Todos a sus hogares, ordenan autoridades angelinas. Salidas, sólo para lo estrictamente necesario

March 20, 2020 - por

Todos a sus hogares, ordenan autoridades angelinas. Salidas, sólo para lo estrictamente necesario

Alcalde Eric Garcetti.

Los funcionarios del Condado de Los Ángeles han emitido la orden “Más seguro en casa” instando a todo residente a permanecer en sus hogares para detener la propagación del coronavirus.

Si bien no se prohíben completamente las actividades al aire libre, la orden prohíbe las reuniones de 10 o más personas. La orden permite el personal del cuidado de la salud, empleados del gobierno y de la industria alimentaria a continuar su  trabajo, pero otros están siendo alentados a quedarse en casa.

La orden ya entró este día y durará por lo menos hasta el  19 de abril, y podría extenderse si es necesario, indicaron los funcionarios de salud del condado.

“Sabemos que quedarse en casa y limitar el contacto cercano es la mejor manera para evitar la propagación de la comunidad”, dijo la supervisora ​​del condado Kathryn Barger.

“Nosotros sabemos que el distanciamiento social no significa la restricción de salir y no significa aislamiento. Aún lo alentamos a mantenerse conectado con su comunidad y seres queridos de manera creativa y pasar un tiempo al aire libre. Personas que trabajan en funciones esenciales dentro de la asistencia sanitaria, el gobierno y las industrias alimentarias seguirán trabajando, pero instamos a otros empleados a quedarse en casa”, agregó.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles continuará brindando educación en línea y repartiendo comida en los centros de distribución. Los puertos de Long Beach y Los Ángeles también  continuarán operando, dijo Barger.

El Metro de Los Ángeles también continuará brindando servicio de tránsito.

Pero la orden exige que cierren negocios no esenciales.

“Todas las empresas, incluidos museos, centros comerciales, tiendas minoristas, las empresas con fines de lucro y las organizaciones sin fines de lucro deben parar las operaciones que requieren que los trabajadores estén presentes en persona.

No se permite tampoco reuniones públicas o privadas de cualquier tamaño que ocurra fuera de una sola casa, agregó el alcalde.

“Quiero ser claro sobre esto, que la única vez que deberías salir de su hogar es para actividades y necesidades esenciales: obtener comida, cuidar un pariente o amigo o un niño, obtener  atención médica necesaria, salir a caminar en su barrio. Creo que ha habido términos terribles, como el toque de queda. Nadie está encerrado. Le recomendamos que no se encierre. Esto no es refugio en el lugar como un tiroteo en la escuela. Esto es quedarse en casa, porque estarás más seguro en casa. Las únicas personas que deberían salir de casa y salir son aquellos cuyos trabajos son críticos para la seguridad, la salud y la seguridad de la ciudad, así como la economía de recuperación para nosotros y la nación durante este crisis.”

La iniciativa busca que la población permanezca en sus hogares y solo salga para realizar actividades esenciales. 

Garcetti dijo que “los datos son claros” en que la ciudad y el condado han visto el rápido aumento de casos de coronavirus como lo  vivió Italia.

“No podemos esperar y debemos actuar ahora”, declaró Garcetti.

Para los restaurantes, el condado tiene la capacidad de retirar el permiso de servicio del establecimiento si no cumplen con la orden, pero Barger dijo que muchas empresas grandes le han dicho que cumplirán.

Negocios que se consideran “esenciales” y que se les permite permanecer abrir bajo la orden incluye estaciones de policía y bomberos, cárceles, tribunales, servicios gubernamentales, servicios públicos, estaciones de servicio, talleres de reparación, hospitales y centros de salud, supermercados, mercados de agricultores, tiendas de conveniencia, restaurantes, ferreterías, guarderías, electricistas, lavanderías, medios de comunicación e instituciones educativas.

Bárbara Ferrer, Directora del Departamento de Salud Pública de Los Ángeles, dijo que si las personas experimentan síntomas de enfermedad respiratoria, no podrán entrar a espacios públicos.

“Necesitamos de reducir la cantidad de casos nuevos que tenemos”, dijo Ferrer,  que habrá un estrago en el sistema de atención médica del condado si no se hace.

Ferrer termino diciendo que las predicciones no son inexactas para decir cuantas personas más podrían estar infectadas en el Condado de Los Ángeles.