Trump, inspirador del terrorismo de ultraderecha

October 26, 2018 - por

Trump, inspirador del terrorismo de ultraderecha

Juan José Gutiérrez en una marcha en Los Angeles.

LOS ANGELES

A escasos trece días de celebrarse los comicios de medio término que definirá que partido político controlará el Congreso del país, de súbito estalló toda una campaña terrorista que consiste en el envío por correo de bombas caseras. Los blancoa de esta explosiva operación terrorista son prominentes políticos demócratas, medios de difusión, personalidades del mundo de la filantropía y artistas que abiertamente se han distinguido por ser adversarios políticos del presidente Donald Trump.

Hasta el día de hoy, las autoridades, basadas en diversos estados del país, han documentados el envió de catorce bombas. Los destinatarios de estos paquetes terroristas incluyen a Bill Clinton y Barack Obama (dos ex presidentes); Joe Biden (ex-Vice Presidente); Hilary Clinton (ex-Secretaria de Estado y ex candidata a presidente por el Partido Demócrata); John Brennan (ex-Director de la Agencia Central de Inteligencia – CIA), y James Clapper (ex-Director de la Inteligencia Nacional); Eric Holder (ex-Fiscal General de la Nación); Senadora Kamala Harris (D-CA), y Senador Corey Booker (D-NJ); Diputada Maxine Waters (D-Los Ángeles), y Diputada Debbie Wasserman (D-Fla.); George Soros & Tom Steyer – dos reconocidos multi-millonarios y filántropos de causas progresistas; el reconocido actor Robert DeNiro, y la cadena de televisión CNN.

En la medida en que esta campaña de terror fue creciendo un pánico generalizado se fue apoderando entre buena parte de la población del país. Los responsables de la seguridad nacional de inmediato asignaron enormes recursos tecnológicos a los agentes miembros de equipos especializados del Buro Federal de Investigación (FBI) y de otros cuerpos policiacos y de seguridad nacional. Tanto el pueblo como las víctimas de estos ataques terroristas elevaron de diversas formas sus quejas y demandaron acción y resultados por parte de las autoridades responsables de resguardar el orden y poner fin a estas peligrosas amenazas terroristas.

Los resultados no se hicieron esperar. Para el mediodía del viernes, las autoridades informaron en conferencia de prensa del arresto de César Sayoc como el sospechoso y probable responsable del envió de las bombas. Este sujeto tiene 56 años de edad, nació en Brooklyn, Nueva York, es residente en la Ciudad de Fort Lauderdale, Florida,  es militante del Partido Republicano, y un fanático de las causas de la ultraderecha republicana y del Presidente Donald Trump.

La anterior cronología  explica cuándo empezó esta campaña de terror y quién es su probable autor material pero no establece quienes son los autores intelectuales y verdaderos responsables de estas acciones criminales.

Primero, afirmo que lo que la ciudadanía hemos estado experimentando en este país durante los últimos tres años no es otra cosa que un peligroso terrorismo político de derecha. Este extremismo ha venido creciendo y tiene sus orígenes mucho antes que Donald Trump irrumpiera en el escenario publico nacional. Mucho antes que el actual Presidente, republicanos que contendieron para lograr la nominación del Partido Republicano para presidente del país como Pat Buchanan, y mucho antes que este, en 1964, el ex-Senador por Arizona Barry Goldwater, y por ningún motivo debe quedar fuera de esta bancada de nazis modernos el ex-gobernador Pete Wilson, quien gobernó California de 1990 a 1998. El racismo y el odio que estos políticos sembraron por décadas entre vastos sectores del electorado estadounidenses hacia los inmigrantes, las minorías raciales, los sindicatos y las mujeres es toda una leyenda.

La campaña electoral de Donald Trump para lograr la nominación para ser el abanderado por el Partido Republicano y para después ser electo Presidente de la nación más poderosa del planeta se basó en una agresiva política basada en el racismo más descarnado del que se tenga memoria contra los mexicanos y contra México. Las llamas de ese odio en contra de los inmigrantes que Donald Trump de forma permanente alimenta ha venido creciendo de forma asombrosa hasta el punto de inspirar acciones violentas de parte de los partidarios del inquilino de la Casa Blanca.

Primero lo sentimos y luego lo vivimos cuando el año pasado elementos neo-fascistas pertenecientes a grupos como el Klu Klux Klan y a agrupaciones neo-nazis se manifestaron de forma pública y violeta en la Universidad de Virginia en la ciudad de Charlotesville, Virginia. Ahí luego de marchar con infinidad de antorchas encendidas y gritar hasta el cansancio consignas como “Los Judíos No Nos Re-emplazaran”, “La Raza Blanca Ahora – La Raza Blanca Por Siempre”, y otras consignas similares, de forma sorpresiva se lanzaron a repartir golpes a diestra y siniestra contra un masivo grupo de manifestantes progresistas que protestaban pacíficamente la presencia de los extremistas en su campus universitario. Cuando la batalla campal terminó, Heather Heyer, una mujer de escasos 32 años de edad había sido asesinada y cerca de treinta personas sufrieron heridas graves a manos de los neonazis..

Ante estos graves sucesos, el presidente Trump se dirigió y habló a la nación. En su mensaje, no condenó la violencia de la ultraderecha que puso fin a la vida de Heather Heyer sino que condenó a los grupos progresistas que manifestaron su repudio a los neo-nazis. Para Trump, la responsabilidad de los trágicos sucesos en Charlotesville le correspondía por partes iguales tanto a los neo-fascistas como a los grupos democráticos agredidos con de saña por los primeros. El pueblo norteamericano quedó estupefacto ante el mensaje que les envió el presidente.

Sin duda, el comportamiento del presidente  Trump hacia los grupos violentos de derechaha envalentonado a sus elementos más extremistas y los está motivando a tomar acciones violentas en contra de aquellas personas o grupos que se oponen a su política racista y misógina.

Sin duda, este es el caso de César Sayoc. Mas debemos de recalcar que si bien es cierto que el Sr. Sayoc es el autor material de la más reciente campaña de terrorismo de derecha, también tenemos la obligación de subrayar que el autor intelectual de estas peligrosísimas operaciones neo-fascistas es el presidente  Trump. Su mensaje de odio que tanto a acentuado la polarización política que se vive en el país constituye una señal, un suerte de luz verde, para desatar acciones de un mas marcado terrorismo de derecha.

Lo incomprensible de esta campaña de terrorismo nacionalista republicana es que viene cargada de una total irracionalidad. A escasos 10 días de las elecciones de medio término, las acciones extremistas de la militancia neo-fascista estadounidense no beneficiará a los candidatos republicanos que luchan por mantener el control del Congreso Federal. En realidad quienes mejor partido sacan de la irracionalidad de los terroristas de derecha son los candidatos demócratas que mejoran con el paso de las horas sus probabilidades de recuperar el control por lo menos de la Cámara Baja del Congreso.

Es la responsabilidad de quienes creemos en el cambio pacífico y democrático mantenernos alertas ante los crecientes ataques terroristas de la derecha republicana. Más no nos quedemos ahí. Redoblemos esfuerzos para arrancar el poder que hasta este momento han ostentados los Congresistas del Partido Republicanos que tanto daño le están causando al medio ambiente, a las minorías raciales, a las mujeres, a los sindicatos y a los inmigrantes.

*Juan José Gutiérrez es el coordinador de la Coalición Derechos Plenos Para Los Inmigrantes y fundador del Comité MORENA – Los Ángeles.  Fue el dirigente que articuló la defensa latina contra la Proposición 187 y la derrotó en cortes. En octubre de 1994 organizó la hasta entonces mayor marcha latina en Estados Unidos, cuando más de 300 mil hispanohablantes fueron del este al centro angelino a protestar contra esa proposición de republicanos antinmigrantes.