Terminan con el escaneo de alumnos antes de entrar a las escuelas y con prejuicios sobre su vestimenta

June 19, 2019 - por

Terminan con el escaneo de alumnos antes de entrar a las escuelas y con prejuicios sobre su vestimenta

Respeto a alumnos, demandan padres.

No más auscultación de estudiantes mediante un escáners de mano en las escuelas angelinas ni prejuicios sobre su vestimenta. Así lo resolvieron miembros de la Junta Educativa del distrito escolar.

Los registros con los que se les examinaban sus cuerpos y pertenencias mostraron ser ineficaces, además de intrusivos y excesivos, señaló la coalición de “Students not Supects” o “Estudiantes no sospechosos”.

La resolución que detendrá esas revisiones el 1 de julio de 2020, no prohíbe las búsquedas en las que exista una sospecha razonable de que se haya violado una regla o ley escolar, pero impide que el LAUSD implemente otras búsquedas al azar o aumente el número de oficiales en el campus.

La coalición “Students not Suspects” trabajará con el distrito para buscar maneras de formular políticas que protejan a los estudiantes de una manera efectiva.

“Agradecemos a la junta directiva por apoyar a los estudiantes creando entornos de aprendizaje seguros y acogedores  para todos”, dijo Irene Rivera, defensora de la justicia educativa y organizadora de Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, siglas en inglés) SoCal.

Agregó:

“Nos complace que esta política ineficaz y discriminatoria sea eliminada. Comenzaremos a trabajar juntos de inmediato para construir una visión de seguridad escolar integral que respete los derechos civiles y las libertades civiles de los estudiantes “.

La resolución para terminar estos registros fue apoyada por la presidenta de la junta, Mónica García, y los miembros de la misma, Jackie Goldberg, Kelly Gonez, Nick Melvoin, y el miembro de la junta estudiantil, Tyler Okeke.

La madre de familia María Ortiz aseguró que la mayor parte de esos registros se hace a alumnos latinos y afroamericanos.

Consideró que no son efectivos esos sistemas ya que se ha demostrado en planteles de otros sitios con las misma práctica, que cuando un alumnos quiere introducir algo indebido a un plantel – como una arma- lo hace burlando vigilancias.

La Junta de Educación votó, asimismo, para actualizar la política del código de vestimenta escolar para reflejar el apoyo de todos los estudiantes sin ser demasiado restrictiva en los campus individuales.

La Oficina de Relaciones Humanas, Diversidad y Equidad trabajará en un código de vestimenta revisado, con las aportaciones de los estudiantes, y hará recomendaciones para su implementación en enero de 2020.

Tyler Okeke, miembro de la Junta Estudiantil, autor de la resolución aprobada, dijo: “Me postulé para la junta sobre los temas de la agencia cívica y por poner fin a las políticas discriminatorias de código de vestimenta”.

“Estoy feliz de que en mi último día sirviendo como miembro de la junta estudiantil, he asegurado un futuro para mis compañeros que está a salvo de las políticas discriminatorias de código de vestimenta y su aplicación punitiva. Las políticas de código de vestimenta deben afirmar todas las identidades y permitir que los estudiantes se expresen libres de sobre-sexualización, humillación y reproche”.

“Esperamos trabajar con nuestros estudiantes para desarrollar un código de vestimenta revisado que esté libre de discriminación y acoso y garantice que cada estudiante tenga el mismo acceso a una gran educación”, dijo el Superintendente Austin Beutner.

La madre Ortiz dijo que se ha criminalizado a los estudiantes en vez de estimularlos, que se sientan apreciados y respetados.

Dijo que la distinción de los alumnos con base en su vestimenta, es grosera, provoca dolor y resentimiento.

Jackie Goldberg, miembro de la Junta, dijo: “El código de vestimenta debe abordar la diversidad en nuestra inscripción de estudiantes y reflejar cómo cambian los tiempos”.

“Es importante que revisemos con frecuencia los códigos de vestimenta escolar del Distrito para garantizar que nuestras directrices reflejen las preocupaciones actuales y promuevan un ambiente escolar seguro sin interrupciones”, resaltó  George J. McKenna III, integrante de la Junta.

Y Kelly Gonez, también perteneciente a la Junta Educativa, co-patrocinadora de la resolución, dijo: “Cuando nuestras políticas respetan la individualidad de los estudiantes y reconocen diversas culturas, tanto nuestros estudiantes como las escuelas se benefician. Me alegro de que tomemos este paso para asegurar que los códigos de vestimenta no anuncien a las mujeres, a los miembros de la comunidad LGBTQ o a cualquier estudiante en función de lo que decidan usar. Gracias al miembro de la Junta Okeke por su persistencia en este tema crítico para los estudiantes”.