencia mañanera cuánto recibió la revista Letras Libres en las anteriores administraciones federales.

En tanto, la organización PEN Internacional pidió a las autoridades mexicanas no descalificar ni sancionar a medios de comunicación, como lo hizo recientemente la Secretaría de la Función Pública (SFP) con la revista Nexos, que dirige el escritor e historiador Héctor Aguilar Camín, quien como Krauze Kleinbort ha sido un crítico de López Obrador muchos años antes de que el político tabasqueño se convirtiera en Presidente de México.

Krauze respondió al Jefe del Ejecutivo federal, quien en su conferencia matutina aseguró que la revista Letras Libres, dirigida por el también escritor, fue básicamente subsidiada por pasadas administraciones gubernamentales.

Desde el pasado 20 de agosto, La Secretaría de la Función Pública (SFP) prohibió a las dependencias y entidades de la administración pública federal, empresas productivas del Estado y a los gobiernos estatales abstenerse dos años para aceptar propuestas o celebrar contratos con la empresa Nexos Sociedad, Ciencia y Literatura, S.A. de C.V. que, desde 2009, dirige el periodista e historiador Héctor Aguilar Camín, quien ha sido durante años uno de los principales críticos del Presidente Andrés Manuel López Obrador. La revista calificó dicha sanción como “desproporcionada” y aseguró que esto “muestra hostilidad contra los medios críticos” en el Gobierno actual.

A mediados de julio, AMLO respondió a intelectuales, entre ellos el propio Aguilar Camín, que “un día antes se pronunciaron en favor de construir una alianza ciudadana que, junto con la oposición, construya un bloque para asegurar que la Cámara de Diputados recobre el papel de contrapeso a la figura presidencial”.