Trump intenta rectificar declaraciones sobre Rusia; le llueven críticas

July 17, 2018 - por

Trump intenta rectificar declaraciones sobre Rusia; le llueven críticas

El presidente de EU, Donald Trump (izq) y el de Rusia, Vladimir Putin (der) durante conferencia de prensa tras su reunión el pasado 16 de julio de 2018. Foto Ap

Nueva York. 

Ante la tormenta de críticas por sus declaraciones en la cumbre con su contraparte rusa, el presidente Donald Trump intentó hoy rectificar afirmando que aceptaba la conclusión de sus agencias de inteligencia de que el gobierno de Vladimir Putin había intervenido en la eleccion estadunidense, pero de inmediato minó su propia corrección al agregar que es posible que hayan sido “otros” los responsables.

Trump argumentó que buscaba decir lo opuesto cuando dijo en Helsinki el lunes que no veía la razón por la cuál Rusia interferiría en la elección estadunidense de 2016. “La frase debería de haber sido ‘yo no veo ninguna razón… por la cual no sería Rusia’ en lugar de “por la cual sería”, declaró ante reporteros ya de regreso en la Casa Blanca, afirmando que formuló mal su declaración en Helsinki el día anterior en la que expresó duda sobre el consenso de las agencias de inteligencia de que Rusia intervino en la eleccion de 2016.

Trump enfatizó que “aceptó la conclusión de nuestra comunidad de inteligencia de que tuvo lugar la intromisión de Rusia en la eleccion de 2016”.

Pero inmediatamente después agrego: “Podría haber sido otra gente también. Mucha gente allá afuera. No hubo ninguna colusión”.

O sea, rectificó sólo para acabar regresando a lo mismo, rehúsar culpar a su contraparte rusa mientras ponía en entredicho lo que afirmaba su propio gobierno, algo que detonó condenas y críticas no solo por opositores sino también de líderes políticos de su propio partido, algunos incluso usando una nueva palabra en el debate político: traición.

Su primera reacción a la ola de críticas fue desafiarlas y declarar que, como todo lo que hace, la cumbre fue un gran éxito. Insistió en que su desastrosa reunión con los aliados de la OTAN fue muy buena, que la cumbre con Putin “fue aún mejor”. Después hizo lo de siempre, culpó a los medios de distorsionar sus palabras en Helsinki.

Pero esta vez, eso no funcionó y poco más de 24 horas después intentó rectificar. Sin embargo, la frase que dijo que había sido mal formulada no es consistente con las otras frases en las que dejó claro que aceptaba la declaración de Putin de que no había intervenido en el ciclo electoral.

La tormenta que provocó aquí la cumbre entre Trump y Putin continuó por segundo día, con opositores políticos y otros acusando que el mandatario subordinó el interés nacional a su interés personal y los del “adversario” histórico de Rusia. Algunos, como el ex jefe de la CIA John Brennan, calificó la actuación como “acto de traición”.

Pero aún más alarmante para el presidente y su círculo fue la reacción de líderes de su propio partido y un coro de comentaristas que antes se dedicaban a justificar cualquier declaración de este presidente.

Los dos líderes republicanos del Congreso se vieron obligados a declarar, por segundo día, que comparten el consenso de las agencias de inteligencia, y que, como lo dijo el líder del Senado Mitch McConnell, “los países europeos son nuestros amigos, los rusos no” y que los rusos están intentando, como dijo el presidente de la cámara baja Paul Ryan, “minar la democracia misma”. Algunos republicanos denunciaron la actuación del presidente como “vergonzosa”, “débil” y “dañina a los intereses de Estados Unidos”, pero muchos otros optaron por guardar silencio aunque casi nadie se atrevió a tratar de defender al presidente.

Algunos conductores de noticieros nacionales reportaron el evento como una actuación “vergonzosa”, columnistas de un amplio abanico expresaron su alarma y asombro. El New York Times opinó en su editorial que “lo único claro es que un presidente que está muy fuera de su competencia está metiendo a Estados Unidos en problemas profundos”.

Pero aún más notable y posiblemente sin precedente es el creciente uso de la palabra “traición” por comentaristas de todo tipo, abogados constitucionales como Laurence Tribe de Harvard, influyentes conductores de programas nocturnos nacionales de charla como Stephen Colbert y Jimmy Fallon y celebridades como Michael Moore y John Cusack entre otros.

Mientras tanto, manifestantes en las afueras de la Casa Blanca en el Parque Lafayette están coreando por segunda noche “traidor, traidor, traidor” y exigiendo la destitución de Trump.

Pero Trump concluyó su noche con otro tuit más: “La reunión entre el presidente Putin y yo fue un gran éxito, ¡excepto en los Medios de Noticias Falsas!”.